sábado 10 de diciembre de 2022 - Edición Nº1773
Frente de Organizaciones en Lucha » Regionales » 19 oct 2022

Historias de vida

Marcela, referenta de CABA: “Todo lo que se haga tiene que perdurar para los compañerxs que vengan, no hay que luchar solo para nosotrxs”

A partir de una toma donde participó su mamá, se organizó y fue parte de la unificación del FOL. Hoy es delegada a nivel regional de las cuadrillas de limpieza y le entusiasma seguir formando a sus compas.


Marcela es una referenta de la Regional CABA, está a cargo a nivel regional de las cuadrillas de limpieza. Su proceso de organización empezó como muchos y muchas con el objetivo de buscar una salida de la precarización laboral siendo madre de tres pibes. Ella reflexiona: “Creo que todos los que ingresan lo hacen por necesidad económica, y cuando vi cómo se luchaba y que se pretendía, por qué estábamos ahí, las formaciones, me gustó la manera de construir, la manera democrática y quise ser parte de eso y fui parte del proceso del FOL”. 

Marcela nació en Bolivia en 1985 en una ciudad que recuerda como chiquita, hermosa, carente de laburo, con mucho estudiante. De familia pobre, su mamá mantenía a cuatro hijos hasta que tuvieron que emigrar por necesidad a Argentina. 

A sus 13 años Marcela comenzó a trabajar en Bolivia como empleada de limpieza en un hotel y en un hogar de niños. Cuando vino a la Argentina empezó a trabajar de ayudante de comerciante. “Íbamos a ferias, fui feriante en la Salada, después el trabajo de costura me implicaba mucho tiempo teniendo en cuenta mis hijos, te consume bastantes horas se gana más o menos bien pero es mucho sacrificio y explotación, no pagan lo que realmente vale tu trabajo, es un conflicto que sigue hasta ahora”. 

 

En ese contexto, su mamá le cuenta sobre la experiencia de la toma en la manzana 30 en Villa Lugano, así como un montón de cosas buenas de la organización donde participaba. Entonces Marcela decide sumarse a la Unión de Trabajadores Ocupados y Desocupados y recuerda que organizaban un comedor muy chiquito de 80 raciones. 

 

A mediados del 2006 su organización se fusiona con Carlos Almirón y nace la unión de trabajadores Carlos Almirón (UTCA). Ese mismo año se decidió conformar el Frente de Organizaciones en Lucha junto con otras organizaciones.

En ese sentido Marcela expresa: “Hasta que nos regionalizamos fue un proceso largo para que cada región empiece a luchar por los proyectos en cada municipio y zona, más allá de lo nacional y provincial. Eso favorece mucho a las luchas que hacemos, por ejemplo en ciudad ahora somos casi 20 barrios, en ese entonces la regionalización nos sirvió para ver que no éramos los únicos que teníamos el mismo objetivo. Pasamos a ser una sola organización del FOL”.

Marcela cuenta que entró al puesto de Veredas Limpias en la ciudad de Buenos Aires, que son las cuadrillas de limpieza urbana. Luego, como su bebé no se acostumbraba al jardín, ella dejó el trabajo pero a los seis meses salieron puestos de laburo salió elegida por la asamblea para que pueda acceder nuevamente. 

“Ahí empecé a ponerle todo el esfuerzo que podía, busqué todas las maneras posibles para que mis hijos se adapten al jardín, y a partir de ese momento con mucha más fuerza empezamos a luchar y se consiguieron muchos más puestos de laburo, hicimos tomas de ministerios por mejoras salariales, por más laburo, acampes”, dice.

Marcela recuerda una anécdota que grafica la unión que existe en el FOL. Nos vinieron a robar un comedor una patota de punteros con armas apuntándonos, y todos les hicieron frente, eso hace que uno le ponga el pecho a esto. Lugano tiene compañeras muy antiguas y firmes de hace 18 años que siguen siendo parte de esto y fue la formación que tuvimos”. Además cuenta que sus hijos le dicen tíos y tías a sus compas de la organización.

“Todo lo que se haga tiene que perdurar para los compañeros que vengan, no hay que luchar solo para nosotros, hemos hecho un proceso de lucha ha sido bastante largo pero democrático y participativo" -manifiesta, y agrega que eso fortalece el espíritu para seguir luchando en el FOL, más allá de las diferencias.

Sobre las perpestivas a futuro, Marcela dice: “Hoy me hago cargo de las cuadrillas de limpieza a nivel regional y eso me ayuda a enseñar a compañerxs a que se organicen, que salgan adelante, que se animen a tomar responsabilidades”. 


En su regional tienen un comedor y entre compañeros de las distintas comisiones votan sus propios criterios. “Cada compañero tiene voz y voto dentro de las cuadrillas, todo fue un trabajo en conjunto, y fui parte chiquita de todo ese proceso, y lo que se haya que ayudar estoy siempre predispuesta a hacerlo”

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS