miércoles 06 de julio de 2022 - Edición Nº1616
Frente de Organizaciones en Lucha » Novedades » 19 dic 2021

Se cumplen 20 años de las jornadas históricas del 19 y 20 de diciembre

La crisis económica y política de los años 90 hizo eclosión aquel diciembre de 2001. El incremento de la pobreza, el aumento de la desocupación y la marginalidad de los sectores populares por la falta de políticas públicas - sobre todo la juventud, les jubilades y las niñeces- generó resistencia, organización y lucha en los distintos sectores de la clase trabajadora.


Los primeros piquetes y cortes de ruta se originaron en la provincia de Neuquén en las ciudades de Cutralco y Plaza Huincul en 1996. Fueron los trabajadores despedidos de YPF los que encararon esas primeras acciones de lucha.

También en Salta, en Mosconi y Tartagal, hubo piquetes y cortes de ruta. Estaba naciendo un nuevo movimiento político: “los fogoneros”, más tarde llamados piqueteros, hoy, movimientos sociales.

Mientras tanto, en el conurbano bonaerense, el gran Rosario y en las ciudades más grandes del país, les vecines de los barrios obreros comenzaron a organizarse para palear el hambre. Ollas populares, merenderos, apoyo escolar y asambleas eran las practicas que utilizaban para enfrentar al neoliberalismo y la crisis económica.

El avance contra la salud y la educación pública también encontró resistencia en les trabajadores de cada sector.

También les estudiantes se movilizaron, denunciaban la falta de presupuesto y evitaron la privatización de la educación. A partir de eso, surgieron múltiples experiencias de agrupaciones y corrientes estudiantiles que, con el naciente movimiento piquetero, compartían similares definiciones políticas.

Los orígenes del Frente de Organizaciones en Lucha se remonta a medianos de los años noventa. Las primeras asambleas surgieron en la zona sur del conurbano bonaerense y en El Peligro, localidad de La Plata, muy cercana a Berazategui. Reivindicaban las asambleas cómo método para la toma de decisiones, la democracia directa, el anti burocratismo, la construcción de poder popular y la lucha cómo único camino para la transformación social.

En 2001 Karina era referente del Movimiento de Unidad Popular (MUP) en Lucha y participó de las jornadas de rebelión de diciembre. Ella nació en Jujuy, pero en los años noventa se instaló junto a su familia en El Peligro.

Recuerda que estos días la marcan mucho, que eran muy poquitas y todas mujeres las que se organizaron. “Éramos 9 compañeras cuando creamos el MUP y perdimos a una que se llama Olga Vázquez”.

En esos años la estaban pasando muy mal y del boca a boca comenzaron a organizarse, sin contar con ningún recurso armaron un comedor. “Había mucha desocupación en el barrio, nuestros maridos no tenían trabajo”.

El 20 de diciembre salieron a la calle, “no alcanzamos a llegar a Plaza de Mayo cuando empezó la represión, tuvimos que meternos en un bar para poder cuidarnos y que la caballería no nos lleve”.

Las Jornadas de lucha del 2001, además de generar el 19 la renuncia del ministro de economía, Domingo Cavallo, y el 20 la del presidente, Fernando de la Rúa, dejó un saldo de 39 personas asesinadas por la represión policial.

Hoy se cumplen 20 años de aquellos sucesos históricos donde el pueblo trabajador en su conjunto dijo basta y se movilizó para mostrar su descontento y para gritar “que se vayan todos”.

Recuperar y aprender de esas jornadas; y seguir el camino de la lucha y la organización es fundamental para frenar el avance de los sectores de poder, que solo buscan saquear los recursos naturales para incrementar sus ganancias dejando al pueblo en la miseria y endeudado con en el Fondo Monetario Internacional (FMI).

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS