sábado 10 de diciembre de 2022 - Edición Nº1773
Frente de Organizaciones en Lucha » Niñez/Juventud » 3 oct 2022

Nacional

Juventud en los movimientos sociales, estudiar y trabajar: compatibilidad forzada

En la argentina la juventud que nació y creció atravesada por las crisis económicas que azotan desde el 2001, transita el presente con bastas dificultades para construir el futuro. Desde FOLWeb hablamos con jóvenes estudiantes que trabajan en el movimiento para que nos puedan contar su historia.


En la actualidad muchos y muchas jóvenes viven una realidad sin acceso asegurado a un trabajo en blanco con un salario que cubra la canasta básica total, a la vivienda propia, con una ley de alquileres que no favorece a la clase trabajadora, y sin acompañamiento real para acceder a la educación y no abandonar en el camino.

Efectivamente, el empleo joven atraviesa momentos críticos: entre los 16 y 30 años, casi el 42% se encuentra desocupado, según la encuesta del Observatorio Social de Juventudes (OSJU) realizada en 2021 del ISEPCI (Instituto de Investigación Social, Económica y Ciudadana). En Latinoamérica, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) el desempleo de la juventud este año alcanzará el 20,5%.

Las puertas no se encuentran lo suficientemente abiertas como para que todes vivan una vida digna y puedan acceder a la educación superior. Por eso, la cantidad de jóvenes que se acercan a los movimientos sociales para organizarse por trabajo y luchar por sus derechos aumentó en los últimos años.

Melisa es de Clorinda, Formosa, y estudia educación primaria. “Decidí estudiar esa carrera porque aquí no hay muchas opciones de estudio y me gusta.” Estudiar y trabajar es difícil, porque es difícil encontrar tiempo para estudiar, pero es la única forma de sustentar los costos de la carrera y de vida.
En su ciudad las opciones de trabajo son escasas, “en Clorinda no hay trabajo que no sea de limpiadora de casa particular o niñera”.

Damary estudia Ingeniería Informática y vive en la Villa Aldeli de la ciudad de Buenos Aires, “es difícil, como estudiante uno a veces piensa en dejar de trabajar, pero después piensa en lo que tiene que pagar, en qué comer, con que vestirte y como pagar los libros que suben el precio todos los meses”.

La precarización del trabajo dentro del rango etario juvenil, existe desde los 18 años e incluso antes. “Muchos jóvenes que estudian en el secundario, para poder paliar un poco y ayudar en su casa porque no alcanza trabajan en condiciones completamente precarias y yo me incluyo, trabaje mientras estaba haciendo el secundario”, cuenta Franco de Florencio Varela.

La organización promueve que los jóvenes puedan trabajar y estudiar, con flexibilidad en los horarios en los que el trabajo se acomoda al estudio y no al revés, porque se entiende la importancia de la promoción al acceso del conocimiento y la profesionalización. Además, son los mismos estudiantes que luego comparten el conocimiento aprendido en sus asambleas, analizando la coyuntura, haciendo talleres o colaborando en las comisiones que son un aporte a todas las personas que participan del movimiento y a les vecines de los barrios.

Franco tiene 21 años, intentó estudiar el profesorado de historia, pero la virtualidad y la coyuntura generaron que abandone la cursada. “El año pasado me anoté en derecho en la Universidad Nacional de Avellaneda que tiene perspectiva en derechos humanos, que es un complemento para ayudar a construir el movimiento en donde milito. Me parece muy necesario generar profesionales que se puedan formar para seguir construyendo la organización”, expreso.

Son muchos quienes por el aumento de la crisis y las problemáticas que generan trabas en la continuidad, abandonan sus estudios y en las aulas se nota, “quienes empezamos a estudiar la carrera en la pandemia en mi caso empezamos 170 y ahora somos 30”, conto Damary.

A pesar de las dificultades, estudiar y organizarse en los espacios de estudio y nuestros barrios es fundamental para generar herramientas que logren el acceso de todes a la profesionalización, acompañarse entre pares y luchar contra la burocracia.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS