martes 21 de septiembre de 2021 - Edición Nº1328
Frente de Organizaciones en Lucha » Opinión » 23 mar 2021

En todo el país

A 45 años del golpe militar genocida: sigue vigente la lucha por los Derechos Humanos de ayer y de hoy

El principal reclamo es el de justicia para lxs 30.400 detenidxs desaparecidxs y cárcel común para todos los genocidas. Además la batalla por los derechos actuales cobra relevancia en un contexto de profundización de las desigualdades sociales.


EL próximo miércoles se conmemora otro aniversario de la dictadura cívico-eclesiástica-militar de 1976, que llevó adelante el genocidio más sangriento de la historia Argentina. Aquel 24 de marzo, las Fuerzas Armadas iniciaron el golpe de Estado mediante el arresto de la entonces presidenta Isabel Martínez de Perón y continuaron con el nombramiento de tres militares para encabezar el Poder Ejecutivo. Desde el retorno de la democracia, todos los años se recuerda a los 30.400 detenidxs y desaparecidxs.

A 45 años del golpe militar la lucha por los derechos humanos sigue muy vigente, ya que además de continuar la batalla por cárcel común a todos los genocidas, la búsqueda de lxs nietxs apropiadxs y de mantener viva la memoria exigiendo verdad y justicia, también es fundamental la lucha por los derechos humanos de hoy, como son: la vivienda, la educación, la salud, el trabajo, contra la represión y el gatillo fácil, por infancias libres, contra los femicidios, travesticidios y transfemicidios.

Durante la pandemia del coronavirus las desigualdades sociales se profundizaron, así el eje trabajo y vivienda fue una de las problemáticas principales. A raíz de las medidas de aislamiento millones de personas perdieron su fuente de trabajo, lo que demostró la precariedad que impera en el ámbito laboral y que gran parte de la población sobrevive apenas con algunas changas. A su vez, el lema "quedate en casa" agravó la situación de muchas familias que viven en condiciones inhumanas, sin poder acceder a derechos básicos como el agua potable o un techo donde resguardarse.

La respuesta represiva del Estado en Guernica fue la evidencia más palpable de que los intereses que siguen predominando son los de los empresarios y no los derechos humanos de las grandes mayorías.

Las deficiencias estructurales en términos de salud y educación quedaron a la vista. Mientras miles de trabajadorxs de estos ámbitos se vieron expuestos a una intensificación de sus jornadas laborales, sin contar con los recursos necesarios y en muchos casos arriesgando su propia salud y vida, el gobierno se desvive por ver cómo paga la deuda ilegitima con el FMI, perspectiva que sólo traerá un mayor ajuste.

A su vez, la situación de las mujeres, lesbianas, trans, travestis y bisexuales no ha mejorado pese a contar con un Ministerio de Mujeres, Género y Diversidad y un discurso bonito por parte del gobierno. Por el contrario, se contabiliza un nuevo femicidio cada menos de 24 hs, las personas trans y travestis siguen sufriendo todo tipo de violencias y discriminación, y permanecen vigentes las redes de trata y explotación. Tal es así que desde el 2018, tras la creación del Sistema Federal de Búsqueda de Personas Desaparecidas y Extraviadas, se registran casi 11 mil personas desaparecidas, de las cuales el 54% son mujeres.

Cabe destacar además, que durante el 2020 se produjo la desaparición forzada seguida de muerte de Facundo Astudillo Castro en manos de la policía bonaerense en la zona cercana a Bahía Blanca. Todavía no se ha castigado a los responsables de ese hecho y el ministro de seguridad, Sergio Berni, sigue en el cargo como si nada hubiese sucedido.

Las manifestaciones de la derecha colgando bolsas mortuorias con nombres de referentes de la lucha por los derechos humanos, los intentos por plantear una vuelta de pagina a lo sucedido, los cientos de feminicidios en manos de las fuerzas policiales, los innumerables casos de gatillo fácil, y los 15 años de búsqueda de Jorge Julio López sin obtener ningún resultado, dan cuenta de cómo estas redes criminales siguen actuando con total impunidad.

Por eso cada año se renueva el pedido de Memoria, Verdad y Justicia y se hace imprescindible salir a la calle para continuar el legado de lxs 30.400 desaparecidxs detenidxs que dieron la vida por un mundo mejor y más libre para todxs.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS