viernes 19 de julio de 2019 - Edición Nº533
Frente de Organizaciones en Lucha » Novedades » 4 abr 2019

Con altas tasas de interés

Como respuesta a la crisis, el gobierno ofrecerá endeudamiento a los más pobres

El oficialismo relanzará los créditos de la ANSES para jubilados y beneficiarias de la AUH. Una respuesta a la crisis que termina hundiendo más a la clase trabajadora.


El próximo 8 de abril, el gobierno hará un relanzamiento de los créditos de la Anses para jubilados y beneficiarias de la AUH. La propuesta que el oficialismo intenta presentar como un avance, lleva a que las y los que menos tienen se endeuden por las altas tasas de interés que rondan en el 50%.

Los nuevos créditos aumentaran los montos máximos que se pueden pedir. De esta manera un jubilado puede solicitar 160 mil pesos, y las beneficiarias de la AUH podrán requerir 13 mil. Hasta el momento los primeros podían pedir hasta 80 mil, mientras que en el caso de la asignación el máximo era 6500$.  

Por lo tanto, frente a la pérdida del poder adquisitivo de gran parte de la población, ocasionada por la acelerada suba de precios de cuestiones básicas como alimentos, transporte y servicios, la respuesta del gobierno es brindar un crédito por el cual la gente se endeudará al tener que pagar los intereses.

María es integrante del Frente de Organizaciones en Lucha y cuenta que “yo lo pedí porque estaba cansada de estar bajo agua cada vez que llueve. Al menos para tener un techo donde dormir con mis hijos. Saque otro con mi nieto para lo mismo y lo termino de pagar el año que viene”.

En el caso de Amelia, otra integrante del FOL, dijo que “Yo lo saqué para poder empezar a hacerme una casilla en la casa de mi abuela pero cuando me lo dieron no me alcanzó ni para una parte y lo termine usando para pagar una deuda que le salió a mi marido”.

En la mayoría de los casos la gente pide el crédito para este tipo de cuestiones básicas como tener un techo que no se venga abajo con cada lluvia, pagar el fiado del almacén, los útiles de la escuela, o como en el caso de Elsi del FOL “viajar con mis hijos a Paraguay para ver a mi familia que hace 5 años que no visitaba”.

También puede ser para intentar sobrevivir ante la desocupación, como el caso de Natalia que lo saco porque “estaba desempleada y me puse un kiosco pequeño, pero no lo pude sostener porque cada vez que iba  a comprar estaba todo más caro y traía la mitad de la mercadería”. Los testimonios dan cuenta de que debido a la inflación el monto pedido se esfuma en el aire sin siquiera poder solucionar los motivos por los cuales lo requirieron.

Una persona que solicitaba el monto máximo de 6500$ terminaba pagando al final de las cuotas alrededor de 10 mil. “Si me hubiera servido no me importa pagar, así sea el doble, porque lo necesitaba. Pero hoy en día, lo pensaría un poco más ya que al final subió todo y no me sirvió para lo que yo lo necesitaba” agregó Amelia.

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS