miércoles 06 de julio de 2022 - Edición Nº1616
Frente de Organizaciones en Lucha » Novedades » 28 oct 2021

Repudio

Sergio Berni, represor de familias en Guernica sigue sumando afrentas hacia el pueblo trabajador

A poco de cumplirse un año del desalojo de la recuperación de tierras de Guernica, uno de los principales ejecutores de aquella violencia, el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Alejandro Berni, vuelve a ser parte de la escena pública al calificar de “terroristas” al pueblo Mapuche que recupera tierras en la Patagonia. Desde el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) repudiamos sus intervenciones y opiniones.


Hace un año atrás, en la madrugada del 29 de octubre un ejército de más de cuatro mil policías con mucho equipamiento entraba a la recuperación de tierras de Guernica, en un terrible y desmedido operativo policial comandado por el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni.

El desalojo de más de 2000 familias que se asentaron en el predio fue bestial y violento, la fuerza pública utilizó gases lacrimógenos, balas de goma y balines de plomo contra todas las personas allí. La acción fue realizada por el fiscal penal de La Plata a cargo de la causa, Juan Cruz Condomí Alcorta, tal como lo había ordenado el juez de Garantías con asiento en Cañuelas, Martín Rizzo, y quien la ejecutó desplegando una represión inusitada fue Sergio Berni

Al término del operativo, tras dejar tierra arrasada, Berni sostuvo que el desalojo tendría que haber sucedido “el primer día” que las familias entraron al predio, “pero la que otorga fechas es la Justicia”, dejando su impronta represiva avalada por los otros actores implicados desde el Gobierno bonaerense, como el propio gobernador Axel Kicillof y el ministro de Desarrollo de la Comunidad Andrés Larroque.

Imperdonable, por esos días Sergio Berni lanzó spots de campaña, donde un video sobre la seguridad lo grabó en el desalojo de Guernica. "El derecho a la vida, a la libertad y a la propiedad privada son innegociables", decía allí, en un corto montado como una película de acción, con estética de guerra, cuando en realidad era ni más ni menos que dejar a miles de personas en la calle.

Esta semana, el perfil represivo de Berni volvió a aparecer en los medios en el marco de una campaña mediática y política anti-mapuche, al declarar que los pueblos originarios de la Patagonia “son terroristas” por recuperar territorios ancestrales. Sus dichos fueron más allá y nuevamente insistió con el envío de tropas nacionales a la región desde el primer momento, sin tiempo que esperar. 

La difícil situación que atraviesan las comunidades originarias en la provincia de Rio Negro desde hace semanas se ve agravada por la militarización del territorio, y las declaraciones de Berni abonan desde el oficialismo al clima represivo hacia pueblo Mapuche coincidiendo con los sectores de derecha que defienden la propiedad privada y la presencia de multimillonarios extranjeros como Lewis y Benneton, dueños de miles de hectáreas

Pero en las primeras semanas de octubre Sergio Berni también fue noticia, esta vez por la denuncia, tras una investigación periodística, de haber montado un "ejército de trolls" para defender al gobierno de la provincia de Buenos Aires y su gestión en redes sociales.

Con una estructura de 40 personas contratadas, crearon perfiles falsos en redes sociales para comentar positivamente sobre la gestión de Berni en varias redes sociales y medios de comunicación. Además de esa tarea, también monitorearon a usuarios reales, elaborando informes para el Ministerio de Seguridad bonaerense.

Estas personas fueron contratadas por ese ministerio, trabajando durante la pandemia y las restricciones de la cuarentena con permisos para circular. La denuncia por "abuso de autoridad, incumplimiento de deberes de funcionario público y malversación de caudales públicos" fue hecha  ante la justicia penal en La Plata.

No queremos dejar pasar otro momento grave desde que Berni asumió como Ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, cargo en el que fue nombrado justamente por  Kicillof el 11 de diciembre de 2019.

En el caso Facundo Astudillo Castro hacemos responsable a Sergio Berni, por la desaparición y la muerte de Facundo luego de ser retenido por la policía de la provincia de Buenos Aires el 30 de abril de 2020 en el acceso a la localidad de Mayor Buratovich, durante la cuarentena establecida por la pandemia de COVID19. Denunciamos la responsabilidad del Estado y del Gobierno, por avalar esa lógica de represión como una herramienta de control ante la crisis sanitaria. Se sostiene  la impunidad de la policía Bonaerense para hacer lo que hizo con Facundo y lo sigue haciendo con un montón de pibes y pibas todos los días.

No nos sorprende y sabemos que no es algo nuevo la manera de operar que tiene Berni. Ya tiene un extenso prontuario represivo tras de sí que lo llevó a ocupar cargos como viceministro de Desarrollo Social, titular de la Secretaría de Seguridad de la Nación y viceministro del Ministerio de Seguridad entre 2012 y 2015, durante los gobiernos kirchneristas. También fue vocal por las Américas del Comité Ejecutivo de INTERPOL entre 2014 y 2016.

Solo por mencionar, en 1994 bajo la gestión de Néstor Kirchner la provincia de Santa Cruz, Berni se infiltró como agente encubierto entre los huelguistas mineros de Río Turbio, que luchaban contra un plan nacional privatizador que tocaba el convenio colectivo de trabajo, dando lugar a la tercerización y la devaluación del salario. Así obtuvo información sobre cómo se organizaban los trabajadores, como iban a seguir el plan de lucha y las pertenencias políticas a las que adherían.

Tuvo intervención en cuanto conflicto con manifestantes movilizados existiera en la década pasada. Berni estuvo tres días y tres noches en el Parque Indoamericano a mediados de diciembre de 2010, donde 1500 familias buscaban vivienda digna en un predio desocupado de la Ciudad de Buenos Aires. El plan de acción fijado para Gendarmería y Policía de la Ciudad terminó con tres personas muertas.

En 2014, siendo secretario de Seguridad de la Nación, desde un helicóptero dirigió los operativos de las fuerzas represivas contra trabajadores de las fábricas de la zona norte del conurbano bonaerense en cada corte de la ruta Panamericana.  

La impunidad con la que se maneja Berni es amparada por el Frente de Todos, que mantienen internas muy fuertes en estos momentos electorales, pero luego se terminan acomodando los distintos sujetos para dar respuestas represivas a cada legitimo reclamo popular.

Por todo esto, desde el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) una vez más repudiamos el accionar de Sergio Alejandro Berni.

Repudiamos enérgicamente el desalojo en Guernica y la violencia llevada a cabo contra miles de familias que solo pretenden tierra para vivir dignamente

Repudiamos las afirmaciones que tachan de terroristas a los pueblos originarios, así como las recetas represivas que hoy quieren llevar a cabo en Río Negro y nos solidarizamos con los comuneros y comuneras del pueblo mapuche

Repudiamos el accionar de la policía bonaerense, exigimos que se castigue a los responsables de la desaparición Facundo Castro Astudillo y que se esclarezcan los miles de casos de gatillo fácil en toda la provincia de Buenos Aires para por fin tener Justicia

No nos cansamos de decir ¡Fuera Berni!

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS