viernes 13 de diciembre de 2019 - Edición Nº680
Frente de Organizaciones en Lucha » Trabajo » 3 may 2019

Crece la desocupación

En el primer trimestre del 2019 hubo 19.882 despidos y suspensiones

Mientras tanto la CGT sigue haciendo la plancha y negocia renovar el acuerdo antidespidos con el gobierno, que ya demostró ser totalmente inútil.


Según un análisis realizado por el Centro de Economía Política Argentina, durante los meses, de enero, febrero y marzo del corriente año se registraron 19.882 despidos y suspensiones, lo que supera ampliamente a los 14.068 registrado en igual periodo del año pasado. El sector que se vio más afectado es el de la industria con un 77%, mientras que el sector de servicios protagonizo el 21% de los casos.

La diferencia con respecto al primer trimestre del 2018 es que en aquel momento los despidos y suspensiones fueron en su gran mayoría del sector público, mientras que este año predomina el ámbito privado. La industria registró 6.941 despidos y 8.295 suspensiones, mientras que en servicios fueron 4.103 despidos y no se computaron suspensiones.

Esto se debe a que la industria viene cayendo en picada desde hace tres años, aunque este primer trimestre es el que peor índices registra. Esto se produce a causa de las políticas económicas del macrismo que se basan netamente en favorecer la especulación financiera, mientras se ahoga a las Pymes y empresas. 1 de cada 5 despidos durante este periodo se relacionan con cierre de empresas o plantas.

Parte de este panorama es el que impulsó el paro del pasado 30 de abril, que a pesar de que tuvo una amplia convocatoria desde diversos sectores, tanto burocráticos como combativos, no fue encabezado por la CGT. Por el contrario la central sindical continua con su rol pasivo, reforzado por los 32 mil millones que el gobierno les destino para las obras sociales y para mantener la tregua para apaciguar el conflicto social.

A su vez, la CGT comenzó a negociar la renovación de un pacto antidespidos con el gobierno, para prorrogar el que venció el 31 de marzo y que a la vista de los datos mencionados anteriormente, casi no tuvo efecto alguno.

Este pacto anterior no impedía que haya despidos, sino que por el contrario obligaba a las empresas a avisar al Ministerio de Producción y Trabajo, con 10 días de anticipación, que iban a despedir gente. El nuevo acuerdo seguiría en la misma sintonía, no hay perspectivas de llegar a una total prohibición de los despidos y suspensiones.

La situación de millones de personas empeora día a día. A gran parte de estas personas que quedaron desocupadas les costará mucho conseguir un nuevo empleo, ya que los miles de puestos de trabajo que según Macri se crearon en el último tiempo, también resultan una vergonzosa y evidente mentira.

El paro del 30 de abril evidenció el gran descontento por parte de amplios sectores de la sociedad, hubo escraches a bancos, corridas, tensión y detenidos. Pero Cambiemos sigue empeñado en seguir dándole la espalda al pueblo trabajador en beneficio de sus propios intereses.

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS