jueves 21 de marzo de 2019 - Edición Nº413
Frente de Organizaciones en Lucha » Género » 8 mar 2019

8 de marzo

Paro Internacional Feminista

Mujeres, Lesbianas, Trans, Travestis y Bisexuales impulsan una huelga en todo el mundo y se preparan para generar otro hecho histórico.


Mujeres, Lesbianas, Trans, Travestis y Bisexuales se preparan hoy para llevar adelante el cuarto paro internacional feminista en el marco del 8 de marzo. La medida de protesta apunta a visibilizar el trabajo no pago que realizan estas identidades y que ayuda a sostener el mundo y el sistema capitalista. Además de salir a la calle una vez más para luchar contra la violencia y el machismo.

En Argentina y en la mayoría de los países del mundo, todas las horas que las mujeres e identidades disidentes pasan lavando, planchando, preparando la comida, sacando piojos, comprando útiles, llevando a las/los abuelas/os al médico, etc. aparecen como tareas que naturalmente les corresponden a ellas y no son consideradas un trabajo. Pero esto es lo que garantiza que el mundo funcione y que las personas puedan crecer y desarrollarse.

En los años ‘60, sólo 2 de cada 10 mujeres trabajaban fuera del hogar, pero hoy en día son 7 de cada 10. Es decir que desde hace algunas décadas las mujeres empezaron a incorporarse de manera masiva al mercado del trabajo, pero aun así continuaron manteniendo las largas horas de labores domésticas y de cuidado, por lo tanto se vieron sobrecargadas con una doble jornada laboral.

Según el Indec, las mujeres y disidencias dedican 6 horas al día a las tareas domésticas y de cuidado, mientras que los varones sólo destinan 3,8 hs. Esto genera que muchas veces sea más complicado para ellas compatibilizar las tareas de la casa con las responsabilidades y los horarios inflexibles de un trabajo formal. De esta manera la tasa de desocupación para las feminidades es de 10,5% mientras que para los varones es de 7,8%.

Por su parte, aquellas familias con un mejor pasar económico terminan delegando esas tareas en otras mujeres. El 80% de todas las trabajadoras domésticas del mundo son mujeres, y en particular en Argentina este es el principal rubro de ocupación de las asalariadas. Además cabe destacar que es un sector donde las tasas de informalidad y precariedad son altísimas, es decir que el 80% padece salarios bajos, jornadas extensas y poco acceso a las obras sociales y aportes jubilatorios.

A esto se le suma la brecha salarial entre mujeres y varones: las primeras perciben un 26,2% menos de ingresos que ellos e incluso se les paga menos por el mismo trabajo. Esto se genera por múltiples factores, pero en gran parte se debe a que las mujeres acceden a puestos más precarios para poder compatibilizarlo con las responsabilidades de la casa; a su vez por una cuestión de discriminación se las considera menos capaces de llevar adelante roles de liderazgo y referencia.

Por todos estos motivos, el Paro Internacional Feminista apunta a visibilizar todas estas tareas que hacen que el mundo se mueva y que no son reconocidas ni valoradas. A su vez se apunta a la responsabilidad que tienen los Estados y gobiernos a la hora de reducir estas diferencias y garantizar mayores condiciones de igualdad.

Por otro lado, el paro también es la continuación de la lucha cotidiana contra las violencias hacia las mujeres e identidades disidentes, que tiene al femicidio como su máxima expresión.

 

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS