martes 15 de octubre de 2019 - Edición Nº621
Frente de Organizaciones en Lucha » Novedades » 27 jun 2019

Según el Indec

Cada vez se agranda más la diferencia entre ricos y pobres

Las últimas estadísticas revelaron que la distribución del ingreso es muy desigual, y que hay sectores que se siguen enriqueciendo con este modelo económico.


Según el informe sobre la Evolución de la distribución del Ingreso del Indec para el primer trimestre del 2019, el 10% más rico de la población tiene un ingreso que es 21 veces más grande que el del sector más pobre. Esto significa un punto más en comparación con diciembre del año pasado donde la brecha era de 20.

Estas cifras confirman que a pesar de que gran parte de los trabajadores y trabajadoras del país vieron empeorar sus condiciones de vida de manera drástica, hay una porción minoritaria de la sociedad que se sigue enriqueciendo. Esto sin dudas es posible gracias a las políticas económicas del gobierno de Macri que se encarga de beneficiar a los sectores de la especulación financiera a costa del saqueo y el empobrecimiento del conjunto de la población.

El 70% de la población, que reúne a 9 millones de personas, percibe ingresos de hasta 22.404 en promedio, lo cual se encuentra alejado de la Canasta Básica Total que hoy ronda los 30 mil pesos. Mientras que los más ricos perciben en promedio sueldos de hasta 68.260 pesos.

Las más perjudicadas en la distribución del ingreso son las mujeres, ya que el 42,6% de ellas perciben ingresos promedio de 18.502 pesos, en contraposición el 57,4% de los varones perciben un 25.333 pesos. Si se observan los escalones más precarios y pobres, el número de mujeres es más alto que el de ellos.

A su vez, gran parte de las identidades femeninas tienen un porcentaje elevado de ingresos no laborables, esto quiere decir que a una porción elevada le cuesta mucho conseguir un trabajo formal y por lo tanto son relegadas a sobrevivir de forma precaria con subsidios o ingresos de otro tipo que generan dependencia y poca estabilidad económica. Esos montos llegan a ocupar hasta el 76% de lo que percibe una mujer en ciertos sectores de la sociedad.

Luego si se analizan los datos de los ingresos totales por hogar, el informe revela que el sector más pobre cuenta con 7923 pesos en promedio, mientras que las familias más ricas juntan en promedio 119.514 pesos. Es importante tener en cuenta aquí la gran tendencia de los sectores más pudientes a declarar bienes e ingresos reales, por lo que estos podrían llegar a ser mayores.

De esta manera se configura un escenario en donde las trabajadoras y trabajadores viven cada vez con menos, llegando a condiciones inhumanas de supervivencia y viendo reducida la capacidad de compra de sus salarios. El aumento de la desocupación, la inflación creciente, la poca capacidad de compra y las constantes devaluaciones arrojan un panorama desolador que no parece que vaya a revertirse en los periodos próximos.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS