sábado 10 de diciembre de 2022 - Edición Nº1773
Frente de Organizaciones en Lucha » Género » 7 mar 2022

7M Día de la Visibilidad Lésbica

Basta de criminalizar nuestras existencias lésbicas

Un nuevo 7 de marzo, un nuevo día de lucha por la visibilidad lésbica. La fecha que recuerda el lesbocidio, asesinato por odio y discriminación contra la existencia lésbica, de Natalia “Pepa” Gaitán nos encuentra en las calles esta vez por la absolución y desprocesamiento definitivo de Higui, lesbiana del conurbano presa por defenderse de una violación correctiva grupal. Invitación a resistir, visibilizarnos y acompañarnos en esta lucha que es de todes.


7M Día de la Visibilidad Lésbica
Existimos, resistimos, deseamos y nos organizamos

Cada 7 de marzo en nuestro país es el Día de la Visibilidad Lésbica. La fecha es un día de lucha, que surge a raíz de un lesbocidio, un asesinato por odio y discriminación contra la existencia lésbica. Natalia “Pepa” Gaitán fue una joven lesbiana cordobesa, torta chonga, negra, que le gustaba el fútbol. Fue asesinada en 2010 por Daniel Torres, el padrastro de su novia, quien desaprobaba el noviazgo y le disparó un tiro por la espalda.

A partir de ese momento el asesinato de la Pepa se transformó en un símbolo de la lucha organizada del movimiento de disidencia sexual en Argentina. Se apuntó a hacer visibles a las lesbianas como identidades que cuestionan la norma binaria (varón/mujer) y que históricamente han sido ocultadas y negadas por la sociedad.

A 12 años de ese hecho, seguimos luchando contra el desprecio, la marginación, la opresión y las violencias a las que nos somete un mundo cisheteronormado, impuesto por un sistema capitalista y heteropatriarcal. No ha sido antes ni lo es ahora fácil sostener esa lucha diaria y cotidiana en nuestras casas, en el sistema educativo, en el sistema de salud, en el trabajo y en la búsqueda de trabajo.

Paso a paso, enfrentamos colectivamente y en unidad los obstáculos y dificultades que pretenden destruirnos, asimilarnos a una forma de subsistencia que no nos contiene. Para eso ha sido fundamental encontrarnos con otras, con otres, ha sido la organización y la experiencia acumulada las fuentes donde abrevamos. La resistencia, la rebeldía, y el grito enfurecido ante cada injusticia nos mantienen en el camino por una vida digna de ser vivida, por los derechos que nos faltan.

Nuestros cuerpos deseantes no se van a detener y vamos a seguir presentes en las calles, en las plazas y en las camas. La prohibición de nuestro goce nos impulsa a seguir denunciando a las instituciones represivas eclesiásticas y del Estado que nos avasallan y violentan.

Pretendemos un sistema educativo que nos contemple y no sea expulsivo, un sistema laboral que nos incluya con salarios dignos, un sistema de salud que no sea discriminatorio. Queremos tierra para vivir, vivienda digna, infancias libres, y una vejez digna para las adultas mayores.

Así como fuimos por la absolución de Mariana Gómez, arrestada por la policía tras besar a su esposa en Constitución, ciudad de Buenos Aires, y la logramos, hoy vamos por la absolución y desprocesamiento definitivo de Higui, lesbiana del conurbano presa por defenderse de una violación correctiva grupal.

Así como fuimos a las manifestaciones y búsquedas por cada una de las pibas violentadas y desaparecidas, hoy persistimos en esa lucha y volvemos a exigir por la aparición con vida de Tehuel de la Torre, joven trans que hace casi un año salió de su casa en Alejandro Korn por una propuesta de trabajo y nunca más volvió.

Así como fuimos a las calles a exigir cupo laboral trans y políticas económicas y sociales reales para nuestra comunidad, hoy seguimos enfrentando el ajuste y la precariedad en movilizaciones contra un acuerdo con el FMI que empeorará aún más la vida del pueblo trabajador y beneficiará a los más poderosos.

Por eso, les invitamos compañeres este 7 de marzo a resistir, visibilizarnos y acompañarnos en esta lucha que es de todes

¡Arriba las disidencias! ¡Nuestras vidas importan!

Basta de criminalizar nuestras existencias lésbicas

Desprocesamiento de Higui

Exigimos métodos de cuidados no cisheteronormados

Fuera las iglesias de nuestros cuerpos

Viva la Pepa Gaitán

Por una ESI no binaria, no heterocentrada y no cisexista que reconozca nuestras existencias y resistencias

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS