sábado 20 de julio de 2024 - Edición Nº2361
Frente de Organizaciones en Lucha » Regionales » 20 feb 2024

Conocer para transformar

Universidad Piquetera: dos años de educación popular

La Universidad Piquetera cerró el 2023 con un balance más que positivo después de casi dos años de construcción colectiva. La formación y debate son los pilares principales de este espacio del FOL que proyecta seguir creciendo, abrir nuevas propuestas en las distintas regionales y construir una biblioteca para el 2024.


La educación popular como bandera 
 

La Universidad Piquetera es un espacio de formación política del FOL que se creó como resultado del debate en la Mesa Nacional de Formosa (Abril 2022). Allí se discutieron los lineamientos generales del plan de estudios y luego, en los meses de mayo, junio y julio un equipo formado a nivel nacional se reunió en distintas ocasiones para desarrollar el organigrama, la definición de los niveles y la organización de los distintos contenidos.

 

“En el FOL entendemos que los conocimientos no son neutrales, tienen un sentido político que puede tener que ver con conservar las cosas como están o puede ayudarnos a comprender la sociedad para transformarla expresaron compas de Fiske Menuco y agregaron que “comprender la historia es una herramienta fundamental para desnaturalizar lo social y comprender las situaciones que vivimos hoy en día”.

 

Desde esta perspectiva la UnPi apunta a compartir saberes, enmarcar nuestras trayectorias individuales en contextos más amplios, y socializar herramientas para comprender la realidad y el contexto en el que vivimos y poder actuar en él para transformarlo. Algunos de los conceptos que se han abordado hasta el momento son capitalismo, patriarcado y la relación entre ambos, la historia argentina, latinoamericana e internacional,  la historia del movimiento piquetero para conocer los orígenes, los distintos momentos y coyunturas y proyectar hacia dónde construir, desde una perspectiva de trabajo territorial complejo que abarque los ejes socioambiental, derechos humanos y género, entre otros.

 

Lxs compañerxs de Mendoza agregaron que “partimos de la base de que los seres humanos no somos sólo pensamiento racional, sino que en nuestro aprendizaje también entran en juego los sentimientos, sensibilidades y afectos. Todo esto debe ser considerado y potenciado en los proceso de construcción colectiva, apostado a una relación pedagógica que no suponga la dominación de unxs sobre otrxs:  la cuadrilla de formación viene trabajando en esta línea, generando talleres, seminarios e insumos didácticos para una educación crítica y comunitaria” y profundizaron en queluchamos por nuestro deseo a una vida digna y hacemos todo lo posible para construir esas vidas en nuestro presente, sin arrojarlas a un futuro incierto. Por esto, creemos que es importante afinar la escucha de estos deseos individuales y colectivos, ponerlos en el centro de nuestra política como organización. 
 

Los primeros desafíos 

 

Uno de los desafíos iniciales para llegar a lo que es hoy la UnPi fue la conformación de los distintos equipos políticos-pedagógicos en varias de las regionales del FOL, a la par que la preparación de los materiales didácticos y la convocatoria a educadores que quisieran sumarse.

 

A su vez, dichos materiales debían pensarse en función de los procesos en los que estuviera cada regional y en base a las necesidades de las mismas. Es así que algunas de las provincias más nuevas en incorporarse al FOL comenzaron realizando formaciones más ligadas a los criterios organizativos, a los principios y los diferentes roles que forman parte del movimiento; mientras que otras regionales con un recorrido más extenso se centraron en materiales más conceptuales, históricos y políticos. En diciembre salieron a la venta tres cuadernillos que se produjeron de la experiencia recopilada durante años de organización para socializar entre organizaciones sociales y populares y para quiénes quieran incorporar mas herramientas para la lucha. Se pueden solicitar por mensaje directo al instagram de la Universidad Piquetera.

En todo este proceso, se pudieron construir núcleos impulsores de UNPI en las regionales: Tucumán, AMBA, Córdoba, Rosario, Olavarría, Chubut, Neuquén, Río Negro y Mendoza que realizaron acciones de formación para más de mil compañerxs de todo el FOL a nivel nacional. Desde estos núcleos se articuló con otras regionales para que también pudieran tener sus instancias formativas. 

Tal es así que por ejemplo el 9 y 10 de diciembre del 2022 se realizó un encuentro de Zona Centro, donde se reunieron durante dos días alrededor de 45 compañerxs de Paraná, Apóstoles (Misiones), Rosario, Mar del Plata, Olavarría, Necochea y las regionales de Buenos Aires. Esto dio un impulso para que luego continuaran durante enero, febrero y marzo en Mar del Plata (15 compas), Apóstoles (10 compas), Rosario (20 compas) Olavarría (30 compas) y Córdoba (10 compas); Mientras que las compañeras de Necochea realizaron un grupo de estudio en conjunto con Olavarría. 

 

También se inició un proceso de coordinación con el proyecto de Universidad Piquetera del FAR/Copa e incipientemente del FPDS CP, con los cuales ya se hizo un primer encuentro en el que participaron 60 educadores. 

 

Los primeros pasos 

 

La primera regional que arrancó la UnPi fue Tucumán con una prueba piloto de 5 encuentros que estructuraron en torno a la recuperación de fechas importantes de nuestras luchas (26 de junio, 1ero de mayo, 8 de marzo, 24 de marzo y 19/20 de diciembre). Andrea, delegada de prensa que participó de la Escuelita de Formación Política de la Universidad Piquetera, cuenta: “Coincidimos con mis compañeras, que fue una experiencia transformadora, no sólo por los conocimientos y las herramientas que adquirimos para poder leer mejor nuestra realidad y poder pensar estrategias para combatir este sistema que nos aliena y empobrece, sino que también fue un refugio, un espacio de contención ante la coyuntura actual que nos generaba una gran angustia e incertidumbre. La escuelita nos permitió estrechar los vínculos, conocernos más entre las compas de las diferentes asambleas y las compas del Frente Darío Santillán, Corriente Plurinacional, a quienes invitamos a participar de estas instancias de formación”

 

En Tucumán la UnPi contó con más de 20 encuentros con módulos de educación popular, análisis de coyuntura, movimiento de trabajadores, poder popular, historia en movimiento piquetero, patriarcado y capitalismo, inicio de políticas neoliberales y las resistencias. Los conceptos, aunque complejos, son abordados a través de los diferentes recursos como el juego, materiales audiovisuales, instancias de teatralización. De esta manera es más fácil asimilarlos y como dice Andrea es gracias “a la cabeza que le pusieron las compas gestores y las y los docentes de este espacio de formación y de este espacio de resistencia

A su vez, desde ese equipo militante se coordinó un encuentro que aglutinó durante un fin de semana a compañerxs de las regionales Catamarca, Salta, Formosa, Santiago del Estero y Jujuy. De esa instancia que se realizó en las instalaciones de la Universidad Nacional de Tucumán, participaron alrededor de 100 compañerxs que se expresaron muy conformes con la propuesta. 

 

En los distintos puntos del país la UnPi tiene la vocación de generar coordinaciones con otros sectores, acercar militancia y generar instancias de socialización de conocimientos. Tal es así que se han tejido redes con la Confederación Mapuche en Fiske Menuco, equipos de investigación y extensión de la Facultad de Sociales y de Economía del Comahue, Maleducadas, Asamblea por el agua y la tierra de Fiske Menuco, Red por la Identidad y Jóvenes por la Identidad, FASINPAT (ex-Zanón), el FPDS CP, Taller Libre de Proyecto Social. 

 

En AMBA se hizo un ciclo de actualidad que abordó el eje derechos humanos a cargo de la Asociación Ex Detenidos-Desaparecidos; el eje deuda a cargo de la Autoconvocatoria por el no Pago y la investigación de la Deuda; y el eje anticriminalización a cargo del Colectivo de Abogadxs Populares La Ciega. De este ciclo toma particular importancia el insumo que se confeccionó junto a lxs abogadxs sobre herramientas para enfrentar la criminalización y persecución política en la coyuntura actual. A partir de este material, que se ha circulado por distintas organizaciones y espacios, se editará un libro para multiplicar esa formación en todo el país y para socializar esa herramienta con otras organizaciones del campo popular ya que es uno de los temas acuciantes debido a la escalada represiva del gobierno actual. 

 

Por su parte, en Tucumán destacan que “otra de las experiencias que estuvo muy buena en el marco de la UNPI fueron las salidas a las agremiaciones históricas emplazadas en el centro de la ciudad, como la FOTIA, que es la Federación Obrera Tucumana de la Industria Azucarera, la Fraternidad, que es la Sociedad del Personal de Conducción de Locomotoras de Ferrocarriles de la Seccional Tucumán, y ATEP, que es la Agremiación Tucumana de Educadores Provinciales. Estos sindicatos son el resultado de la organización de los trabajadores en pos de salarios y condiciones de trabajo mejores en nuestra provincia. Conocer esos espacios creo que nos hace tener más presente esas luchas” dice Andre.

 

Para el desarrollo de las actividades formativas se construyeron vínculos con las Universidades Públicas en el caso de Tucumán, CABA, La Plata y Fiske Menuco. Así mismo, se utilizaron espacios propios del FOL y sindicatos como el de prensa bonaerense, SIPREBO ubicado en La Plata. 

 

Otro aspecto a destacar es que todo este proceso permitió entablar relaciones y contactos con educadores anticapitalistas, editoriales, y cátedras universitarias. En ese sentido, un grupo de compañerxs del FOL participaron de un curso de formación política sobre marxismo y teoría crítica que se dicta en la Fundación Rosa Luxemburgo. 

 

“Estamos en proceso de construir convenios con Universidades públicas. Queda pendiente articular con otras acciones de formación que se realizan en el marco del FOL, como ser las impulsadas por comisiones o espacios de Hábitat, Género, salud, Mediación de conflictos y Bachilleratos Popularesasegura Alejandro, integrante del FOL.

"En AMBA estamos desarrollando una biblioteca popular y se comenzó con un grupo de estudio de verano para darle continuidad a las formaciones. Queremos seguir construyendo espacios de formación política en cada territorio, diversificando los temas que venimos abordando, realizar encuentros antiextractivistas, con perspectiva de géneros, por la vivienda digna y una educación que nos permita seguir construyendo el mundo que soñamos" dice Tania, educadora y compañera de la regional Almirante Brown del FOL.

Por su parte, la regional Tucumán en plenario, decidió proyectar un Nivel 3, o sea, continuar con los ex-alumnos de las dos promociones de UNPI, profundizando temas a definir como marxismo, capitalismo, funcionamiento del sistema, capitalista, socialismo, y algunas cuestiones más político-organizativas. “La idea es que sean grupos más chicos y menos intensos durante el año, pero que se mantengan. Y por otro dar nivel 1 en las asambleas y discutir qué es FOL, cómo nos organizamos, qué es poder popular”

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS