martes 21 de septiembre de 2021 - Edición Nº1328
Frente de Organizaciones en Lucha » Niñez/Juventud » 30 abr 2021

#ElEstadoEsResponsable

A un año de su desaparición: Justicia para Facundo Castro

El 30 de abril de 2020 Facundo Astudillo Castro salió de su casa en Pedro Luro hacia Bahía Blanca, pero fue retenido en dos oportunidades por la Policía Bonaerense. No se supo nada de él por meses, hasta que hallaron su cuerpo sin vida en un cangrejal de Villarino Viejo. A un año de la desaparición forzada seguida de muerte de Facundo seguimos exigiendo Justicia


Este 30 de abril se cumple un año de la desaparición forzada de Facundo Astudillo Castro, en manos de la policía bonaerense

Facundo Astudillo Castro, joven de 22 años, vecino de la localidad bonaerense de Pedro Luro salió de su casa con destino a la ciudad de Bahía Blanca el 30 de abril del año pasado. Quería llegar a la casa de su ex novia.

Para ese entonces, el Gobierno nacional había tomado medidas frente a la pandemia de coronavirus y había dictado el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO), que presentaba restricciones para circular.  

Facundo fue demorado por policías de la bonaerense, en la localidad Mayor Buratovich por violar las disposiciones del Gobierno nacional. Y esa es la última vez que se lo vio. El comienzo de la odisea para su familia, en la búsqueda del joven. Meses de idas y vueltas en la investigación de su paradero. La policía no hizo más que obstaculizar la pesquisa, ocultando información clave y hasta amenazando a la familia y sus abogados; mientras que Sergio Berni, ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires,  intentó por todos los medios desvincular a la policía de los hechos.

En agosto, unos pescadores en Villarino Viejo, cerca de Bahía Blanca, encontraron restos humanos que luego el Equipo Argentino de Antropología Forense confirmó que pertenecían a Facundo.

Su desaparición puso en evidencia el accionar mafioso y las maniobras encubridoras con las que se maneja la policía Bonaerense.

 

Por ser pobre, por ser joven

En charla con Gwen y La Negra, dos integrantes de la Asamblea de Jóvenes FOL en Florencio Varela, más precisamente del Centro Cultural y Casa de Trabajadorxs Roque Dalton, vemos a un año de la  desaparición de Facundo, similitudes con otros hechos y la constante persecución a les jóvenes.

“Como juventud del FOL desde hace tiempo venimos denunciando la criminalización hacia nosotres, y el abuso de poder por parte de las fuerzas represivas del Estado”  comienza Gwen.  

“El caso de Facundo es un caso que nos interpela muchísimo, porque él tenía la edad que tenemos la mayoría de la asamblea de jóvenes y también porque es un hostigamiento policial que terminó en su desaparición y en el asesinato

Es algo constante en nuestra cotidianeidad, es algo que se incrementó y que tomó mucha legitimidad en este último año de la pandemia”

Por su parte, La Negra afirma “yo no tengo ninguna duda de que son responsables, la policía desapareció y luego asesino a Facundo, porque es la misma estructura de poder de la fuerza de seguridad que nos pone a la juventud en un lugar de criminalización. Para la policía que seamos jóvenes, que seamos pobres, es un problema. Somos blanco fáciles para ellos.

 Sufrimos una persecución constante así como la sufrió Facundo, como la sufrió Santiago Maldonado y un montón de compañeres que hoy no pueden hablar porque la policía acalló esas voces, pero no silencio nuestras voces que cada día se multiplican más

El caso de Facundo Astudillo fue tan impactante para nuestro sector porque nos vimos reflejades en el caso. Un pibe que iba a ver si podía arreglarse con su novia, un pibe de Envión, que participa de los mismos proyectos que nosotres, que estaba en una murguita. Son cosas que son muy parecidas a nuestra vida cotidiana que nos golpearon muy fuerte porque vimos el reflejo de nuestras vidas en la suya. Vidas que puede acabar cualquier policía en cualquier momento impunemente sin tener ningún tipo de consecuencias, porque  todavía no hay un responsable encarcelado por el asesinato de Facundo, hay una madre que todavía está pidiendo justicia. De hecho hace poco apretaron a uno de los testigos clave de la desaparición.”

Gwen prosigue, obviamente hacemos responsable a Sergio Berni, por la desaparición y la muerte de Facundo Castro, y también denunciamos la responsabilidad del estado y del gobierno, por avalar esa lógica de represión como una herramienta de control ante la crisis sanitaria. Eso fue lo que en parte una de las cosas que le dio y que le sigue dando impunidad a la policía para hacer lo que hizo con facundo y para hacer lo que hace con un montón de pibes y pibas todos los días

Incluso hoy, un año después, la situación no cambia. Seguimos con este reclamo firme, porque somos el blanco de las fuerzas represivas del estado por ser pobres por ser jóvenes”, concluye.

La reflexión final de La Negra va en la misma sintonía, “nosotres no podemos pedir justicia y esperar que nos den justicia siendo que la misma policía es la que desaparece y mata pibes cada 20 horas a quemarropa por gatillo fácil. Es la policía que nos desaparece y roba pibas para meterlas en las redes de trata, es esa misma policía que nos persigue y reprime constantemente.

Entonces tenemos que estar fuertes como juventud y organizarnos contra todo este aparato represivo que lo único que nos quiere es ver arrodillades y callades,  pero nuestras voces van a resonar y se  van a reproducir:  

¡Justicia por Facundo y por todes les que no volvieron más en manos de la policía!

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS