miércoles 14 de abril de 2021 - Edición Nº1168
Frente de Organizaciones en Lucha » Regionales » 10 mar 2021

salud popular

Cuadrillas de salud del FOL aprenden el uso de plantas medicinales

Mujeres que integran la cuadrilla de Salud del FOL Oñondivepa en Maquinista Savio, Escobar, se reúnen semanalmente a compartir saberes ancestrales sobre el uso de las plantas que nos rodean. El proyecto consiste en revalorizar conocimientos que nos legaron los pueblos originarios y también producir cremas y tinturas madres.


Por:
FOL Zona Norte

En la zona norte del conurbano las cuadrillas de Salud del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) tomaron desde comienzos de año la tarea, entre varias, de recuperar el conocimiento sobre la medicina ancestral y así empezar a producir tinturas madres ellas mismas.

Nerina, de la asamblea de FOL Oñondivepa en Maquinista Savio, nos introduce en las inquietudes de las compañeras que integran el espacio.

“Cuando en la cuadrilla de Salud nos ponemos a pensar en qué es la salud, qué nos hace bien y qué nos enseñaron nuestras abuelas nuestras madres, nuestras tías, vemos en las plantas un enorme potencial y un saber que si bien tenían y tenemos nosotras también pero sobretodo tenían nuestras ancestras, nos damos cuenta que hoy en día se está perdiendo un poco y son saberes que no están muy valorados.”  

Mayormente son mujeres quienes integran la cuadrilla de salud y  una vez por semana se reúnen en la huerta de Oñondivepa. En esta búsqueda de rescatar conocimientos previos olvidados, también está la voluntad de integrar a otras cuadrillas de trabajo.

La intención y el deseo es articular con las cuadrillas socio ambientales de acá de zona norte para que produzcan las plantas medicinales y que nosotras desde el área de salud las cosechemos las guardemos, las transformemos en tinturas madre y podamos hacer cremas algún día o distintos aceites, ese el deseo del proyecto.

Entonces nos parece muy importante y tenemos ganas de formarnos en el estudio de las plantas y la medicina que nos traen las plantas. A su vez es también medicina el cultivar las plantas en el merendero o tener plantines en nuestra casa de plantas medicinales es algo que estaría buenísimo que tengamos todas. Por eso nos estamos proponiendo capacitarnos en este tema y en ese proceso estamos haciendo tinturas madres, justamente para ir aprendiendo un poco de cada planta”, continúa Nerina.

 

En las charlas semanales, surgen las opiniones que tenemos con respecto al sistema sanitario vigente, que tiene buenos aspectos, como la intervención de las y los trabajadores de la Salud desde el comienzo de la pandemia. Pero también hay una mirada crítica del uso comercial de las plantas y los grandes negocios que implican millonarias ganancias para los laboratorios.

“Entendemos que la salud hegemónica no es la que hace bien integralmente, sino que generalmente están los negociados de los laboratorios. Es un negocio vender las pastillas para todo, para curarnos cualquier dolor y así nos acostumbran también y de pronto hay un montón de veces que podemos evitar tomar pastillas. Con un té de manzanilla o un té de orégano, por ejemplo, se nos alivia el dolor menstrual. O podemos curarnos de cuestiones hepáticas tomando té de carqueja o tintura de carqueja.  

Hay un montón de cosas que están realmente a la mano, porque las plantas a su vez son muy abundantes y crecen en todos lados y muchas veces las plantas medicinales que nos sirven son las que están cerca de nosotros. Entonces quizás hasta en la vereda tenemos plantas que nos pueden hacer bien, pero no lo sabemos muchas veces y encima nos acostumbran a tomar pastillas”.

Para hacer un uso correcto de las plantas y las tinturas, aprenden a saber recolectarlas, conservarlas y administrarlas. “Estamos en esa búsqueda, con ese deseo de capacitación y nos falta el material. Si pensamos en acompañar un proceso de tratamiento con plantas, nos falta una mirada experta de alguna abuela sabia o de alguna medica que esté interesada y que tenga esos saberes de lo que son las plantas, nos vendría muy bien que quien tenga esos saberes se quiera sumar nos ayude”, invita Nerina a la comunidad de Escobar.

A modo de reflexión y como balance de estos primeros meses Nerina comenta “nos hace bien conectarnos con la sabiduría de nuestras ancestras, nos hace bien como sociedad, si pensamos la salud a nivel social también nos hace bien recuperar saberes que con la colonización y el capitalismo se van perdiendo.

Estamos muy entusiasmadas en este proyecto, con muchas ganas y ahí vamos.”

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS