martes 27 de septiembre de 2022 - Edición Nº1699
Frente de Organizaciones en Lucha » Niñez/Juventud » 19 ago 2022

Niñez en emergencia

Por infancias libres, con dignidad y sin hambre

Según el INDEC la mitad de las infancias viven en la pobreza. En ese contexto la denuncia de docentes por la muerte de una niña que no fue atendida a tiempo en su escuela primaria por el gobierno de la ciudad de Buenos Aires puso nuevamente de relieve que las niñeces están en emergencia. Frente a esto los comedores comunitarios de los movimientos sociales cumplen una tarea esencial para seguir luchando por infancias dignas


En la misma semana en que se celebra el día de las niñeces la expresión morirse de hambre volvió a dejar de ser una metáfora. Las y los docentes de una escuela de capital federal en Barracas hicieron público el fallecimiento de una nena después que se descompensó el viernes pasado en la Escuela 11 del barrio porteño conocido como la villa 21-24. Tuvo que ser retirada por sus padres después de una hora, producto de que el SAME nunca llegó al lugar para asistirla y falleció este lunes en el hospital Penna.

En la ciudad más rica del país mueren niñes porque no se destinan recursos ni hay voluntad, de parte de este gobierno para proteger las niñeces” denunciaron las y los docentes en un comunicado. Piden justicia por la muerte de la niña de 11 años que estudiaba ahì desde el 2017 y requería una dieta hipercalórica por su condición de salud delicado y un contexto familiar vulnerable.

El caso destapó la situación que les docentes asisten a diario, donde a raíz de la crisis y el ajuste económico desde hace años se han reconvertido en espacios de contención. Sin embargo, Ailén Galante, docente del colegió 11, afirmó a la Agencia de Noticias Télam que el proceso de desfinanciamiento en materia educativa también impacta en el área de contención, a causa de la desaparición del gabinete psicopedagógico del barrio.

"Hay chicos que no pueden recibir la vianda porque el Ministerio de Educación de la ciudad les exige que se inscriban en una página. La verdad estamos hablando de pibes de extrema vulnerabilidad y que muchos se nos están muriendo de hambre", remarcó la docente y subrayó que para suplir estas problemáticas en materia de provisión de alimentos los docentes "trabajan en cooperación con algunos comedores del barrio". Los datos de la Dirección General de Estadisticas y Censos de la Ciudad muestran que una familia tipo durante julio necesitó $112.753 para no vivir en la pobreza, cuando los trabajadores de los programas de empleo estatal están fijados en $22.770.

En ese contexto el trabajo de los movimientos sociales en el territorio es fundamental para luchar por infancias dignas, con derecho a las necesidades básicas, incluidas el juego.

Delma, delegada del espacio de niñez Sembrando Huellas del Barrio 1.11.14 del Bajo Flores del FOL CABA habló sobre el contexto de las infancias en los barrios empobrecidos de CABA. “Si vos recorrés las calles de acá, las casas estamos llenas de comedores de las organizaciones que brindan ese apoyo y contención a cada una de las familias, los merenderos que funcionan a full y los nenes y nenas yendo por la calle con sus jarritas y sus tuppers en busca de ese alimento y también hay algunos comedores que funcionan puertas adentro con mesas largas cantidades de sillas y siempre completas rebalsadas incluso de pibes que se acercan a solicitar eso que es un derecho para cada uno de ellos y que lastimosamente muchas veces no es garantizado”.

Macarena, Delegada de Pan y Trabajo, un comedor comunitario del FOL La Plata expresó que los derechos de las, los, y les niñes contemplados por ley no se cumplen y detalló que en el Barrio el Mercadito cada vez se acercan más niñeces en busca de la comida del día, mientras que sus padres lo hacen para empezar a participar de la asamblea para tener un trabajo.

Hay muchos chicos que no van al colegio por distintas causas como no tener lo básico para estudiar, las viviendas son muy precarias y no cuentan con lo básico para vivir. Este barrio tiene el problema de que nunca tenemos agua y con el comedor la sufrimos un montón” precisa Macarena.

Según el último informe del INDEC hay 5,5 millones de menores de 14 años que viven en la pobreza, es decir más de la mitad (51,4%) de las personas de 0 a 14 años no llega a acceder a una canasta básica de bienes y servicios. Esto está directamente relacionado con la situación de precarización de ingresos e inflación que componen un escenario que demanda respuestas políticas urgentes.

El Barrio El Peligro desde hace mucho tiempo también fue olvidado por el Intendente Julio Garro. Karina, delegada, contó que allí los padres de los niñes hacen un esfuerzo enorme para brindarle lo mejor pero al no tener la posibilidad de un trabajo estable, de no tener una casa propia y lo principal un alimentación digna es muy difícil sobrellevar eso. El Estado está ausente y exigiendo a los padres que mande a sus niñes al colegio pero no ven la necesidad urgente: que la condición de vida es muy complicada. Para quienes gobiernan o la gente en general es muy fácil hablar desde una oficina y cuestionar a los padres y muy diferente vivirla diariamente”.

En el contexto de desidia estatal en todos los ámbitos de la vida de les niñes, las asambleas barriales y los centros comunitarios se organizan para regalarle un día con juegos y cosas ricas para comer. “En nuestro centro comunitario asisten diariamente 100 niños en actividades deportiva y a nuestros comedores que son 3 en el barrio El Peligro asisten más de 200 familias y abuelos. Este año con mucho esfuerzo realizando feria del plato, de ropa y un bingo para poder recaudar y festejarle a los niñes su día. Siempre lo hacemos 2 semanas después

Según la Cámara Argentina del Juguete, los juguetes nacionales aumentaron un 50% desde el día de las niñeces en 2021. Según Focus Market, en 2021, el ticket promedio de compra de juguetes había sido de $1.534, pero la inflación acumulada en los últimos 12 meses provocó que esa cifra se disparara hasta los $5.500. Es decir que para una familia tipo con dos niñxs representa $11000; en el caso de las y los trabajadores de programas de empleo que perciben un salario de $22770 mensuales, esto representa en una sola compra el 50 % de su sueldo.

En este contexto, Macarena dice: “Nosotros estamos organizando con el comedor y en conjunto con los compás de la comisión de cultura que vienen a hacer talleres de cine y fotografía hacer una merienda para este viernes en el día del niño. La idea es que podamos compartir algo y sacar a los niños del entorno de la calle un rato y que se distraigan”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS