domingo 19 de mayo de 2019 - Edición Nº472
Frente de Organizaciones en Lucha » Niñez/Juventud » 13 mar 2019

Adolescentes y noviazgos violentos

Según la Defensoría del Pueblo una de cada cuatro jóvenes sufre episodios de violencia de parte de su pareja durante la adolescencia. Mientras tanto, el tema no se trata en las escuelas.


Una encuesta realizada por la Defensoría del Pueblo bonaerense reveló que una de cada cuatro adolescentes vivió algún tipo de violencia dentro de sus relaciones. Estas situaciones se tratan tanto de abusos psicológicos como físicos, y muchas veces se vuelven difíciles de detectar para las víctimas.

En los últimos dos años se triplicaron las asistencias del programa “Noviazgos Sin Violencia”, cuyo fin es brindar acompañamiento a las víctimas que deciden denunciar a sus abusadores. Además, el año pasado la línea 144 recibió un total de 48.000 llamados, de los cuales el 40% pertenecía a niñas y adolescentes. En cuanto a femicidios, más de 300 adolescentes fueron asesinadas en los últimos años.

Es necesario entonces que las adolescentes aprendan a detectar noviazgos y relaciones violentas desde una temprana edad en donde puedan aprender a construir formas sanas de relacionarse, obtener herramientas para el autocuidado y  conocer cómo deben actuar frente a estos casos. Para ello, también se debe romper con los estereotipos y roles tradicionales de género que perpetúan las prácticas patriarcales en los distintos ámbitos sociales y culturales.

Lorena Schwab es psicóloga y profesora dentro del Bachillerato Popular El Llamador. Según ella, la violencia de género es un tema que debe tratarse en las escuelas y bachilleratos con el fin de intentar construir relaciones más igualitarias y deconstruir los roles que socialmente se les impone tanto a hombres como mujeres. Dentro del Llamador se realizan talleres para aprender a reflexionar y detectar estos casos.

Por otro lado, en Jóvenes Fol se trabajó la violencia de género mediante la elaboración de un documental que recolecta los distintos tipos de violencia que sufren las mujeres. Elizabeth participó del proyecto y afirmó: “Me fue muy útil aprender sobre violencia de género porque, por ejemplo, yo no sabía que los piropos era una forma de violentar a la mujer. Ahora puedo defenderme y defender a mis compañeras en estos y otros casos”.

La falta de políticas públicas y la no implementación de la ley de Educación Sexual Integral provocan que este sea un tema que no se trata en las escuelas, y que las y los adolescentes deban buscar otros espacios para aprender y aclarar sus dudas. Según Lorena, el tema se trabaja sólo por docentes que tienen la iniciativa y están formados en el tema. Ante una situación de violencia, recomienda: “lo primero es intentar hablar con la compañera muy tranquilamente, sin que se sienta cuestionada o juzgada y generando un clima de confianza donde sepa que no está sola y que puede contar con nuestro apoyo”, para luego poder repensar la relación y construir herramientas entre las alumnas y docentes.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS