sábado 10 de diciembre de 2022 - Edición Nº1773
Frente de Organizaciones en Lucha » Novedades » 20 oct 2022

Buenos Aires

Una apuesta al conocimiento crítico: La Universidad Piquetera hace su presentación con un panel de debate.

La temática será “desocupación y lucha de clases en el capitalismo actual” y contará con la participación de Nicolás Iñigo Carrera, investigador sobre el movimiento obrero, y Oscar Martínez, del Taller de estudios laborales.


El próximo viernes 21 de octubre, en la Facultad de Sociales de la UBA, se llevará adelante un panel de debate para realizar la presentación formal de la Universidad Piquetera por el Cambio Social, que impulsa el Frente de Organizaciones en Lucha. La cita es a las 17 hs y contará con la participación de Nicolás Iñigo Carrera, investigador sobre el movimiento obrero, y Oscar Martínez, del Taller de estudios laborales.

Alrededor de 70 integrantes del FOL de las regionales del Área Metropolitana de Buenos Aires iniciaron hace un mes la primera edición de la Universidad Piquetera en dicha región. Este es un espacio de formación política que tiene el objetivo de brindar herramientas para comprender la sociedad capitalista en la que vivimos, los procesos históricos de lucha de la clase trabajadora, de los movimientos sociales y de los feminismos, y también las principales definiciones y principios del FOL.

La Universidad Piquetera tiene una cursada regular de dos veces por semana, en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA. El equipo docente está conformado por miembrxs del FOL, pero también por un nutrido equipo de profesorxs de distintos espacios políticos, sociales, profesionales de la educación pública e investigadores de distintas áreas. De esta manera se intenta construir conocimiento de una manera plural que contemple distintas miradas y tendencias políticas.

En esta oportunidad, el panel debate es la instancia de cierre de la unidad dos que versa sobre la conformación de la sociedad capitalista, sus características y los procesos de lucha de la clase trabajadora. La invitación es abierta a toda la comunidad, con el objetivo de interpelar a un amplio abanico de militantes de otros espacios para nutrir el dialogo y el intercambio.

 

Por qué y para que de un espacio de formación

El proyecto tiene como objetivo formar nuevas camadas de militantes con herramientas políticas y debates históricos que les permitan realizar análisis de la coyuntura a partir de las cuales pensar la intervención cotidiana y la praxis. A su vez, parte del debate gira en torno al proceso de institucionalización y cooptación de gran parte del sector piquetero que ha terminado integrado al Estado y ha perdido su capacidad transformadora y su perspectiva revolucionaria.

En ese sentido, el FOL reivindica su independencia de clase en relación al Estado y a cualquier partido patronal, como así también mantiene como principales formas organizativas la democracia de base y la acción directa. Pero estos principios junto al antiburocratismo, el anticapitalismo, el antipatriarcado, antirracismo y el antiimperialismo, no son ideas que surjan de la noche a la mañana, sino que son definiciones políticas que hay que estudiarlas, construirlas y reforzarlas de manera continua.

Es por eso que la Universidad Piquetera apunta a socializar estos conocimientos y herramientas para fortalecer la perspectiva del cambio social y el horizonte revolucionario que mantiene en alto la organización. En un contexto de profundización de la crisis social, económica, política y ambiental, el ajuste vendrá de la mano de mayores niveles de represión, persecución y criminalización de quienes luchan y se organizan, por lo tanto es también fundamental prepararse para dicho escenario.

“Me parece una apuesta muy grande y muy necesaria. A veces lo que pasa en los barrios y organizaciones es que estas corriendo atrás del emergente, atrás de las necesidades, atrás de las movilizaciones, que obviamente son fundamentales pero es difícil parar la pelota y pensar más allá de lo que estamos resolviendo en el momento para pensar una sociedad y una propuesta propia y más justa que nos involucre a todes” dijo Laura, una de las docentes.

El espacio se divide en distintos niveles de profundización para atender a los diferentes recorridos de quienes integran el movimiento y acompañar sus trayectorias y aprendizajes. De esta manera, el nivel tres es el de mayor complejidad y es el que dio inicio a la experiencia. El mismo se desarrolla en Capital Federal para agrupar allí a referentes de las distintas zonas del conurbano.

“Me siento muy orgullosa y agradecida de poder pertenecer a la Universidad Piquetera, de poder tener las herramientas para seguir avanzando en este camino que es luchar por un cambio, por el cambio social” expresó Mari, una de las estudiantes de la regional Capital Federal.

La instancia también conlleva otros aspectos importantes, ya que para muchxs significa volver a estudiar luego de mucho tiempo e incluso la primera experiencia de pisar un espacio universitario. “A esta altura volver a estudiar y aprender no estaba en mis planes” dijo Balvina y agregó “Me agarro nostalgia, tristeza, pero también me dio muchas fuerzas para seguir en lo que estoy haciendo. Me dio bronca al escuchar la época de la dictadura y la guerra de las islas Malvinas”.

Los espacios educativos siempre fueron algo prioritario para el FOL, aunque durante un largo tiempo no pudieron realizarse con continuidad debido al gran crecimiento de la organización, a reacomodamientos internos y a la dinámica de conflictividad social que fue aumentando en los últimos años. Por eso esta nueva instancia fue todo un desafío.

“Creo que otra de las cuestiones importantes es que justamente nuestro movimiento está formado en su mayoría por mujeres y disidencias y darle la posibilidad de tener una formación política, histórica a este sector de la sociedad es fundamental, porque es al que más le cuesta acceder y darse el tiempo para hacerlo. Priorizar esta formación a la interna de nuestra organización pensando como tener en cuenta a las niñeces, las tareas de cuidado y de la reproducción de la vida, le suma un plus a este proyecto” argumentó Tania, otra de las docentes del espacio.

 

Con la educación popular como bandera

Una de las premisas y principios a partir de los cuales se trabaja dentro del espacio es la educación popular. Esta forma de hacer pedagogía apunta a construir sujetxs críticos, a reconocer sus experiencias previas y saberes para trabajar a partir de ellos. Desde esta perspectiva se entiende el proceso pedagógico desde el dialogo y el intercambio, para construir colectivamente aprendizajes significativos.

 “Trabajamos sobre el golpe de Estado en Argentina, y yo digo que eso pasó en toda Latinoamérica. Pero muchas cosas yo no me enteré, de las masacres que hubo en Argentina, porque nosotros somos extranjerxs, entonces está bueno aprender” contó Norma, de La Plata. Ella nació en Bolivia y relacionó lo que sucedió en Argentina con procesos similares que se vivieron en su país natal.

A su vez, las reflexiones que se realizan de manera colectiva permiten repensar cuestiones que vivieron en carne propia. Por ejemplo Patricia, de la regional Varela-Quilmes, contó que “desde los 13 años trabaje en taller de costura y fui testigo de lo que existe aún hoy entre los explotadores y explotados. Fui escalando de cargo hasta ser encargada y luego supervisora, pero  preferí renunciar a seguir siendo testigo y cómplice de como explotaban a mis compañerxs de Bolivia, Perú y Paraguay. Preferí pasar necesidad a ver tanta injusticia y ahí conocí el FOL, donde me siento orgullosa de ser parte. Me hubiera gustado conocer el FOL antes para ayudar a mis compañerxs”. La comprensión cabal de la relación de explotación en la que se basa el capitalismo quedó plasmado en ese testimonio, que fue recibido con aplausos por el resto del curso.

Dejarse interpelar, reconocerse como protagonistas de la historia y como parte de esa clase trabajadora que estudian en los textos es un pilar fundamental del espacio. Los frutos de este aprendizaje quedan plasmados en los testimonios entusiastas de quienes lo están atravesando.

“Tengo muchos ideales pero poco conocimiento. Marchó con convicción de que la lucha se da en la calle, de mostrar lo que no quieren ver y hacernos escuchar. Para mí es muy importante formarnos, tener conocimiento de lo que es política y un poco de lo que es nuestra historia. Para el día de mañana poder instruir y compartir con otros compas lo adquirido en este camino, y salir a la lucha con argumentos y que sepan que no marchamos por un plan o mercadería, si no que luchamos por nuestros derechos” dijo Johana de Berazategui. En la misma línea, su compañera Fernanda concluyó que “es importante tener conocimiento, herramientas, saber de nuestra historia, poder tener herramientas para poder plantarnos de otra manera, tener información a la hora que nos hagan una nota en la calle, saber por qué luchamos, estar firmes”.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS