sábado 22 de junio de 2024 - Edición Nº2333
Frente de Organizaciones en Lucha » Regionales » 12 jul 2023

la plata

“Con ganas de más” concluyó el ciclo 2 de la Universidad Piquetera

El cierre del segundo ciclo de la Universidad Piquetera se hizo combinando risas y momentos de seriedad para arribar a un balance entre estudiantes y profesores sobre cómo se sintieron, las expectativas, el rol docente, las dinámicas y actividades, problemas que surgieron y cosas que sumarían a este tramo de la formación política. A partir de eso surgió la pregunta final para continuar: ¿Qué llevamos a nuestras asambleas?


 

La potencia y el desafío de la construcción colectiva. “Cuando entré a la Universidad por primera vez me sentí bajoneada porque tenía miedo de no entender. Pero me tocaron buenos equipos, ya conocía a mis compañeras, intercambiamos. Incluso quería que sigamos y yo era la que más hablaba”, dijo Yhoelí.

 

Y es que para la mayoría de les compañeres del ciclo 2 de la Universidad Piquetera que cursaron en el Sindicato de Prensa Bonaerense y la Facultad de Trabajo Social lo que más les enganchó fue trabajar en grupo. “Encarnar un personaje que viva la situación que vivimos cada unx. Fue dinámico y no aburrido”, dijo una de las compañeras sobre la actividad teatral para representar a una delegada barrial. “Me ayudó a saber cómo resolver problemas, y que no solamente la delegada puede poner límites”.

 

Una de las cuestiones que más gustó fue la acción en grupo para completar la línea del tiempo en el afiche: armar un hilo histórico para situar la construcción del Frente de Organizaciones en Lucha y otros hitos importantes en la lucha popular. Sin embargo, Adela, compañera oriunda de Paraguay señaló que lo vivió con cierta incomodidad: “Soy extranjera, me compliqué, no sabía quién era quién de los políticos. Por suerte en el grupo que me tocó las chicas que sabían y zafé”. Por eso, sugirió que si hubiera sabido que iba a tratar ese tema podría haber adelantado leyendo sobre el tema. De todas maneras, para hacer la tarea Adela contó que lo pudo resolver con la ayuda de su hija.

 

Con el calor del mate, las galletitas, de este diálogo nació la idea de que las y los compañeros que participan puedan acceder a un programa con los temas antes del comienzo del curso. “Qué importante la tenacidad y el acompañamiento de la familia” apuntó Sofi, una de las profesoras mientras que Paula y Sol, apuntaron que fue una de sus dudas “cómo hacer para no dar cosas por supuestas” ya que “habíamos pensado incorporar la pregunta por lo que pasaba en países limítrofes”.

 

¿Debería haber un cuadernillo previo o no lo hubiesen leído?” consultaron apelando a la sinceridad de lxs compañerxs. Por las respuestas y las caras se concluyó que era buena idea que entreguen el cuadernillo con el que trabajaron antes del comienzo para que lo vayan chusmeando. Otra de las premisas que surgió es que ante la frustración, animarse a preguntar a docentes o compañeres es un camino. 

 

Pero a su vez, esta dinámica grupal evidenció desafíos: “Mi grupo éramos cinco y no había interacción. Al principio con una compañera participamos pero como veíamos que las otras tres no nos escuchaban dejamos de hacerlo”, dijo una de las compas. “Es difícil trabajar con compas cuando no estás acostumbrado o no conocés, pero es una manera de conocerlos” señaló otra compañera que a su vez dijo: “podía entender las cosas pero no las podía explicar a otra persona”. 

 

A partir de ahí, surgió de parte de varias personas la necesidad de que la formación política del FOL se extienda por más semanas: “Nos alborotaron y nos dejaron ahí” se reían. “Las últimas dos clases yo estaba más activa, quería que se extienda más” señalaron y las profesoras y profesores también se sintieron identificados con ese punto. “A medida que les fuimos conociendo a ustedes y entre nosotres (profesores) se nos hizo mejor, fuimos modificando cosas”. 

 

Hacia el final de la ronda de balance, tomó la palabra Ana, delegada de San Carlos para sugerir que durante el ciclo se profundice más sobre las consecuencias del patriarcado para identificar las diferentes formas de maltrato por razones de género. “Me gustaría que se profundice más porque hay muchas mujeres que sufren violencias de diferentes maneras y por ahí piensan que está bien que les griten, porque no les pegan, pero es violencia igual”, y expuso que a veces entre mujeres tampoco se apoyan ante situaciones así y que eso es algo que debe cambiar. 

 

¿Cómo seguir con la Universidad Piquetera?

 

La conclusión entre los y las 50 compañeras es que hay ganas de más, entonces, la pregunta fue qué se llevan a sus asambleas y cómo seguir en los distintos barrios para hacer crecer la organización. 

 

En el diálogo apareció la herramienta de la construcción de consensos a diferencia de tomar decisiones mediante la votación. Un compañero expresó: “A mi en lo personal la Universidad Piquetera me enseñó cómo surgieron las puebladas, cómo surgió el FOL, por qué estamos en la calle. Por ejemplo, hacer un afiche y un pasacalle implica un trabajo. Por qué motivo hacemos lo que hacemos”

 

A partir de ahí alguien contó que “la Universidad Piquetera es una herramienta para saber cómo es la política, es enriquecedor para analizar contextos”. En ese sentido, otra compa expresó que es útil para “profundizar nuestra organización y las tareas de delegadas, porque a veces nos cuesta expresar y en estos cursos nos abrimos, expresamos y aprendemos a no quedarnos calladas”. 

 

Como última actividad la creatividad se puso manos a la obra porque comenzaron a trabajar en el armado de volantes para invitar a más compas a sumarse a otros niveles de la formación política. Luego cada grupo explicó su afiche y por último se hizo la entrega de certificados de participación en la Universidad Piquetera y se regaló un libro que cada compa pudo elegir. 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS