martes 21 de septiembre de 2021 - Edición Nº1328
Frente de Organizaciones en Lucha » Novedades » 12 abr 2021

Memoria y justicia

A 24 años de su asesinato ¿Quién fue Teresa Rodríguez?

Reivindicada en los nombres y banderas de muchas organizaciones piqueteras, Teresa Rodríguez aún vive en la memoria de quienes continúan la lucha por trabajo, dignidad y cambio social  


Teresa Rodríguez era una trabajadora de 24 años que fue asesinada el 12 de abril de 1997 por la policía neuquina. La joven recibió un disparo cuando observaba la violenta represión contra docentes y sectores de desocupadxs que luchaban por aumento salarial. Aquellas jornadas fueron las que vieron nacer al movimiento piquetero y Teresa pasó a formar parte de las banderas y pedidos de justicia de muchas de las organizaciones que perduran hasta la actualidad.

Hacia fines de la década del 90’, la privatización de YPF había dejado en la calle a miles de trabajadores de la zona, en donde el petróleo era una de las principales fuentes laborales. Lxs trabajadorxs de Cutral-có y Plaza Huincul en Neuquén, buscaron alternativas para sobrevivir pero finalmente, la desocupación siguió ganando terreno y la ausencia estatal se pronunció aún más.

La primera pueblada en Cutral-có y Plaza Huincul fue el 20 de junio de 1996 y duro seis días. En aquel momento la protesta se desencadenó a raíz de la decisión del gobernador Felipe Sapag de interrumpir las negociaciones con una empresa canadiense de fertilizantes, que auguraba la esperanza de crear puestos de trabajo. En pocas horas fueron miles de personas en los cortes de ruta y ante la llegada de las fuerzas represivas, todo el pueblo se sumó al reclamo de forma enérgica y los efectivos tuvieron que retirarse del lugar.

En aquellas primeras manifestaciones se logró conseguir algunas de las reivindicaciones más urgentes y la posibilidad de que el gobernador se tuviera que sentar a escuchar los reclamos. A su vez, en esas luchas comenzó a surgir la identificación como piqueteros, como una identidad aglutinadora que le daba otro carácter a las batallas que se estaban llevando a cabo y permitía pensarse como un colectivo con un rol activo

En el año 1997, y con esa experiencia como antecedente, los piquetes vuelven a las rutas. Esta vez son lxs docentes quienes encabezan un reclamo salarial, acompañadxs por lxs desocupadxs de YPF, los Fogoneros que eran lxs jóvenes de los barrios más pobres, las mujeres a la cabeza y estudiantes secundarios. Los cortes se realizaron sobre la Ruta Nacional 22.  

Los manifestantes habían sido amenazados por el gobierno y la justicia, sin embargo, el piquete continuó hasta el 12 de abril. Ese mismo día, se desató una brutal represión de parte de Gendarmería y, más tarde, la Policía de la Provincia de Neuquén. Se registraron más de 30 heridos y una víctima fatal: Teresa Rodríguez, de 24 años.

La joven se encontraba en la zona mirando lo que ocurría cuando fue interceptada por una bala de plomo. En todos estos años sus padres mantuvieron viva su memoria, aunque la causa por su homicidio quedó impune.

Teresa Rodríguez si bien no militaba en ninguna organización fue testigo de su época y víctima de las políticas represivas, la desocupación y la decadencia de una sociedad. La importancia de reivindicar su nombre y mantenerla viva en la memoria se ve plasmado en muchas de los movimientos sociales que la llevan como bandera y que hasta el día de hoy reclaman justicia junto a organismos de derechos humanos y a sus familiares

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS