sábado 07 de diciembre de 2019 - Edición Nº674
Frente de Organizaciones en Lucha » Género » 27 jun 2019

A 50 años de Stonewall

Cuarta Marcha Plurinacional contra los Travesticidios y Transfemicidios

En lo que va del año fueron asesinadas 37 travestis, que se suman a la larga lista de este genocidio silenciado e invisibilizado.


Este viernes 28 de junio se realizará la Cuarta Marcha contra los Travesticidios y Transfemicidios, que este año se denomina además Plurinacional con el objetivo de nombrar y reconocer a las travas y trans que provienen de diferentes nacionalidades y participan del evento. La convocatoria partirá a las 18 desde Plaza de Mayo a Congreso.

La movilización se lleva a cabo en el marco del 50 aniversario de Stonewall, una revuelta en la que lesbianas, gays y travestis se rebelaron contra la opresión del gobierno estadounidense. La comunidad LGTB sufría de manera sistemática los ataques de la policía, hasta que la noche del 28 de junio se produjeron grandes enfrentamientos, los cuales duraron por varios días, y fueron el impulso de una larga lucha por los derechos de las identidades disidentes.  

En Argentina, esta movilización se llevó a cabo por primera vez en el 2016, un año después del asesinato de la activista trava Diana Sacayan. Ella fue una de las que motorizó el reclamo por la sanción de la Ley de Identidad de Género y continuó luchando junto a otras compañeras por la Ley de cupo laboral Trans. El inmenso dolor por su pérdida se transformó en organización y salieron a las calles a decir “basta de tanta violencia, basta de tanto odio, basta de tanta impunidad”.

Cuatro años después las exigencias siguen siendo más o menos las mismas, ya que la realidad no se ha transformado a lo largo de este tiempo. En lo que va del 2019 se registraron 37 asesinatos de odio, teniendo en cuenta además que no existen estadísticas oficiales por lo que la cifra podría ser mayor.

A su vez, el promedio de vida de una travesti es de 35 años, esto se debe a múltiples factores entre los que se encuentran: la violencia sistemática por parte de la policía y las instituciones; el poco acceso a la salud y a tratar enfermedades evitables; las complicaciones derivadas de la auto-administración de hormonas y/o aceites y siliconas, por no tener el acompañamiento y asesoramiento de un profesional médico.

Por otra parte, para las travestis la prostitución se vuelve casi la única opción para poder sobrevivir. Debido a esto gran parte de la comunidad lucha por la abolición de la prostitución, ya que en la calle sufren los constantes abusos y persecución por parte de las fuerzas represivas, la violencia permanente de los clientes, y muchas veces no tienen la posibilidad de decidir cómo cuidarse para no contraer enfermedades de transmisión sexual.

Esto constituye un terrible abandono por parte del Estado y un continuo sometimiento a la discriminación y la violencia. Todos estos componentes, sumado a la impunidad frente a los crímenes de odio, hace que la situación sea claramente un genocidio avalado por los distintos gobiernos y por la indiferencia de la sociedad en general.

Por estos motivos la movilización y la visibilización de estas problemáticas se vuelven una necesidad urgente. Las luchas de activistas como Diana Sacayan y Lohana Berkins, entre muchas otras, continúan en las voces de las que siguen vivas y peleando.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS