jueves 18 de julio de 2019 - Edición Nº532
Frente de Organizaciones en Lucha » Regionales » 3 may 2019

Se agudiza la crisis

Clausuraron una feria de trueque que permitía subsistir a cientos de familias

La policía bonaerense se encargó de clausurar el predio en donde se hacía esta feria. Allí se intercambiaban verduras por ropa o alimentos.


Hace más de un mes que la municipalidad de La Plata decidió suspender la feria que se llevaba a cabo en 422 y 208, localidad de El peligro. La razón es que la misma se llevaba a cabo en un predio en donde, según bromatología, las condiciones de higiene no eran óptimas. A raíz de esto decidieron denunciar penalmente a la dueña del predio y clausurar la actividad que permitía el trueque entre alimentos para familias que lo necesitan.

La feria se realizaba los días viernes entre las 8 AM y las 12 PM. Allí circulaban alrededor de 200 personas que buscaban intercambiar ropa en buen estado o alimentos no perecederos a cambio de frutas y verduras que producen los quinteros de la colectividad boliviana. Los vecinos que asistían realizaron un reclamo frente a la delegación, ya que esta es una de sus fuentes para poder subsistir. 

Según Karina, vecina del barrio y militante del FOL, esta no es la primera vez que el delegado Federico Valda se niega a dar una respuesta a las necesidades. “Como vecinos habíamos hecho previamente notas pidiendo el arreglo de las calles, que ponga el alumbrado, que arregle la bomba de agua de la placita, la única apta para consumo en todo el barrio. Lo único que están haciendo es rellenar la calle con piedras”, afirmó indignada.

Junto con otras militantes del FOL, Karina se ocupa de realizar las tareas en donde el Estado está ausente. Por ejemplo, organizan cuadrillas de trabajo y se encargan de las refacciones en jardines de infantes, desde las goteras de los techos al mantenimiento del césped. Según Karina, esto genera “bronca” en el delegado, “eso no lo hace quedar bien, pero nosotros siempre hacemos los reclamos”, aseguró.

“Nosotros conseguimos todo en base a la lucha, y por el bienestar de nuestros compañeros”, destacó Karina.  En el barrio el FOL tiene dos comedores comunitarios que sirven viandas y copa de leche a alrededor de 125 chicos, y también a ancianos y madres solteras. Además, son los mismos integrantes del FOL quienes en representación del resto de los vecinos, reclaman el acceso a servicios básicos y más recursos para el comedor.

El delegado  prometió ayuda para comedores de otras organizaciones, pero debido a esta saña personal dejó al FOL fuera.  “Hemos crecido, hemos construido los comedores, las cooperativas de trabajo, tenemos el plan fines, hay canchita de futbol donde vienen los nenes a la tarde con profesores, y esas cosas le molestan. Porque la gente se acerca, quiere colaborar. Le molesta que le demos contención a al barrio”, concluyó Karina.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS