jueves 30 de mayo de 2024 - Edición Nº2310
Frente de Organizaciones en Lucha » Regionales » 15 ago 2023

Rechazo a la Audiencia Pública por el Oleoducto Vaca Muerta Sur: “Si contamina no es progreso”

Las asambleas del FOL Fiske Menuco nucleadas en la Asamblea por el Agua y la Tierra de Fiske Menuco, las Asambleas del Curru Leufu junto a la Multisectorial Golfo San Matías y distintas organizaciones, rechazan el llamado a Audiencia Pública para el proyecto Oleoducto Vaca Muerta Sur por ser un falso espacio democrático. Viajarán a Sierra Grande este jueves 17 para exigir que se escuche el reclamo de las comunidades costeras que se verán gravemente amenazadas por el avance de este proyecto extractivista.


El FOL Fiske Menuco y Valle Medio viajará a Sierra Grande este jueves 17 desde la participación multisectorial en las Asambleas del Curru Leufu (provincia de Río Negro). El objetivo es rechazar la audiencia pública convocada en Sierra Grande y así rechazar el intento de legitimación de la construcción del Oleoducto Vaca Muerta Sur. “Buscamos articular con otros sectores y la comunidad en particular. Queremos dar cuenta del avance extractivista, dar más información que es lo que siempre nos niegan los gobiernos” explica Eli de la comisión socioambiental del FOL y articula con la Asamblea socioambiental de Fiske Menuco. Hace referencia a los derrames y otros efectos contaminantes y también da cuenta de que si bien afecta a parte de Neuquén y Chubut, solamente puede participar personas de Rio Negro.

La lucha es en conjunto entre asambleas y organizaciones de Río Negro, Chubut nucleadas en la Asambleas del Curru Leufu junto a la Multisectorial Golfo San Matías y distintas organizaciones para hacer hincapié en las graves amenazas que el Oleoducto implica para la conservación de la biodiversidad y las consecuencias aparejadas para las comunidades costeras.

Después de la modificación inconstitucional de la ley 3308 que protegía el Golfo San Matías y a la Península Valdés de la contaminación por hidrocarburos, el gobierno convocó a una audiencia para el 17 de agosto en Sierra Grande para dar inicio a la construcción del oleoducto y el puerto petrolero.

De esta manera, la coordinación de asambleas tiene como objetivo profundizar el cuestionamiento al modelo extractivista que mundialmente viene causando la contaminación del agua para las comunidades y una crisis climática con temperaturas superiores a los 40 y 50 grados. Las asambleas subrayan que la construcción del Oleoducto y la exportación de grandes cantidades de crudo desde el Golfo y la Península “es un grave peligro para un ambiente sensible, atentar contra las principales fuentes de trabajo de las que viven las comunidades costeras y tener como consecuencia, más fracking en los territorios perforados”.

Pero además, las asambleas cuestionan el modo en que se legitiman estos proyectos que arrasan con la vida para garantizar ganancias a las empresas. En vísperas de los 40 años de democracia indican que la audiencia cercena a la libre participación ciudadana y constituyen una acción más de degradación democrática.

“Hoy advertimos la enorme falacia que esconden estas Audiencias: donde dicen escuchar las voces de la sociedad y tomar nota de sus expresiones, nada de esto ocurre. Se anuncian como espacios de participación democrática pero funcionan como trámite administrativo, donde las expresiones de rechazo no son nunca tomadas en cuenta y los distintos reclamos no son escuchados. Por otra parte, los Estudios de Impacto Ambiental en los que encuadran los debates, son escenarios futuros que distan de las realidades que acontecen”, indican.

“Como FOL articulamos con las asambleas socioambientales porque ya se está contaminando el ambiente en los barrios donde vivimos, cerca de las casas ya hay empresas yeseras que generan todo tipo de contaminación a través del agua y del aire. Por eso ante el avance del extractivismo, decimos en nuestras asambleas que es ahora el momento de poder decir no. Es necesario estar y convocar a la comunidad remarcando que si contamina no es progreso”.

Eli hace referencia al argumento económico que utiliza el gobierno y las empresas para convencer a la población. “En Sierra Grande se habla de trabajo pero es mentira, nunca son tantos los puestos de trabajo, son para personas especializadas, y aparte este proyecto afecta a los trabajos que ya existen como producción de frutas”.

Si bien hay estudios científicos realizados por universidades públicas, el conocimiento sobre el peligro del extractivismo se palpa a diario por las comunidades mapuche. “Lo que vimos en diez años de Vaca Muerta en Neuquén es que generó desigualdad, hace años que en la provincia donde se produce gas para exportar, los caños que pasan a metros de las casas se siguen calefaccionando a garrafa o leña. Sismos, accidentes que se han cobrado la vida de trabajadores. No queremos peleas entre trabajadores como quiere el gobierno, queremos trabajo digno para todes pero que no sea a través del saqueo y contaminación, que en diez años no quede eso a cambio”.

Por todo ello las Asambleas y organizaciones se declaran en Estado de Alerta y Movilización desde febrero de 2023 y reiteran su rechazo al proyecto con la realización de una protesta contra la Audiencia y distintas acciones para frenar este puerto que traerá dólares para algunos, pero contaminación, saqueo y muerte para el resto de la población.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS