sábado 24 de agosto de 2019 - Edición Nº569
Frente de Organizaciones en Lucha » Regionales » 26 jul 2019

Jujuy

Ni olvido ni perdón: Marcha por los desaparecidos en la Noche del Apagón

A 43 años de la Noche del Apagón, organizaciones políticas y sociales marcharon para pedir justicia por los 400 detenidos desaparecidos en Ledesma y exigir juicio y castigo a Carlos Blaquier.


Alrededor de cinco mil personas participaron de la 36° Marcha del Apagón para rememorar el secuestro de más de 400 personas (obreros, estudiantes y sindicalistas) facilitado por la serie de cortes del suministro eléctrico provocado por la dictadura cívico-militar-eclesiástica y la empresa Ledesma hace 43 años. Además, exigieron que la justicia falle contra Carlos Pedro Blaquier, dueño del Ingenio Ledesma y cómplice de los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la semana del 20 al 27 de julio de 1976.

Organizaciones políticas, sociales y de Derechos Humanos recorrieron los diez kilómetros que separan las localidades de Calilegua y Libertador General San Martín. Participaron de la marcha HIJOS Jujuy, la Corriente Clasista y Combativa (CCC), Capoma, familiares de detenidos desaparecidos de Purmamarca, El Aguilar y Salta, la Central de Trabajadores Autónomos (CTA), el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) y otros. También estuvo presente Taty Almeida, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora.

La noche del 20 de julio de 1976, la empresa Ledesma, que en ese momento tenía a cargo el control del suministro eléctrico del pueblo, provocó un corte masivo en Calilegua y Libertador General San Martín. Los militares llevaron a cabo los secuestros en la oscuridad, y utilizaron uno de los galpones del Ingenio Ledesma para dejar a las víctimas atadas y encapuchadas. Varias de ellas habían tenido contacto con la empresa anteriormente.

Actualmente son 55 las personas desaparecidas luego de los secuestros en Ledesma, sin embargo aún no se ha hecho justicia. El juicio por la Noche del Apagón comenzó el año pasado y tiene a 23 represores en el banquillo de los acusados, en donde faltan los principales responsables: Carlos Pedro Blaquier y Alberto Lemos, administrador del Ingenio Ledesma que confesó haber prestado móviles a las fuerzas armadas para “limpiar el país de indeseables”.

Luego de ser procesado junto a Lemos en 2012 como cómplice primario de la privación de la libertad ilegítima de 29 personas, por efectuar el traslado a los centros de detención y por el secuestro seguido de asesinato y desaparición de 36 personas, el dictamen fue revocado en 2015 por la Cámara Federal de Casación Penal.  Dos años más tarde, H.I.J.O.S presentó una petición frente a la Corte Suprema para que se lo procese nuevamente. Sin embargo, el poder de Blaquier llega hasta la Corte donde el Presidente y uno de los encargados del fallo es Carlos Rosenkratz, íntimo amigo de la familia.

Además, la familia Blaquier mantiene estrechos lazos con la familia Macri y con el gobierno. María Eugenia Vidal fue una de las oradoras de su ONG Cimientos, a la que contrató el Ministerio de Educación por un convenio de 5 millones de pesos, y Gianfranco Macri, hermano de Mauricio, era íntimo amigo del hermano de Carlos.

 “El objetivo de empresarios tan desalmados como Blaquier es el de destruir la resistencia obrera para imponer un modelo neoliberal que arrase con las conquistas obreras, a fuerza de dictaduras o gobiernos hambreadores, y siempre, claro, con el aval del FMI”, declararon militantes del FOL en Jujuy. . Ahora  que la causa ha permanecido silenciada hace más de dos años, es más necesario que nunca exigir memoria, verdad y justicia.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS