miércoles 19 de diciembre de 2018 - Edición Nº321
Frente de Organizaciones en Lucha » Regionales » 15 may 2018

Con represión policial

El intento de desalojo en Rosario afecta a 1500 familias

El barrio la Sexta es histórico en la ciudad y se encuentra amenazado por la especulación inmobiliaria. Vecinas y vecinos de la zona dijeron que están dispuestos a resistir para defender el lugar en donde viven hace más de 30 años.


Cerca del mediodía la policía de infantería intentó sacar por la fuerza a varias familias del barrio La Sexta, recurriendo a gases lacrimógenos, balas de goma y golpes contra mujeres y niños. Recien se retiraron del lugar pasadas las 15 hs, pero los vecinos denuncian que no había una orden de desalojo y que en el día de ayer se había presentado un amparo judicial para evitar esta situación, razón por la cual hacen responsable al Gobernador Lifsic y a la Intendente Fein por la integridad de las personas que viven allí.

Ante el inminente avance de la policía se hicieron presentes diferentes agrupaciones del movimiento estudiantil, sindicatos, organizaciones que componen la Coordinadora Antirrepresiva entre las que se encuentra el Frente de Organizaciones en Lucha, y diputados del campo popular y la oposición. Esto generó que bajara un poco la tensión, pero aún así durante varias horas se impidió a los vecinos entrar y salir del predio.

Guillermo, integrante de la coordinadora antirrepresiva que componen distintas organizaciones, explicó que “este es un barrio de los mas históricos de Rosario, lo compusieron trabajadores ferroviarios, portuarios y de la construcción. Más que históricos somos originarios, ya que este barrio es preexistente a la fundación de la ciudad y del Estado provincial, por lo que hace tiempo venimos exigiendo la regularización de los terrenos”.

La Sexta estuvo durante mucho tiempo en las periferias, pero a medida que la ciudad se fue expandiendo gracias a las riquezas del puerto, la zona se transformó en un lugar atractivo para el desarrollo de la especulación inmobiliaria y de distintos negociados. Según contó Guillermo, el gobierno pretende invertir 100 mil millones de pesos para construir una gran avenida que partiría el barrio al medio, de un lado habría un gran parque y del otro torres de alta gama “al estilo Puerto Madero”.

Esto provoca la indignación de sus pobladores, ya que como expresó Guillermo “acá no ponen ni una cloaca, ni agua, ni luz y ponen mil millones para desalojar” y contó que el lugar hace años que está abandonado por la desidia del Estado y son las mismas familias las que se encargan de urbanizarlo y hacerlo más habitable.

También la Universidad de Rosario tiene intereses puestos en esos terrenos, pero sin embargo algunos sectores de la comunidad educativa se hicieron presentes en el lugar de manera inmediata para mostrar su solidaridad con la lucha de los vecinos. A raíz de esto, Guillermo expresó que “entendemos que el movimiento estudiantil también tiene un problema habitacional porque la mayoría alquila o por problemas económicos tiene que dejar su carrera y no pueden continuar con su formación” y agregó que en Rosario hay miles de familias que se encuentran esperando una vivienda mientras que existen muchos departamentos que están sin habitar.

Por otro lado, vecinas y vecinos del barrio vienen denunciando hace tiempo los diversos entramados de abusos por parte del poder, que tienen que ver con casos de gatillo fácil, persecución y armado de causas a militantes sociales, el asesinato de Cristian Aquino militante del Frente de Organizaciones en Lucha, y el sostenimiento de bandas de narcotraficantes.

A raíz de esta situación la Coordinadora Antirrepresiva convoca a un acampe para resistir el desalojo y para visibilizar la realidad de miles de familias que construyeron el barrio con sus propias manos y esfuerzo, y que hoy ven amenazada toda su historia por intereses de los sectores más poderosos.

 

 

 

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS