viernes 19 de julio de 2019 - Edición Nº533
Frente de Organizaciones en Lucha » Trabajo » 21 jun 2019

Se agudiza la crisis

El desempleo alcanzó las dos cifras

El porcentaje de personas desocupadas ya alcanza el 10,1%, el más alto en trece años. Hay 4,5 millones de personas con problemas laborales.


Según datos revelados por el Indec sobre este primer trimestre, la desocupación creció un punto respecto al año pasado, alcanzando el 10,1%. Esta cifra representa casi el doble de la estadística publicada durante 2015, de 5,9%, dato que de todas formas debe ser “tomado con reservas” por la “emergencia estadística” que sufrió el organismo durante el gobierno kirchnerista. A esto se le suma un 5,8% de caída en el Producto Bruto Interno (PBI).

Argentina es el tercer país de Sudamérica con mayor índice de desocupación, luego de Venezuela (44,3%) y Brasil (11,4%). Junto con la caída de la industria nacional debido a la fuerte crisis económica cambiaria, que este año alcanzó el 10,8%, viene aparejado el aumento del trabajo informal  en 1,1,% alcanzando el 35% y de gente subocupada, es decir que busca aumentar sus horas de trabajo, a 9,8%.

Además, según el Centro de Economía y Política Argentina (CEPA), los despidos aumentaron un 41%, es decir que durante el primer trimestre hubo 19.882 nuevos desocupados, de los cuales 125 pertenecen al empleo público y  19.757 al empleo privado.  Dentro de los desempleados, los que están en búsqueda un trabajo hace más de un año son el 31,5%. 

Dante Sica, ministro de Producción y Trabajo, adjudicó esta situación a la crisis del año pasado, y afirmó que se está revirtiendo esta situación en la actividad económica. También insistió con una reforma laboral, haciendo referencia al proyecto de ley presentado en 2017 que representa un avance contra los trabajadores,  ya que establecía nuevas formas de contratación que benefician al empleador, la eliminación de las “horas extra”, y la limitación de juicios laborales.

El grupo en donde más empleos se han destruido es el de los jóvenes, y dentro de ellos, las mujeres. Durante el primer trimestre de 2019 un 25% de las jóvenes menores de 29 años no consiguió trabajo, y del total un 11,5% es desocupada. En todos los aglomerados urbanos, excepto la Patagonia, las mujeres tienen un índice de desempleo mayor a los hombres. Además son las que más se ven expuestas al trabajo precario como trabajadoras domésticas.

Según la consultora Radar, el desempleo alcanzaría el 12% a fines de este año, lo que significaría la cifra más alta desde 2005, este porcentaje implicaría 750.000 nuevos desocupados. Esto se produce por un aumento de la demanda debido a la caída del poder adquisitivo en los hogares, al necesitar más dinero, hoy en día se necesitan $70.000 para no ser considerado pobre, más gente busca trabajo, lo cual se produce a la par del cierre de fábricas y empresas.

 Además, según una encuesta de Manpower, la intención de incorporación de empleados de más de 800 empresas para el segundo trimestre de 2019 es del 0%, lo que significa una caída de seis puntos respecto al año pasado. Esto significa que no habrá reversión absoluta de la situación de desempleo, sino que seguirá creciendo provocando mayores índices de pobreza y mayor conflictividad laboral y social.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS