miércoles 06 de julio de 2022 - Edición Nº1616
Frente de Organizaciones en Lucha » Opinión » 4 mar 2022

¡Las estafas no se pagan!

El acuerdo con el FMI empeorará aún más la vida del pueblo trabajador

El acuerdo entre el Gobierno Nacional y el Fondo Monetario Internacional (FMI) entró al Congreso de la Nación. El lunes que viene comenzará el tratamiento y se debatiría jueves o viernes en el recinto su resolución final. Si bien la negociación con un equipo del Fondo ya está cerrada, como afirman desde el propio Gobierno, un amplio espacio de cientos de organizaciones se quiere dar cita para repudiar un acuerdo que a todas luces perjudicará a la clase trabajadora


El debate que se dará en el Congreso de Nación sobre el acuerdo con el FMI ya tiene fecha. El cronograma apunta al lunes 7 de marzo desde las 14 horas. El tratamiento de cómo será la negociación de la restructuración de la deuda llevará una semana, dejando a jueves o viernes su finalización.

Los apuros de los vencimientos de marzo con la entidad financiera dejan entrever que más bien habrá poco debate.

Por su parte, organizaciones nucleadas en la Autoconvocatoria por la Suspensión del Pago e Investigación de la Deuda, junto con partidos políticos de izquierda y otros espacios del sindicalismo combativo, de mujeres, estudiantiles, ambientales, de derechos humanos convocan a una movilización al congreso el día que se trate el pacto con el FMI.

Invitan a sumarse a todes a la movilización ya que este acuerdo empeorará aún más la vida del pueblo y profundizará el atraso y la dependencia de la Argentina con más ajuste y precarización.

La semana pasada, en una actividad frente al Congreso de la Autoconvocatoria por la Suspensión del Pago e Investigación de la Deuda, Damaris Rolón, militante del FOL y de la Coordinadora por el Cambio Social, intervino como parte de los movimientos sociales que son “más que nada quienes están presentes en la calle bancando la lucha frente a tanta injusticia”.

La joven oradora expuso un planteo colectivo que plasmó de la siguiente manera.

“Retomando la palabra de Eduardo Lucita, me pregunto ¿qué pasa si no pagamos? Si no pagamos, y si pagamos, de las dos maneras la única alternativa para salir del pozo en el que nos encontramos es la lucha unitaria de la clase trabajadora. No hay una manera en la que mañana los capitalistas, los dueños  de los medios de producción se levanten y digan basta, no vamos a explotar más a les trabajadores, vamos a compartir la ganancia con ellos y ellas. Eso no va a pasar. Nos debemos dar a la tarea de construir una lucha unitaria más fuerte y más poderosa de la que estamos construyendo hasta ahora, como lo demanda la crisis nacional y mundial que estamos atravesando y que tiene muchas aristas.

En concreto nosotres desde la Coordinadora por el Cambio Social en conjunto con las organizaciones de la Unidad Piquetera, construimos el año pasado una propuesta para llevar al ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, un plan integral para la generación de trabajo genuino, porque entendemos que la generación de trabajo genuino es uno de los ejes prioritarios que hay que impulsar desde el Gobierno para rebatir la situación que estamos atravesando.

Entonces, este plan integral se tiene que sustentar con los dólares que se le pagan al FMI y que se le van a seguir pagando si el acuerdo se firma. En vez de dársela al FMI, la dejamos acá y generamos trabajo. ¿Qué tipo de trabajo? En principio obra pública, para poder combatir la situación grave del déficit habitacional. Por los menos cuatro millones de personas en nuestro país no tienen casa, bueno podríamos agarrar los dólares del FMI, podríamos cobrar un poco más de impuestos a los que más tienen y empezar a construir casas para quienes viven en la calle, por ejemplo.

Deberíamos generar más inversiones en infraestructura en nuestros barrios populares, porque no tenemos agua, no tenemos cloacas, no tenemos energía eléctrica, porque no llega el gas, etc, etc etc, servicios básicos. Generamos empleo, aumentamos los salarios, porque estamos hablando de trabajo genuino, no estamos hablando de ningún programa de ningún estilo, estamos hablando de trabajo genuino con salario igual a la canasta básica, cualquier otra cosa es explotación y precarización.

Segundo, reconocimiento de las  tareas del cuidado. Hemos dado sobradas pruebas los movimientos sociales de toda la capacidad que tenemos para combatir una pandemia mundial en los barrios populares y con escasos recursos. Estas tareas recaen sobre todo en nosotras, las mujeres y disidencias, a las que nos cuesta encontrar trabajo, y cuando lo encontramos encima nos pagan menos.

Tercero, y por último, tareas relacionadas con el cuidado del medio ambiente. Por ejemplo, reforestación, reciclado, cuidado de humedales, saneamiento de arroyos, de ríos, etc. Importantísimo, se nos está prendiendo fuego medio país, hay que ponerle plata y cabeza a eso.

Esto es un pequeño ejemplo de lo que se puede hacer con la plata que se va al FMI, lo que planteamos desde los movimientos sociales. Que no lo vamos a conseguir si no nos unimos los movimientos sociales, los trabajadores formales, el feminismo, las asambleas socioambientales, y demás en una gran lucha que haga que todas estas personas que trabajan acá dentro (señala al Congreso) y van a votar el acuerdo, dejen de hablar hipócritamente de que lo hacen en favor nuestro, dejen de hablar de que no hay correlaciones de fuerzas y nos ayuden a generar esas condiciones de fuerza saliendo a la calle y manifestándonos”.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS