martes 21 de septiembre de 2021 - Edición Nº1328
Frente de Organizaciones en Lucha » Novedades » 30 jul 2021

Fue el Estado

4 años sin Santiago Maldonado. Ni olvido ni perdón

Se cumple un nuevo aniversario de la desaparición forzada seguida de muerte del joven artesano. Familiares, amigxs y organizaciones siguen luchando contra la impunidad.


El próximo 1 de agosto se cumplen cuatro años de la desaparición forzada seguida de muerte del joven Santiago Maldonado. El hecho movilizó a miles de personas en todo el país y también en el mundo, dejó en evidencia las múltiples irregularidades en su búsqueda y el encubrimiento hacia los responsables políticos y materiales, que al día de hoy siguen impunes. Por eso, familiares, amigxs y organizaciones continúan reclamando memoria, verdad y justicia.

Santiago Maldonado se había acercado a la ruta 40 para solidarizarse con la comunidad mapuche Pu Lof Cushamen, quienes se encontraban bajo la amenaza de ser desalojadxs de sus tierras ancestrales, las cuales desde hace años se encuentran en disputa con el empresario italiano Benetton.

Aquel día, la Gendarmería bajo las órdenes de la ministra de seguridad Patricia Bullrich y de su jefe de gabinete Pablo Noceti, persiguió a los tiros a lxs integrantes de la comunidad mapuche y a Santiago Maldonado hasta el río Chubut. Esa fue la última vez que se lo vio con vida y a partir de allí los medios de comunicación, el gobierno de Mauricio Macri en su conjunto, el juez Otranto y el juez Lleral que intervinieron en la causa y la genderamería montaron todo tipo de versiones falsas para encubrirse.

La criminalización a la comunidad mapuche, el cuestionamiento de la vida del joven Maldonado, los ataques y persecución a la familia, pusieron en evidencia el entramado de complicidades y la violencia con la que se abordó el caso. Santiago Maldonado estuvo desaparecido 78 días, luego de los cuales se encontró su cuerpo río arriba en un lugar que había sido rastrillado al menos tres veces.

Los resultados de las pericias forenses también dejaron muchos cabos sueltos y estuvieron plagados de irregularidades. El pedido de la familia de que la autopsia fuera realizada por un equipo independiente fue denegado. Por lo tanto es al día de hoy que no se sabe con certeza que pasó con Santiago Maldonado. La hipótesis de que se ahogó en el río y que su cuerpo permaneció ahí durante todos esos días no cierra, y la familia plantea que el cuerpo fue plantado.

Luego del caso de Santiago Maldonado la represión y persecución contra la comunidad mapuche continúo. Tal es así que tiempo después la prefectura asesinó por la espalda a Rafael Nahuel en la comunidad de Lago Mascardi cerca de Bariloche. Este caso no adquirió la misma relevancia que el de Maldonado, lo que vuelve a poner el foco sobre la idea de buenas y malas víctimas. Cuando se trata de un joven pobre y miembro de un pueblo originario la indignación social no es la misma.

Por eso, a cuatro años de estos hechos, el pedido de justicia continua vigente. Es urgente también cuestionar y combatir la idea del mapuche como enemigo interno, cuestión que no hace más que criminalizar y perpetuar la historia de opresión contra los pueblos originarios que resisten hace más de 500 años.

Ambos hechos remiten a toda la sociedad Argentina a los años más oscuros de su historia. La impunidad de la cual gozan los funcionarios políticos del macrismo, quienes hoy siguen en cargos de gobierno y postulándose a elecciones deja en evidencia que el aparato represivo del Estado continúa funcionando.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS