martes 27 de febrero de 2024 - Edición Nº2217
Frente de Organizaciones en Lucha » Novedades » 29 nov 2023

Conformación del gabinete

La casta ya sin miedo, se acomoda en el gobierno de Milei

El presidente electo hizo campaña con la consigna de combatir a los políticos de siempre, a quienes calificó de ser la casta responsable de todos los males del país. Pero tras su triunfo, Milei armó su gobierno con lo más rancio de eso que dijo combatir.


Luego de muchas idas y vueltas, el gabinete de Javier Milei se fue conformando con lo peor de la casta a la que decía combatir. Las negociaciones por los cargos estuvieron atravesadas por tironeos entre La Libertad Avanza y sus socios del PRO, Mauricio Macri y Patricia Bullrich, quienes lograron correr de la escena a figuras importantes de la Libertad Avanza. Pero no fueron los únicos que buscaron acomodarse, sino que también están presentes sectores del peronismo díscolo, encabezado por Florencio Randazzo y Juan Schiaretti, ex gobernador de Córdoba.

El objetivo fue garantizar gobernabilidad y cubrir los puestos que quedaban vacantes, lo que demuestra la falta de experiencia política y de estructura con la que asumió La Libertad Avanza. Así se va delineando un gobierno de claras características neoliberales y de ultraderecha que se prepara para hacer un ajuste feroz sobre la clase trabajadora.

Así, Javier Milei planea eliminar 11 de los 18 ministerios que existen en la actualidad, lo cual significa una reducción abrupta del personal y como consecuencia miles de personas desocupadas. La gran innovación es el ministerio de Capital Humano que absorberá educación, trabajo, salud y desarrollo social. Estos pasarán al rango de secretarías, lo cual significa un fuerte recorte en su presupuesto, tal como sucedió durante el gobierno de Mauricio Macri. Mientras que se mantendrán como ministerios economía, justicia, interior, seguridad, infraestructura, defensa y relaciones exteriores.

 

¿Quiénes son las y los integrantes del equipo de Milei?

Las figuras que ocuparán los ministerios y secretarías son una mezcla de duhaldistas, menemistas, defensores de genocidas y servidores de las empresas privadas y organismos internacionales más poderosos de la región. Es decir, personas muy alejadas de la realidad de las y los laburantes, de sus problemas y necesidades.

Tal vez la candidata más conocida de la casta, que fue opositora a Milei y que ahora se abraza en los canales de televisión, es Patricia Bullrich. Hace algunos días se confirmó que Bullrich volverá a ocupar el ministerio de seguridad y fiel a su estilo tendrá a cargo el despliegue represivo para hacer pasar el ajuste.

Su prontuario es ya conocido, además de recortarle el 13% de los ingresos a lxs jubilados durante el gobierno de La Alianza en los 2000, Bullrich fue la responsable de la desaparición seguida de muerte de Santiago Maldonado, de la persecusión al pueblo mapuche y del asesinato de Rafael Nahuel. Con amplios vínculos con las fuerzas represivas, la ministra hizo una defensa abierta del policía Luis Chocobar, defendió y garantizó que el gatillo fácil no sería condenado sino que por el contrario se transformaría en una política de Estado. Ahora vuelve, de la mano de Milei quien días antes la había acusado de ser una Montonera que ponía bombas en jardines infantiles.

 

Sandra Pettovello al Ministerio de Capital Humano

Esta cartera pasará a estar integrada por las secretarías de trabajo, desarrollo social (ahora llamado niñez y familia), salud y educación. Sandra empezó su militancia, al igual que Sergio Massa, en la UceDé (Unión del Centro Democrático), un partido político conservador liberal fundado por Alvaro Alsogaray quien fue defensor de las Fuerzas Armadas y asesor durante el gobierno de Carlos Menem.

Estudió  Reiki y es Licenciada en Ciencias de las Familias, una carrera de 2 años que se da en la Universidad Austral, conocida por pertenecer a la secta religiosa del Opus Dei y con una clara postura antiderechos. También estudió Políticas Familiares en la Universidad Internacional de Catalunya (otra universidad católica y privada) y Periodismo en la Universidad de Belgrano. Su rol como productora de los programas “La Cornisa” de Luis Majul y “Animales Sueltos” de Fantino, le permitieron a Milei tener amplia cobertura mediática y hacerse conocido.

Más allá de esto, a la futura funcionaria no se le conoce experiencia en la gestión pública, cuestión que prende las alarmas porque deberá manejar cinco áreas claves para la vida de millones de personas.

En los discursos de los últimos días, Milei dijo que si algún ministro osaba gastar más dinero del que correspondiera le cortaría la mano, pero que el único ministerio que tenía la billetera abierta era el de Pettovello. Esto surge a partir de que, como también viene diciendo Milei, los primeros meses de su gestión estarán marcados por un fuerte recorte del gasto público y una política de shock sobre la economía, que traerá momentos muy difíciles y duros a la clase trabajadora. Para llevar a cabo su plan, necesitan políticas de contención social para que la conflictividad no estalle por los aires.

Para alcanzar dicha contención de la pobreza, Petovello contará en su equipo con el apoyo de Pablo de la Torre a cargo de la secretaría de Desarrollo Social. Este dirigente, hermano de Joaquín de la Torre, ex intendente de San Miguel y aliado de Patricia Bullrich, será el encargado de correr de la calle a los movimientos sociales. Pablo, está vinculado además a sectores ultraconservadores de la Iglesia Católica y es un ferviente opositor de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. 

Si bien todavía no hay un plan claro con respecto a los planes, algunas cuestiones que fueron apareciendo dejan entrever una continuidad con las políticas del gobierno anterior y por tantos otros que le precedieron. Esto principalmente se observa en la idea de darles concesiones a los empresarios para que contraten de forma precaria a beneficiarixs de programas de empleo y así ir reduciendo la cantidad; es decir un nuevo “Puente al Empleo” o “Plan Empalme” que ya se demostró que tiene escasos resultados. A su vez, tienen intenciones de convertir esta asistencia al trabajo en una beca de estudio o de capacitación, con el objetivo de desarticular la organización de los movimientos y “terminar con los intermediarios”. En esta misma sintonía, los programas también podrían empezar a ser temporales, como ocurría  a fines y principios del 2000, que duraban seis meses luego de los cuales las personas se las debían arreglar como pudieran.

 

Luis Caputo en el ministerio de economía

Luego de correr a los funcionarios propios de La Libertad Avanza, que lo acompañaron durante toda la campaña y que se posicionaban como una gran promesa, Javier Milei confirmó que su ministro de economía será Luis “Toto” Caputo, a quien se podría calificar como el “Messi de la fuga de dólares”.

Caputo proviene de una familia muy adinerada, ligada a los Macri y que se benefició históricamente por sus relaciones y trabajos en diversos bancos internacionales como JP Morgan y el Deutsche Bank, como así también por su relación con fondos de inversión, que lo llevaron a fundar uno propio, llamado Axis, en el 2008. 

Caputo tuvo sus tres meses de gloria cuando estuvo a cargo del Banco Central en junio del 2018, momento para el cual el gobierno de Macri ya había adquirido el préstamo del FMI. En su gestión, el dólar pasó de 28 pesos a 40, produciendo así una devaluación de casi el 40%. Esta suba no fue casualidad ni algo imprevisto, sino que estuvo impulsada por el mismísimo Caputo en pos de beneficiarse a sí mismo y a sus amigos banqueros.

La política del economista consistió en subastar millones de dólares a un precio menor que el del mercado, y así los 45 mil millones de dólares del FMI se fueron como por un tubo a las arcas de los paraísos fiscales, cuentas offshore, bancos y fondos de inversión, de los cuales algunos pertenecen a Caputo y allegados. Luego de perpetuar esta estafa que hundió al país, el FMI le soltó la mano argumentando falta de transparencia y el flamante ministro tuvo que retirarse.

La asunción de Caputo al frente del ministerio de economía postergará la dolarización que impulsó a Milei al poder, por lo cual otra de sus promesas de campaña se diluye incluso antes de su asunción. La misión de Toto será entonces desarmar la deuda que mantiene el Banco Central con los demás bancos, a través de las Leliqs. Aún no está claro cómo lo  harán, pero las posibilidades incluyen desde una confiscación de los ahorros de las personas, una gran devaluación, mayores niveles de endeudamiento con el FMI y la venta de empresas del Estado para hacerse de los dólares. Es decir, ninguna medida pensada en mejorar la vida del pueblo sino que por el contrario y como ya viene anticipando Javier Milei “nos esperan por lo menos seis meses muy duros”.

 

Guillermo Ferraro al ministerio de infraestructura

Ferraro no es alguien nuevo en la política, sus inicios se remontan al 2002, cuando estuvo a cargo de Industria durante el gobierno de Eduardo Duhalde y también se desempeñó en el gobierno porteño macrista en el 2007. Pero su mayor fuerte está en el sector privado, donde trabajó por más de 35 años. De esa experiencia, se destaca su vinculación con la empresa que hacía las auditorías de los balances de Vicentin, una de las mayores agroexportadoras del país que estafó a productores y al Estado por más de 1600 millones de dólares. Esta es la empresa que Alberto Fernández amagó con estatizar en los inicios de su gobierno, luego de que la empresa se declarara en quiebra y salieran a la luz todos los negociados y la estafa que estaba perpetuando.

Por lo tanto, el rol que cumplirá Ferraro será el de abrirle la puerta a los empresarios y, como prometieron en campaña, una de las primeras medidas que tomará al asumir será la paralización y el fin de la obra pública, que entre otras cosas incluye la construcción de hospitales, escuelas, viviendas, cloacas, rutas, puentes, urbanización de barrios, etc. A raíz de esto, ya comenzaron a registrarse despidos y suspensiones en varios sectores. La Cámara Argentina de la Construcción calificó a esta situación como catastrófica y calculó que puede causar la pérdida de 350 mil puestos de trabajo, principalmente en las provincias.

Ferraro asumirá con la impronta de que el Estado participe lo menos posible en la economía y por eso apuntarán a que estas obras las realice el sector privado, pero tal como explicó la Cámara de la Construcción, recurriendo a datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), a nivel mundial el Estado tiene una injerencia en la obra pública que es inevitable. Así por ejemplo, entre el 2021-22 Dinamarca destinó 3.06% de su PBI, Francia 3.59% y Suiza 3.35%, mientras que en Argentina solo el 1,69% del PBI.

Sin embargo, Milei y el equipo de Ferraro insisten en que no hay plata y que la obra pública es algo de lo cual se puede prescindir. Así planean llevar adelante un sistema a la “chilena”, que consiste en que el Estado define cuáles son las obras prioritarias y le entrega a los privados la responsabilidad de invertir; a cambio de las obras, el privado recibe el derecho de beneficiarse de sus frutos por un periodo determinado. Así por ejemplo si construyen una autopista, pueden cobrar los peajes por 20 o 30 años. El problema de esto, es que hay obras que no significan un rédito económico posterior, por ejemplo construir un camino rural en algún pueblo del interior, por lo que las empresas no tendrían ningún interés en llevarlas a cabo.

Frente a esto, la propuesta de la canciller Diana Mondino es que en vez de cobrarles impuestos a lxs vecinxs, sean ellxs mismxs lxs que paguen la obra. Mientras que la propuesta de Milei es que si la obra no tiene un beneficio económico entonces directamente no hay que hacerla.

 

Guillermo Francos como ministro del interior

Francos será el encargado de entablar el vínculo con los gobernadores provinciales, una relación que arranca tensa debido La Libertad Avanza no tiene ningún representante propio en el interior y para colmo el presidente electo hizo campaña diciendo que eliminaría la coparticipación (mecanismo por el cual la Nación deriva fondos a las provincias) y como se explicó anteriormente, frenará la obra pública.

Francos es abogado egresado de la Universidad del Salvador en 1974 y fue alternando trabajos en el sector público y privado. Fue funcionario de la dictadura militar de Lanusse entre 1970 y 1973; estuvo en el gobierno de María Estela Martinez de Perón; y también formó parte de la última dictadura militar como Director del Instituto Nacional de Credito Educativo.

En los ‘90 apoyó el gobierno de Menem y la convertibilidad del 1 a 1. Fundó junto a Cavallo el partido de la República, y fue su diputado hasta el año 2000 donde renunció cobardemente o estratégicamente cuando el estallido social estaba asomando. Seguido a su renuncia trabajó en el sector privado, donde conoció a Milei en la Corporación América, una de las empresas del multimillonario Eduardo Eurnekian.

Pero como fiel representante de la casta, supo mantenerse vinculado a la política y formó parte del gobierno de Daniel Scioli en la provincia de Buenos Aires, donde ocupó la presidencia del Grupo Banco Provincia; mientras que en 2019 fue designado por Alberto Fernandez como delegado de Argentina en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), lugar en el que se mantuvo hasta saltar a las filas de La Libertad Avanza. Francos es defensor de la dolarización y del discurso negacionista de los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar.

 

Mariano Cúneo Libarona en el ministerio de justicia

Cúneo Libarona, el abogado mediático, será otro de los que estará al servicio de las mafias, los empresarios y los genocidas. Hay un punto en común del pasado entre Milei y Cúneo Libarona: se llama Eduardo Eurnekián. El presidente electo se formó en la empresa Corporación América, mientras que Libarona ejerció como abogado de la familia del empresario en numerosas ocasiones. Por ejemplo, en la llamada “Causa de los cuadernos”, que tenía como principal acusada a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. En ese expediente, defendió a 3 empresarios imputados: Eduardo Eurnekián (sobrino), Sergio Taselli y Alejandro Ivanissevich.

Cúneo Libarona se hizo conocido además por defender a Amira y Emir Yoma (cuñados de Menem) en causas por narcotráfico y en la investigación por el desvío ilegal de armas argentinas a Ecuador y Croacia. El futuro ministro de justicia también estuvo un mes preso en 1997 por la “causa AMIA” acusado de coacción agravada y de encubrimiento en la causa que investigaba el robo de un video del despacho del juez Juan José Galeano, en el marco de la causa en la que se investigó el ataque terrorista y atentado a la AMIA.

A Libarona le gusta el ambiente mediático y posicionarse del lado de los delincuentes: estuvo temporalmente a cargo de la defensa de Giselle Rímolo, pareja del famoso conductor Silvio Soldán, quien se presentaba como nutricionista, homeópata, psicóloga y especialista en terapias alternativas y en 2012 fue condenada a 9 años de prisión por homicidio culposo, ejercicio ilegal de la medicina, estafa en más de 70 ocasiones y tráfico de medicamentos peligrosos.

Actualmente el estudio de Cúneo Libarona defiende a un imputado por crímenes de lesa humanidad, llamado Enrique Barre, en el juicio de las Brigadas policiales de la Bonaerense. Por lo que no cabe duda de que el nuevo ministro de justicia es una persona sin escrúpulos que se pondrá al servicio de los sectores del poder y del crimen organizado.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS