miércoles 22 de mayo de 2019 - Edición Nº475
Frente de Organizaciones en Lucha » Novedades » 18 abr 2019

Ante la crisis

El gobierno da un manotazo de ahogado mientras el país se hunde en la pobreza

Con un vergonzoso anuncio Macri pretendió llevar tranquilidad a la población de cara a las elecciones. Las medidas anunciadas son un parche momentáneo que no alcanza para dar respuesta a las necesidades más básicas.


Luego de conocerse que la inflación de marzo alcanzó un pico de 4,7%, lo cual acumula en el primer trimestre del 2019 un 11,8%, el gobierno dio a conocer hoy algunas medidas con las que intentará calmar el descontento social antes de las elecciones. El objetivo parece difícil de alcanzar debido a que la iniciativa es insuficiente ante el panorama de pobreza actual.

Tras difundir las escandalosas cifras del aumento de precios y con una perspectiva económica desoladora, el presidente Mauricio Macri intentó generar un marco de mínima contención con la mirada puesta en las urnas y en total ausencia de registro de las consecuencias de la crisis en los sectores más empobrecidos. 

En ese marco, con una insólita puesta en escena a través de un video de poco más cuatro minutos expresó los trazos generales del paquete de medidas. Sin embargo, fueron los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne; de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley, y de Producción y Trabajo, Dante Sica, quienes brindaron detalles específicos de las mismas.

Entonces, anunciaron resoluciones para:

- Precios y consumo

  • Acuerdo de precios de productos esenciales
  • Beneficios y créditos Anses
  • Ley de lealtad comercial
  • Cortes de carne a precios accesibles

- Congelamiento de tarifas de servicios públicos

  • Electricidad, gas y transporte
  • Telefonía celular

- Beneficios sociales

  • Descuentos hasta el 70% en medicamente para la AUH
  • Créditos para conexiones de gas
  • Nuevo llamado de Procrear

 - Apoyo para las pymes

  • Plan de pagos de AFIP
  • Mejores condiciones para comercios
  • Menos retenciones para pymes exportadoras

 

 

Sin dudas que lo impulsado por el gobierno nacional llega en el peor momento tanto de su gestión como en lo social, económico y político. Con un descontento cada vez más creciente, reina la desconfianza sobre la capacidad que tengan las propuestas para paliar mínimamente las salvajes consecuencias del ajuste.

Este malhumor social se fundamenta en los índices oficiales de pobreza e indigencia que arrojó la Encuesta Permanente de Hogares. La misma determinó que el 32% de la población se encuentra por debajo de la línea de pobreza, mientras que el 6,7% es indigente. Si se suman los dos millones de pobres nuevos a los ya existentes se puede determinar que hay alrededor de 14 millones de personas a nivel nacional que son pobres, mientras que 3 millones ni siquiera llegan a cubrir las necesidades alimentarias básicas y viven apenas sobreviviendo en la indigencia.

A su vez, las cifras difundidas también por el Indec sobre 31 aglomerados urbanos, mostraron que la desocupación durante el último periodo del 2018 llegó a 9,1%, lo que representa 400.000 desocupados nuevos en un año, es decir más de mil por día. El total de personas afectadas por esta situación es de 1.750.000, y el relevamiento no analiza lo que sucede con el trabajo rural ya que las estadísticas están hechas sobre los centros urbanos. Una de las zonas más afectadas fue el conurbano bonaerense, donde la desocupación llega a 11,4% frente al 9,2 de un año atrás, es decir que 644.000 personas son desocupadas. Pero las tasas más altas fueron las de Rosario y Mar del Plata con un 12,8%.

A esto se le agrega lo que sucede en el sector de trabajadoras y trabajadores precarizados y la situación es paupérrima ya que en el tercer trimestre del 2018 hubo 4.850.000 de empleos asalariados no registrados. Por otra parte, existen 4.690.000 cuentapropistas, de los cuales hay muchos que son monotributistas que en realidad deberían estar en relación de dependencia y bajo convenio. Esto quiere decir que hay casi 5 millones de personas que no tienen obra social, ni pueden acceder a derechos como el aguinaldo, las vacaciones pagas, un salario por convenio, y aportes jubilatorios. A su vez esta situación genera menos ingresos para el financiamiento de la Seguridad Social, que afronta el pago de las jubilaciones.

 

 

En cuanto a este sector, sumado a cooperativistas y desocupadas, la respuesta de Macri es brindar un crédito a través de la Anses por el cual la gente se endeudará al tener que pagar los intereses. Esto ya sucedió en el proceso eleccionario de 2017 y María, integrante del Frente de Organizaciones en Lucha, recordó que “yo lo pedí porque estaba cansada de estar bajo agua cada vez que llueve. Al menos para tener un techo donde dormir con mis hijos. Saqué otro con mi nieto para lo mismo y lo termino de pagar el año que viene”. Por su parte, Amelia, también integrante de FOL, dijo que “yo lo saqué para poder empezar a hacerme una casilla en la casa de mi abuela, pero cuando me lo dieron no me alcanzó ni para una parte y lo termine usando para pagar una deuda que le salió a mi marido”.

Después de los anuncios, el Frente de Organizaciones en Lucha manifestaron que “ante los paliativos que nos ofrecen, sostenemos que seguiremos en las calles por nuestra lucha por aumento del salario para las cooperativas y por mejores condiciones de vida para toda la clase trabajadora”.

“Reforzamos que debemos preparar nuestra fuerza organizada para lo que viene, profundizando los debates y los marcos de unidad entre quienes estemos dispuestxs a sostener la lucha por nuestros derechos y por derrotar el plan de ajuste de Cambiemos y de sus aliados provinciales”, concluyeron.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS