sábado 15 de diciembre de 2018 - Edición Nº317
Frente de Organizaciones en Lucha » Educación/Cultura » 5 jun 2018

Plan de lucha escalonado

Continúa el reclamo de los Bachilleratos Populares

La Coordinadora de Bachilleratos Populares inició un plan de lucha en pos de la oficialización de los bachilleratos de la provincia y el pleno reconocimiento de los derechos de los estudiantes y docentes.


Este próximo jueves 7 de junio la Coordinadora de Bachilleratos Populares convoca a una nueva movilización en el Ministerio de Educación de la Nación para reclamar contra el recorte en la educación para adultos y por el reconocimiento pleno de los bachilleratos populares existentes. La medida se da en el marco de un plan de lucha escalonado que iniciaron hace un más de un mes para destrabar las negociaciones con los funcionarios.

Hace algunas semanas estuvieron movilizando tanto en provincia de Buenos Aires como en la Capital Federal por los mismos motivos, sin obtener una respuesta favorable. “Arrancamos un plan de lucha en la Coordinadora de Bachilleratos Populares hace alrededor de tres semanas debido principalmente a las presiones y no cumplimiento o garantías de los acuerdos políticos que habíamos llevado adelante con esta gestión sobre  la oficialización de dos Centros Educativos de Nivel Secundario (CENS)  una en el distrito de Brown, en Claypole y  otra en Berazategui.” Afirmó Agustina, integrante de la Coordinadora y docente del área de sociales en bachillerato “El Llamador” en Tolosa.

Según Agustina, el año pasado se acordó con la subsecretaria de la dirección general de cultura que para abril o mayo del 2018 estos dos CENS estarían oficializados, bajo la firma del subsecretario Héctor Nuñez, sin embargo esto aún no ocurrió. Otros de los reclamos que sostienen trabajadores y trabajadoras de Bachilleratos Populares son las becas, el financiamiento integral de la educación, el boleto estudiantil y el reconocimiento salarial de los docentes.

La lucha histórica de la Coordinadora de Bachilleratos Populares desde que se fundó en 2004 es oficializar dentro del sistema educativo público el formato de Bachillerato Popular, que como cualquiera de las escuelas tiene un proyecto político pedagógico y conlleva una nueva propuesta y experiencia dentro del campo popular junto a una nueva mirada hacia el barrio. Sin embargo, ninguna gestión habilitó el formato, por lo que se llegó al consenso de que se oficialicen como CENS.

La reforma educativa de adultos además de cerrar cursos y precarizar a sus trabajadores, cuatrimestraliza los programas educativos y tiene como uno de sus principales criterios no permitir que los menores ingresen dentro de estos CENS, a pesar de que muchas veces prefieren asistir a los mismos, y no a escuelas asignadas por el Estado. Los bachilleratos son considerados como espacios de contención por los jóvenes que quieren asistir a los mismos, antes que a los “cursos de aceleración”, que son aulas inventadas y no propician una solución definitiva para las demandas del alumno.

Esta reforma además incluye la creación del UniCABA que implica la disolución de 29 profesorados y la consecuente pérdida de puestos de trabajo, y el conflicto docente en todo el país por la falta de acuerdo en las paritarias. En provincia, la gobernadora Vidal se niega a ofrecer más del 15% en tres cuotas, cuando la inflación anual prevista es del 30%.

Esto demuestra que para el gobierno de Cambiemos la educación de jóvenes y adultos queda relegada en segundo plano y es considerada un gasto. Mientras tanto, docentes y alumnos siguen luchando por que sus derechos sean reconocidos, y por una educación pública y popular.  

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS