lunes 22 de octubre de 2018 - Edición Nº263
Frente de Organizaciones en Lucha » Regionales » 21 jun 2018

Río Negro

Miles de familias batallan contra el frío y el gobierno no da respuestas

La falta de respuestas y políticas públicas frente a la problemática de la calefacción en invierno y las viviendas precarias se vuelve recurrente cada invierno.


El Frente de Organizaciones en Lucha de la ciudad de Roca (Fiske Menuco), Río Negro, realizará hoy una movilización al Municipio para reclamar una respuesta frente a las bajas temperaturas y la imposibilidad de cientos de familias pobres de calefaccionarse.

Hoy en día existe el programa “Calor” que otorga leña y garrafas, pero representantes del FOL denuncian que es totalmente insuficiente ya que la leña dura un promedio de dos días para una familia de cuatro personas. Mientras que las garrafas no se están entregando, por lo cual también reclaman un informe para saber en qué se está destinando el presupuesto asignado al programa.

A su vez, las garrafas han aumentado un 100% en lo que va del año. Una de 10 kilos cuesta alrededor de 400 pesos y dura una semana, por lo que para las familias que se sustentan con el programa Salario Social Complementario de 4750$ el gasto representan el 33% de su sueldo.

La gran mayoría además vive en casas precarias de madera, y el gobierno tampoco puso en funcionamiento el programa provincial “Habitar” que otorga herramientas y materiales para mejorar las condiciones de estas viviendas.

Desde el FOL remarcaron que no hay respuestas por parte del Estado, y que ellos como organización cuentan con cuadrillas de construcción y trabajo comunitario que podrían trabajar en el mejoramiento de las casas de las y los vecinos, pero que el gobierno tampoco otorga las herramientas necesarias. Por lo tanto, también suman el reclamo de insumos para que se puedan desarrollar trabajos urgentes.

La situación de abandono Estatal y el vaciamiento de las políticas públicas se vuelve insostenible para miles de personas humildes que además ante el frío extremo recurren a métodos inseguros de calefacción, lo que sumado a las viviendas en malas condiciones, termina provocando incendios que muchas veces se cobran la vida de familias enteras.

Por otro lado, cada vez se acercan más personas a los merenderos y comedores barriales producto del aumento de la pobreza, y la partida alimentaria también es escaza. Hasta el momento pese a los recurrentes reclamos de las organizaciones sociales el gobierno no ha tomado medidas para dar una solución, poniendo en riesgo la vida de adultos y niños que se encuentran expuestos al frío, a los accidentes y con una mala alimentación.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS