sábado 24 de agosto de 2019 - Edición Nº569
Frente de Organizaciones en Lucha » Niñez/Juventud » 19 jul 2019

Servicio Cívico Voluntario: Militarización de una juventud precarizada

Patricia Bullrich anunció la creación del Servicio Cívico Voluntario en Valores, destinado a jóvenes de entre 16 y 20 años que no pudieron finalizar sus estudios y tampoco trabajan. La sustitución de la educación pública por una militarizada causó un amplio rechazo en la sociedad.


El pasado miércoles la ministra de Seguridad anunció la implementación del Servicio Cívico Voluntario en Valores (SCVV), un programa dirigido por la Gendarmería Nacional y destinado a jóvenes de entre 16 y 20 años que han abandonado el secundario y no trabajan. Para Bullrich, esta medida impulsará a los jóvenes a retomar la educación formal mientras se forman en talleres sobre valores, responsabilidad y oficios dictados por gendarmes.

“Hoy la Gendarmería es la institución más valorada en nuestro país, la número uno. Mucho más valorada que cualquier otra, que la educación pública, que la universidad”, afirmó Bullrich durante la presentación del SCVV. El ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, apoyó la medida asegurando que Gendarmería es una fuerza policial prestigiosa en el país, mientras que desde la oposición el precandidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, argumentó: “Es mejor que (en el Gobierno) hagan esto antes que no hagan nada”.

La creación del SCVV causó el rechazo de la comunidad educativa y de organizaciones sociales y políticas quienes lo calificaron como una “especie de colimba” que busca adoctrinar a los jóvenes en vez de buscar métodos de contención o invertir en mejoras para las escuelas y universidades públicas que han sufrido las consecuencias del ajuste durante estos últimos cuatro años. Lejos de ser “ni-ni”, la mayoría de los jóvenes debe abandonar la escuela para trabajar y poder ayudar en su casa, cuidar de familiares o por embarazos adolescentes.  

Desde el Bachillerato Popular El Llamador, perteneciente al FOL, rechazaron esta propuesta y la consideraron un retroceso en materia educativa. “En vez de financiar la educación y tener propuestas de formación colectiva y comunitaria donde la gente se organiza y puede pensar en pos de su liberación, el gobierno propone la militarización y que formen a la juventud nada más ni nada menos que los asesinos de nuestros compañeros Santiago Maldonado y Rafael Nahuel”, argumentó Solana, docente del Bachillerato.

Dentro de este contexto, los bachilleratos populares son una forma de contención para los jóvenes adultos que fueron expulsados del sistema formal, ya que ofrecen otro tipo de pedagogía. “Los bachis nos proponemos no solamente contener a esos sujetos sino brindar una educación que sea transformadora, que las personas que entran salgan no solo con un titulo secundario sino que además salgan con la capacidad de organizarse”, continuó Solana.

Actualmente la tasa de desempleo de personas menores de 30 años escala al 20%, y afecta en su mayoría a las mujeres, ya que 1 de cada 4 no logra conseguir un empleo formal. Estas mujeres deben abandonar sus estudios ya que no tienen la capacidad de costearlos, o porque deben transitar un embarazo y la crianza de un hijo. La principal causa de los embarazos adolescentes es la falta de educación sexual en las escuelas y la falta del acceso al derecho a la interrupción voluntaria del embarazo.

Por otro lado, son miles los jóvenes que además de continuar con sus estudios secundarios o universitarios deben trabajar para poder seguir haciéndolo. Carolina forma parte de Jóvenes FOL, estudia la Tecnicatura en Seguridad e Higiene y además trabaja en la Cooperativa de Huerta. “La verdad que es re difícil, hacer una carrera lleva mucho tiempo y con lo que trabajo sólo me pago los estudios. A veces no me alcanza”, aseguró la joven.

“Hay veces que pienso ‘voy a dejar de estudiar y arranco de nuevo el año que viene’ porque mi mamá no me puede ayudar”, lamentó Carolina. Consecuentemente a la crisis económica son miles los estudiantes que se enfrentan a esta realidad, y es el factor clave por el cual aumentan los niveles de deserción.  Aún así, sigue sin quedar claro cómo el SCVV lograría erradicar estas problemáticas a través de la militarización de la juventud.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS