martes 15 de octubre de 2019 - Edición Nº621
Frente de Organizaciones en Lucha » Regionales » 3 ago 2019

Vísperas del día del niño: organización popular frente a la falta de inversión en niñez

En un contexto de crisis económica y desinversión en políticas de niñez, los barrios y comedores populares se organizan para poder festejar el día del niño.


Los sectores que resultaron más vulnerados por las políticas de ajuste del gobierno de Cambiemos fueron los jubilados y los niños y adolescentes. De este último grupo, actualmente un 50% se encuentra bajo la línea de pobreza, y alrededor de un 63,4% tiene por lo menos la privación de alguno de los derechos establecidos en la Convención de los Derechos del Niño. Desde 2015, se comenzó a realizar un recorte del gasto público destinado a niñez,  y resultó en un porcentaje de desinversión de 20,5%, según Unicef.

La falta de inversión y el recorte de presupuesto destinado a este sector, junto con la inflación interanual alcanzando el 55,8%, fueron las principales causantes de la crítica situación que atraviesa este grupo. Al menos un 34% de los niños y niñas menores de 18 años se alimenta a diario en un comedor, aunque dentro del conurbano bonaerense este porcentaje se eleva al 37,4%. De ellos, un 17% tiene un déficit alimentario (falta de nutrientes por alimentación incorrecta) y un 8,5% sufren hambre.

En este marco, los comedores populares del FOL organizan todos los años un festejo para el día del niño en cada barrio, en donde hay copa de leche, juegos, música y shows en vivo. En La Plata, el barrio El Peligro está organizando un torneo de fútbol femenino para recaudar dinero y poder comprar leche y galletitas. Karina es una de las organizadoras, y reconoció que este año son menos las empresas o comercios dispuestos a realizar donaciones por la crisis económica: “Organizamos venta de empanadas con mercadería que tiene cada uno en su casa, bingo, y torneos de fútbol porque entendemos que está difícil para todos”, comentó.

A la vez, son cada vez más los niños que se suman a los comedores y que asisten a los festejos barriales. “Este año calculamos que vamos a sobrepasar los 500 chicos, porque nosotros organizamos para todos los nenes independientemente de si son de la organización o no”, afirmó Karina. Las actividades están previstas para septiembre, ya que son al aire libre y los días son más cálidos, y además se entregará una bolsa de golosinas a cada chico.

“Si son esa cantidad lamentablemente no podemos tener juguetes para repartir, está muy difícil, pero lo importante es que ese día se diviertan”, continuó Karina. Los juguetes aumentaron hasta un 50% respecto a agosto del año pasado, y en promedio los más económicos cuestan entre 700 y 3000 pesos. Además, aquellos que son “para niñas”, siguiendo el pensamiento binario de la industria que crea un mismo producto en un modelo para varones y otro para mujeres, son aún más costosos debido a que deben pagar un “impuesto rosa” que hace que los precios varíen en un 20% o hasta 30%.

La situación que se vive en los hogares de la clase trabajadora y en barrios populares es alarmante, es por esto que militantes del FOL se organizan anualmente para que los chicos puedan tener un festejo digno. “La mayoría de los chicos asiste tres veces al día al comedor, entonces la idea es que se puedan distraer y olvidarse de la situación que viven en sus casas en donde a veces no tienen para comer o los padres no les pueden comprar esa bolsita de golosinas”,  finalizó Karina.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS