martes 15 de octubre de 2019 - Edición Nº621
Frente de Organizaciones en Lucha » Regionales » 23 jul 2019

Aumenta la represión

La Plata: una ciudad sitiada por las fuerzas policiales

La respuesta del gobierno frente a la crisis social y económica es montar un operativo sin precedentes contra manteros y manteras.


Frente al aumento de la crisis económica, la inflación y la desocupación, miles de personas optan por rebuscárselas vendiendo productos de manera ambulante en plazas y espacios públicos. Hace algunos momentos detuvieron a 3 senegaleses, mientras que en la jornada de ayer también hubo 3 personas detenidas que ya fueron liberadas. La respuesta del gobierno municipal de Julio Garro es la militarización del centro platense a niveles nunca vistos, lo que significa una clara muestra de fuerzas frente al descontento social.

Los operativos comenzaron alrededor de un mes atrás, cuando plaza San Martín fue rodeada por al menos 400 efectivos de la policía de investigaciones, tácticas, Bonaerense y Local, Infantería y Gendarmería, además de la presencia de un equipo de Migraciones y Control Ciudadano, para evitar que las manteras que hacen feria americana lograran instalarse.

La mayor parte de las feriantes son mujeres y personas mayores, que venden ropa usada para poder sobrevivir, mientras que el resto de los manteros que tienen sus puestos en las zonas aledañas son en gran parte senegaleses que venden bijoutirie, ropa, medias, gorros, etc. Un informe de la Cámara Argentina de Comerció estipuló que la venta ambulante en la Plata aumentó un 140% en un año.

Los niveles de tensión y violencia protagonizada por las fuerzas represivas vienen en aumento desde aquel primer momento en que se blindó Plaza San Martín. Tal es así, que en la jornada de ayer la policía detuvo a Carolina Esteban, una de las manteras, y a dos militantes de Patria Grande que intentaron filmar la que estaba sucediendo. La detención se prolongó hasta las 19 hs. Con una fuerte manifestación en las puertas de la comisaria primera para exigir la liberación.

Hoy la ciudad amaneció con mayor refuerzo y presencia de efectivos policiales en todo el centro comercial. Los mismos se encuentran en grupos apostados en las esquinas y circulando por la zona. Según Oscar Negrelli, funcionario del gobierno de Garro, la medida continuará hasta erradicar a las y los puesteros.

Cabe destacar que además el Municipio impulsa desde hace un tiempo un nuevo código de convivencia ciudadana que ya despertó un fuerte rechazo dentro de la comunidad.  El mismo apunta justamente a limitar la actividad de vendedores y vendedoras ambulantes con multas muy elevadas; Limitar la protesta social estableciendo que quienes movilicen deben hacerlo por la vereda y con previo permiso otorgado por el gobierno; multas y mayor persecución de trabajadoras sexuales, entre otras medidas restrictivas.

Ante una situación donde la pobreza aumenta a niveles extremos mes a mes, Cambiemos intenta contener el descontento social con persecución, amedrentamiento y criminalización de las y los trabajadores. La ciudad se ha vuelto un lugar sitiado y amenazante para toda persona que intente buscar alternativas para llevar un plato de comida a la mesa.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS