martes 21 de septiembre de 2021 - Edición Nº1328
Frente de Organizaciones en Lucha » Comunicados » 26 abr 2021

Comunicado de prensa

Ningún salario por debajo de la canasta básica

Movilizamos el martes 27 a las 11 hs desde 9 de julio e Independencia hacia el Ministerio de Trabajo.


El próximo martes 27 de abril a las 11 hs las organizaciones abajo firmantes saldremos a la calle nuevamente para reclamar que ningún salario quede por debajo de la Canasta Básica. El gobierno pretende convocar a una reunión del Consejo del Salario para legitimar un aumento miserable y por debajo de los niveles de inflación reales. ¡No podemos permitir que la clase trabajadora en su conjunto siga siendo la variable de ajuste!

Con un 4,8% de inflación en marzo y un acumulado de 13% desde que comenzó el año, las metas estipuladas por el gobierno se vuelven cada vez más irrealizables. En marzo se registró la peor cifra desde la hiperinflación de 1991, siendo los rubros educación, vestimenta y alimentos los que más se incrementaron. A este ritmo se calcula que en diciembre los incrementos rondarán el 50% anual.

Para peor, desde que comenzó el 2020 los empresarios vienen presionando para seguir subiendo los valores de bienes esenciales como los alimentos. Frente a esto el gobierno impulsa el control de precios con una tibieza tal que genera que la medida pierda efecto. Por eso desde los movimientos sociales seguimos exigiendo que se aplique ya la Ley de Abastecimiento para cortar con la manipulación y especulación de los que más tienen.

A su vez, el gobierno, los empresarios y las centrales sindicales pretenden pautar entre un 30 y un 35% de aumento salarial en cuotas, lo que perpetúa la histórica pérdida de poder adquisitivo que viene sufriendo la clase trabajadora. Esta situación se vuelve aún peor para quienes percibimos programas de empleo que equivalen a la mitad del Salario Mínimo, Vital y Móvil. Para nosotrxs significa seguir estando por debajo del nivel de indigencia y que además los pequeños incrementos queden devorados rápidamente por la inflación.

En un contexto de recrudecimiento de la pobreza, la desocupación, y ante un nuevo cierre de la economía a causa del Covid, nuestras familias no dan más. No podemos “quedarnos en casa” si vivimos hacinadxs o en condiciones deplorables, y frente a nuestros reclamos por tierra para vivir la única respuesta que recibimos es balas y palos por parte de la policía.

Además, las cifras que revelan que un 57% de lxs niñxs y jóvenes se encuentran por debajo del nivel de pobreza dejan en evidencia las múltiples vulneraciones que sufren nuestrxs pibxs en los barrios: condiciones inhumanas de habitabilidad, hambre, deserción escolar por falta de herramientas para sostener la conectividad y hasta dificultad para acceder a cuestiones básicas como el agua potable o la atención médica.

Las mujeres sobre quienes recaen todas las tareas de cuidado deben seguir haciendo magia para sostener las ollas populares que le dan de comer a cientos de vecinxs. Nosotras que accedemos a los trabajos más precarios, que muchas veces vivimos situaciones de violencia extremas en nuestras casas sin recibir ninguna contención ni acompañamiento por parte del Estado, somos las que desde un principio estuvimos haciéndole frente a la pandemia. Todo eso además exponiéndonos a contagios masivos por no ser contempladxs como trabajadorxs esenciales para el plan de vacunación, mientras vemos como desfilan los amigos del poder para recibir la vacuna a espaldas del pueblo.

Por su parte, nuestrxs compañerxs trans, travestis, lesbianas, bisexuales y personas no binarias ni siquiera entran dentro de las estadísticas del Estado y mucho menos dentro de los programas de contención económica. La comunidad LGBTTI ha sobrevivido a duras penas a la pandemia gracias a las redes solidarias de los movimientos sociales, activistas y vecinxs.

En medio de todo este panorama, vemos como el ministro de economía, Martín Guzmán, se va de gira por Europa para mendigar apoyo político para poder pagar una deuda ilegitima, fraudulenta y odiosa con el FMI, que solo traerá más miseria y hambre al pueblo trabajador. Una vez más decimos que esta no puede ser la prioridad mientras que los funcionarios que se fugaron esos millones de dólares siguen paseándose con total impunidad.

Volvemos a insistir en que la deuda es con el pueblo, que la prioridad hoy más que nunca tienen que ser la salud, la educación, la vivienda y el trabajo. No nos vamos a quedar de brazos cruzados, el (poner fecha) volvemos a alzar nuestra voz por nuestros justos y legítimos reclamos.

 

¡La deuda es con el pueblo, No con el FMI!

¡Trabajo, dignidad y cambio social!

¡Ningún salario por debajo de la Canasta Básica de 61 mil pesos!

¡Vacunas para lxs trabajadorxs esenciales de los movimientos sociales!

 

Contacto:

Damaris: 11 3695-3078

 

Frente de Organizaciones en Lucha

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS