martes 21 de septiembre de 2021 - Edición Nº1328
Frente de Organizaciones en Lucha » Género » 29 jun 2021

Panorama

A 6 meses de la sanción de la Ley IVE: ¿Cuáles son los avances y por qué hay que seguir luchando?

El 29 de diciembre fue un día histórico para el movimiento feminista. Referentes del FOL hablan de cómo es la situación a medio año de haberse aprobado la Ley.  


Luego de 16 años de existencia y lucha de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Seguro, Legal y gratuito, el pasado 29 de diciembre se logró la sanción de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. A 6 meses de dicho logro, ¿Qué se ha modificado? ¿Qué cambió? Y ¿Qué falta profundizar?

Históricamente los feminismos han luchado conquistar derechos humanos básicos que permitan un mayor marco de igualdad y ejercicio de la libertad por parte de mujeres, lesbianas, trans, travestis, bisexuales y personas no binarias. Expresión de esto han sido las luchas por el derecho al voto femenino, como así también la Ley de Identidad de Género, la Ley de Matrimonio Igualitario o la Ley de Educación Sexual Integral.

La sanción de leyes no genera cambios automáticos, pero si tiene la capacidad de instalar debates, contribuir a la organización y generar un marco normativo sobre el cual respaldarse. Eso fue lo que sucedió con la lucha por el aborto. Tuvieron que pasar 13 años para que esa reivindicación se convirtiera en la inmensa “marea verde” que copo las calles en el 2018 y posibilitó instalar la discusión en toda la sociedad y ejercer la presión necesaria para que dos años después se consiga la sanción de la Ley.

María Verdugo trabajadora social de la Red de Profesionales por del Derecho a Decidir del Hospital “Pedro Moguillansky” de Cipolleti, dice que “las personas que llegan vienen con mucha más información, se animan a preguntar en la administración, a decir vengo por una IVE, con mucha más confianza, menos dudas, y eso nos parece que es un cambio muy importante, lo vemos un montón en las consultas”. Esta es un transformación cultural significativa, la ley y la lucha permitieron sacar de la clandestinidad a la práctica y que ésta deje de ser un tabú, lo cual es un paso fundamental en el ejercicio de los derechos.

La consigna inicial de la campaña planteaba la complejidad de la problemática y el estado de situación que se vivía previamente a la sanción, la misma decía “educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir”. Pero al calor de los cambios que se van produciendo y del debate en torno a que la sexualidad no se reduce a la reproducción sino que las personas tienen derecho a disfrutarla libremente, algunos sectores empiezan a plantear que hoy en día la consigna debería ser educación sexual para descubrir, anticonceptivos para disfrutar, aborto legal para decidir”.

Pero más allá de esto aún queda un largo camino por recorrer. Solana integrante de la comisión de géneros del FOL La Plata relata que “más allá del triunfo y del avance en términos de debate social que se venía dando desde el 2018, lamentablemente desde la aprobación hasta el día de hoy no cambiaron demasiado las cosas. Sumado a eso también hay mucha desarticulación porque por un lado el activismo o todos los sectores que se venían movilizando de cara a la legalización, cuando se logró ese objetivo se desarticularon o mermaron”.

Tania, integrante de la comisión en la zona sur del conurbano también coincide en que “sin financiamiento, sin educación, sin políticas que acompañan termina siendo una ley vacía y que cuesta bastante que se desarrolle en los distintos territorios”. Sobre esto último puntualizó en que hay algunos lugares en los que se ha avanzado más y en otros donde reina la discrecionalidad y la presión de sectores anti-derechos.

La introducción de la figura de objetores de conciencia dentro de la Ley también genera grandes desigualdades según la zona. Viviana, quien milita en el FOL Clorinda provincia de Formosa, remarca que “en esta ciudad tiene mucho peso la religión católica y la evangélica, han hecho marchas en contra del aborto, convocadas por la iglesia evangélica Jesús es Rey y los dos colegios privados pertenecientes a las Hermanas de la Misericordia, obligando al alumnado a participar de dichas marchas” y agrega que desde el hospital hay una gran resistencia, son todes objetores”.

Por eso en muchos lugares las redes de socorristas siguen siendo fundamentales para garantizar el acceso y para ejercer la presión necesaria para que el derecho se cumpla en los plazos estipulados. Entre las dificultades que se encuentran, se ve la falta de capacitación para todo el personal, y la persistencia de prejuicios a la hora de atender a las mujeres. Por el momento no hay faltante de Misoprostol pero se sigue visibilizando la importancia de que estén disponibles drogas como la Mifepristona” dice Guillermina militante del FOL Río Negro.

La lucha por la implementación de esta última droga es uno de los nuevos objetivos del movimiento feminista, ya que hasta el momento en Argentina solo está aprobada la droga conocida como Misoprostol que tiene una efectividad del 85%. Por el contrario, la combinación de esta con Mifepristona eleva la eficacia a un 98% y además tiene otros beneficios como reducir los efectos secundarios, la posibilidad de realizar la interrupción antes de las 8 semanas, y sobre todo que es una práctica menos doloros

Otra de las dificultades que señalan tanto las militantes como el personal que trabaja en salud es la dificultad para acceder a los métodos anticonceptivos. Solana plantea que esta es una situación que se viene dando desde hace años, y María Verdugo coincide en que “tenemos preservativos, Diu, inyectables trimestrales y anticoncepción de emergencia. Pero es importante poder ofrecer todo el abanico de posibilidades según la edad y las necesidades de quien lo demanda”. Poder elegir qué forma de anticoncepción usar dentro de todas las posibilidades que existen es también un derecho, y no basta con que solo haya algunos métodos.  

El movimiento feminista tiene un largo camino por desandar aún y los debates para evitar que la lucha se estanque o se institucionalice están a la orden del día. Como así también la lucha por la efectiva garantización de todos los derechos sexuales y reproductivos.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS