martes 27 de septiembre de 2022 - Edición Nº1699
Frente de Organizaciones en Lucha » Regionales » 6 sep 2022

Párana

"Sembrando amor" late fuerte en el corazón de Bajada Grande

Con gran espíritu de compañerismo y organización, late un barrio formado por gran cantidad de pescadores artesanales que día a día recorren el cauce con sus viejos espineles y remendadas redes en busca de ese gran surubí para cargar en sus despintadas canoas.


 

Con gran espíritu de compañerismo y organización, desde el Frente de Organizaciones en Lucha, se mantiene un comedor y merendero que asiste a la barriada ribereña que atraviesa un difícil momento económico.

En Bajada Grande, donde el río forma una ensenada, late un barrio formado por gran cantidad de pescadores artesanales que día a día recorren el cauce con sus viejos espineles y remendadas redes en busca de ese gran surubí para cargar en sus despintadas canoas.

La apremiante situación económica llevó al crecimiento del espacio “Sembrando amor”, comedor y merendero que asiste a más de 150 personas de diferentes edades y con distintas necesidades. María Hernández, más conocida como Maru, es referente en la región y nos presentó sus distintos espacios dentro del barrio.


Mientras Gisela y José comienzan a acomodar las ollas en el fuego, María comparte que se reúnen desde temprano para programar que se cocinará dependiendo de los alimentos disponibles. “Este martes fue guiso de lentejas y hace unos días atrás albóndigas de carne y legumbres con ensalada primavera”, mientras lo va diciendo en sus ojos se enciende una luz, inevitablemente la expresión es acompañada con una cálida sonrisa. “La comida es entregada temprano, hace frío y no contamos con un comedero, cada vecinx viene con su taper y se lleva la porción para disfrutarla en su hogar”

"Sembrando amor" es un espacio solidario abierto a la comunidad, no sólo brinda atención con alimentos. Allí también funciona un taller de apoyo escolar, a cargo de tres personas capacitadas que ayudan, acompañan y alientan a lxs más pequeñxs desde distintas actividades especialmente preparadas. “Está activa el área de arte en dónde las infancias pueden expresarse, fomentar su confianza emocional y aprender a tener relaciones sanas ajenas a cualquier tipo de violencias; estás jornadas son acompañadas con merienda y se prepara alrededor de 100 litros de leche con algo rico para compartir: buñuelos, rosquitas, tortas fritas” expresa María satisfactoriamente.

Los colores florecidos de la huerta se pueden apreciar desde la distancia, muchas de las verduras y vegetales que aquí se cosechan son destinados al comedor. También se observan trabajadoras de rodillas sobre la tierra, otras regando, el crecimiento del brócoli es el tema de conversación. De frente a ellas, está el ranchito que se armó para guardar y proteger las herramientas de trabajo que se utilizan en las distintas cuadrillas de limpieza barrial. En la parte de atrás está, del lado izquierdo, la cocina y del derecho la salita que se trabaja con lxs más pequeñxs.

Entre las actividades productivas que se realizan se puede considerar la venta de bloques de cemento, “hace un tiempo que tenemos una bloquera industrial” nos cuenta la referente regional mientras señala la ubicación con su dedo índice. “Tanto mujeres como varones se encargan de esa tarea”, concluye haciendo hincapié en la paridad de género: “acá no hay roles definidos o asignados todxs hacemos lo que sea necesario y haga falta, siempre bajo la coordinación y bajo los parámetros de la organización”.

Todos estos espacios fueron gestándose a raíz de la notoria necesidad. En barrio Bajada Grande, al noroeste de Paraná, lxs compañerxs de manera coordinada y autogestionada trabajan y perciben el laburo social como su fuente de empleo, siendo conscientes de que la economía popular es clave ante la lucha contra la pobreza y la inserción de desocupadxs en el campo laboral. “Este grupo se caracteriza por su actitud solidaria y decidida ante situaciones de desigualdad, las ganas de ayudar se contagian y siempre nos mantienen unidos, pensando en qué podríamos poner nuestro granito de arena”; concluye María orgullosa y agradecida.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS