sábado 07 de diciembre de 2019 - Edición Nº674
Frente de Organizaciones en Lucha » Regionales » 9 ago 2019

Desde abajo

Cooperativas sin puntero y sin patrón

En el FOL hay más de 3 mil trabajadores y trabajadoras en el programa Hacemos Futuro, que se organizan desde abajo para paliar la crisis y mejorar sus comunidades.


Generar trabajo sin puntero y sin patrón es uno de los pilares del movimiento piquetero, y el FOL lo lleva a la práctica con esfuerzo y dedicación desde su surgimiento. Más de tres mil trabajadores y trabajadoras a nivel nacional desarrollan tareas cotidianas en sus cuadrillas que ayudan a mejorar sus comunidades.
La mayoría se encuentra dentro de programas como Hacemos Futuro o Salario Social Complementario que pertenecen al Ministerio de Desarrollo Social. En ese marco y a través de muchos reclamos y lucha en la calle, el FOL ha logrado conseguir distintos proyectos que permiten potenciar el desarrollo de pueblos y zonas que hasta el momento fueron olvidadas por todos los gobiernos.
“Tenemos tres ejes, los talleres formativos en oficios, las obras y los productivos. Hacemos chacra, huerta, cría de animales, costura, herrería, construcción, carpintería, redes que es para instalar wifi, gastronomía. Las obras se están realizando en 7 provincias y van desde construir merenderos para todo el barrio, salones de usos múltiples, galpones, arreglo de veredas, pintamos escuelas y edificios públicos, plazas y playones deportivos” contó Federico, quien se encuentra en la parte administrativa.
La independencia política para llevar adelante estas labores es fundamental para la organización. Por lo tanto si bien los salarios se encuentran bajo los programas antes nombrados, todas las actividades, proyectos y labores que se llevan adelante son discutidos en asamblea y las decisiones son tomadas por las y los cooperativistas.
A su vez, los proyectos de obras están en conexión con los talleres de oficio y con los productivos, entonces por ejemplo las y los integrantes del taller de construcción después realizan sus prácticas en las obras que se estén realizando en dicha región.
“Nuestro trabajo genera crecimiento en la comunidad, en la organización y en la totalidad de los compañeros y compañeras. En el interior del país sucede que muchas veces ingresan al FOL familias enteras pero también gran parte del pueblo, entonces crece la contención que les podemos dar y cambia la dinámica del lugar”, aseguró Federico.
Muchas de las tareas se sostienen con el esfuerzo y la dedicación que le ponen las y los integrantes del movimiento, ya que todos y todas tienen en claro que la responsabilidad de que los sueldos se sigan manteniendo por debajo del nivel de indigencia es del Estado, es por eso que continuamente llevan adelante, en la calle, el reclamo de aumento salarial.
Cabe destacar además, que muchas de las labores que realizan deberían ser consideradas como parte de un contrato de estatal, pero por el contrario el gobierno decide mantener estos programas de empleo como una forma de precarizar la vida y las condiciones laborales de miles de personas. A su vez, como contó Federico, los convenios de la mayoría de los proyectos tienen más de un año y no contemplan los aumentos sufridos a causa de la inflación, por lo cual hace tiempo vienen tratando de generar acuerdos para elevar los presupuestos.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS