sábado 18 de agosto de 2018 - Edición Nº198
Frente de Organizaciones en Lucha » Educación/Cultura » 7 mar 2018

Bachilleratos populares: otra forma de educación

Una experiencia que acerca a los jóvenes y adultos que no han podido finalizar el secundario a la educación popular y el conocimiento critico.


Los bachilleratos populares son escuelas para jóvenes y adultos que deseen cursar el secundario. Se crearon a partir del 2001 y actualmente siguen siendo una herramienta que fomenta otro tipo de saber y una forma de organización distinta a la de las escuelas públicas. Mientras que gran parte de ellos han sido oficializados por el Estado, el resto aún lucha por su reconocimiento y por el pago de salarios docentes.

En La Plata desde el año 2012 existe El llamador, o como sus docentes prefieren llamarle, “El Bachi”. Se ubica en un galpón recuperado en Tolosa,  y actualmente sostiene una matrícula de 25 alumnos por año, en todos los niveles. Por otro lado, en Claypole, un barrio trabajador del conurbano bonaerense, se ubica el Galpón Cultural, otra de las experiencias de educación popular de la provincia. Este bachillerato nació en 2010 y actualmente sostiene una matrícula de 100 estudiantes. Ambos pertenecen al FOL (Frente de Organizaciones en Lucha), pero sólo el que está ubicado en Claypole ha sido oficializado.

Según Agustina, docente de Ciencias Sociales en El Llamador, la mayoría de los bachilleratos que integran la Coordinadora de Bachilleratos Populares organizan las clases por áreas y no por materias. “Esto es por una cuestión pedagógica de no segmentar tanto las áreas de conocimiento y también por una cuestión de que para ‘El Bachi’ es importante trabajar con parejas pedagógicas. Las áreas que existen actualmente son: Ciencias Naturales, Exactas, Ciencias Sociales, y Comunicación y Literatura. Este año vamos a implementar el área de talleres, que son obligatorios para los estudiantes, en donde el primer cuatrimestre vamos a ofrecer un taller de artística“, comenta sobre una de las principales diferencias con el sistema educativo formal.

Para Antonella, profesora de Comunicación también en La Plata, es necesario trabajar con los estudiantes porque claramente se trata de una experiencia distinta a la de la escuela pública. Sobre la cantidad de estudiantes y edades que reciben en esta escuela, señala que “La gran mayoría son jóvenes, hay adolescentes, más o menos a partir de 15, 16, 17 años. Y una de las particularidades es que la mayoría piensa en gente grande que quiere terminar el secundario. La realidad es que cada vez la matricula es más joven porque nos encontramos con pibes que fueron expulsados del sistema educativo formal”.

Respecto a los profesores, el promedio por área es de cuatro. Y respecto a los cursos, los bachilleratos tienen una duración de tres años, en donde el primero se cursa de forma particular y el segundo y tercero en conjunto. El año pasado el bachillerato de La Plata tuvo un total de 4 egresados, mientras que el bachillerato de Claypole, un total de 25.

Sobre esta forma de organización y experiencia, Agustina cree que “se trata de desarrollar no las habilidades que en general propone el sistema educativo, mas allá de que estemos de acuerdo con un montón de cuestiones del sistema público educativo, sino que tiene que ver con el desarrollo de saberes críticos, nosotros hablamos de la educación liberadora, en ese sentido proponemos que ellos y los docentes puedan empezar a gestar formas de organización de cara al barrio y a su propia vida”. La propuesta pedagógica y política de los bachilleratos del FOL  es la organización en asamblea. En donde no sólo se organizan docentes, sino que además participan estudiantes que se apropian del tipo de organización y pueden debatir colectivamente sobre el tipo de educación que desean.

 

Docente que lucha, también está enseñando

 

Los docentes de escuelas públicas actualmente se encuentran intentando negociar un salario digno que supere el 15% de aumento en tres tramos, y en donde el presentismo no se vea afectado por tomar medidas en reclamo de sus derechos. Por otra parte, peligran los puestos de trabajo de 80 docentes que dictan el Plan Fines, al cual Horacio Rodríguez Larreta dio la orden de cerrar en 13 escuelas de CABA. A esto se suma el cierre de escuelas rurales y  en el  Delta del Paraná.

En el caso de los “bachis” una de las luchas fundamentales que atravesaron y atraviesan actualmente es la del reconocimiento por parte del Estado. Frente a las formas de organización en articulación con la lucha docente que se está llevando a cabo en las escuelas públicas, para un aumento salarial junto a la negativa al cierre y desfinanciamiento de la educación para adultos, Laura, docente de Claypole, explica que “Ahora, con la reforma de la educación para adultos estamos relacionándonos con otros centros de formación. Y en particular estamos algunos vinculados a la Agrupación Verde de Almirante Brown, que es una agrupación docente no partidaria con quien articulamos todas las luchas.”

En La Plata, la dificultad de relacionarse con el sindicato docente es mayor debido a que aún no han sido reconocidos por el Estado. “Nos ha costado bastante, es un trabajo gremial  además de trabajo educativo. Tenemos un sector destinado no sólo a problematizar el sistema educativo público y las complejidades que tiene el trabajador docente en el sistema, sino que también nos damos este trabajo más gremial de que un equipo de compañeros empiecen a entablar una relación con el sector sindical. Lo cierto es que nos ha costado que nos reconozcan como trabajadores de la educación, incluso en el sector opositor a la lista celeste (lista multicolor).”

Sin embargo, siguen reconociendo al paro como una herramienta de lucha que no deja por fuera a los bachilleratos populares: “nosotros nos damos el trabajo con los estudiantes y los profesores, y ahí tenemos un trabajo de militancia para poder pensarnos como trabajadores de la educación, por qué luchamos, por qué pedimos el reconocimiento del salario, qué propuestas están dando las gestiones, las patronales, y cómo podemos luchar nosotros en conjunto con los compañeros sindicales. “

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias