miércoles 06 de julio de 2022 - Edición Nº1616
Frente de Organizaciones en Lucha » Opinión » 19 nov 2021

Basta de Gatillo Fácil

Justicia por Lucas

Lucas González era jugador de las inferiores de fútbol del club Barracas Central y tenía 17 años. Ayer perdió la vida a manos de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires en un caso de gatillo fácil. La familia, amigos y organizaciones sociales y políticas marcharon exigiendo justicia en el cruce de Avenida Iriarte con Vélez Sarsfield, lugar que ocurrió el hecho hasta la comisaría 4°. Desde la Coordinadora por el Cambio Social nos solidarizamos con la familia y con profunda indignación denunciamos que este no es un caso aislado, sino que por el contrario es la forma en que sistemáticamente la policía acciona en los barrios populares y contra nuestros pibes.


Lucas salía de un entrenamiento de futbol. Toda la ilusión en sus 17 años y la de sus amigos con los que fue a probarse en la sexta división del club Barracas Central. Iban en un Volskwagen Suran azul, auto de su padre, cuando efectivos de civil de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires en un auto sin identificación comenzaron hacia ellos una persecución a balazos.

La oscuridad de la violencia institucional cayó sobre los pibes, apagando la vida de Lucas González. Un caso de gatillo fácil con la participación de la Comisaría Vecinal 4C, con policías que dispararon a la cabeza y plantaron luego un arma de juguete en el baúl del auto de las víctimas.

El discurso de mano dura para los jóvenes pobres, el pedido de baja de la edad de imputabilidad y “bala para los chorros” se representó y concretó de manera brutal en el accionar policial que tomó la insistente arenga de la criminalización de la juventud en sus manos. Dicha arenga tiene sus representantes políticos en José Luis Espert, Sergio Berni, Horacio Larreta, Patricia Bullrich, Javier Milei.

Por la tarde, muchos jóvenes acompañaron a la familia, que se encontraban en Florencio Varela en el hospital, y convocaron a una marcha para pedir justicia en Avenida Iriarte y Avenida Vélez Sarsfield, lugar donde ocurrió el asesinato de Lucas. Vecinas y vecinos de Barracas, organizaciones sociales y políticas se acercaron a movilizar y a expresar su apoyo.

No alcanza con separar a los responsables de asesinar a Lucas y perseguir a sus amigos. Denunciamos que el accionar represivo de las fuerzas es una política de Estado que encuentra legitimidad en la impunidad que se les garantiza a los efectivos que cometen estos delitos”, expresaron desde la Coordinadora por el Cambio Social, y agregaron “pero no hay justificativo que los avale. La doctrina Chocobar habilitada y amparada por el macrismo encuentra una línea de continuidad en este gobierno y en todos en general. Desde la vuelta a la democracia son miles los jóvenes asesinados en manos del gatillo fácil.”

Según una investigación del CELS, entre enero de 2017 y diciembre de 2020, se registraron un total de 98 personas muertas a manos de agentes de la Policía de la Ciudad, de los cuales al menos 23 casos serían de gatillo fácil.  

“No podemos permitir que continúen asesinando a nuestros pibxs, solo por ser pobres, por ser de un barrio popular, por “portación de cara”, por cómo se visten o por la razón que sea. Hacemos responsables a Horacio Rodríguez Larreta y al Ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad Marcelo D' Alessandro de esta situación”, concluyó el comunicado de la Coordinadora.  

Hoy, la familia de Lucas anunció que tomaron la decisión de donar los órganos de su hijo. También convocaron a una nueva movilización por justicia para este lunes 22 de noviembre por la tarde hacia los Tribunales de la calle Talcahuano en CABA.

Las organizaciones nos unimos en el apoyo en este pedido de justicia y seguimos gritando

¡Basta de matar a nuestros pibxs!

¡Basta de gatillo fácil!

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS