miércoles 10 de agosto de 2022 - Edición Nº1651
Frente de Organizaciones en Lucha » Género » 15 jun 2022

#rionegro #fiskemenuco

Las promotoras de géneros iniciaron las visitas a las cuadrillas de trabajo

La cuadrilla de géneros del FOL en Fiske Menuco, Río Negro, comenzó su recorrido en el horario de trabajo de otras cuadrillas para compartir un espacio de formación colectiva, experiencias y opiniones respecto a diferentes temáticas. Para realizar esta tarea las promotoras de géneros se forman desde la educación popular.


Por:
FOL Rio Negro

La cuadrilla de géneros del FOL comenzó su recorrido a inicios de este año, cuando se pensaron los objetivos. “Vimos con entusiasmo generar espacios de encuentro, de taller, en nuestra organización y en la comunidad, para conversar sobre las desigualdades de género, los derechos sexuales, reproductivos, no reproductivos, las tareas domésticas, las sexualidades, nuestros deseos”, expresó nuestra compañera Guillermina.

La propuesta consiste en acercarse al horario de trabajo de las cuadrillas y compartir un espacio de formación colectiva, compartir experiencias y opiniones respecto a diferentes temáticas, según Milena,  “estos talleres abren debates que en otros lugares son callados e invisibilizados, cómo vimos esta semana, a través de la prohibición del uso del lenguaje inclusivo en Buenos Aires.  Nosotras por el contrario fomentamos la libertad y diversidad de género y sexualidad formando un espacio seguro, de escucha respetuosa, y de encuentro entre compañeras/es/os en un ambiente diferente al de trabajo o asamblea”.

Para realizar esta tarea, como promotoras de géneros se forman desde la educación popular, dijo Guillermina, para luego acercar esta perspectiva a las cuadrillas de trabajo. “Lo hacemos desde la educación popular: recuperamos los saberes y las experiencias que cada una tiene, para fortalecer todo lo vinculado a la transformación social y para problematizar aquellas ideas que todavía son parte nuestra y tienen que ver con los prejuicios o ideas machistas”.

Hasta el momento se asistió  a tres cuadrillas de trabajo, y la experiencia nos indica que el camino hacia la despatriarcalización es ardua pero nos alienta el recibimiento de nuestrxs compañerxs. "Hemos sido recibidas en las diferentes cuadrillas de muy buena manera, aunque generaba mucha intriga cómo y qué íbamos a trabajar, creo que salió todo muy lindo”, comentó Milena.

Visitar a las cuadrillas y que nos compartan su espacio de trabajo, permite un encuentro diferente, que desestructura la rutina del espacio de trabajo. Nos predisponemos para mover el cuerpo, jugar y llevarnos preguntas para que ojalá nos acompañen a seguir armado la organización, la comunidad y la sociedad que queremos!

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS