jueves 25 de febrero de 2021 - Edición Nº1120
Frente de Organizaciones en Lucha » Regionales » 4 feb 2021

Claypole

Avanza la firma de un convenio para recuperar el humedal de Arroyo San Francisco

El proyecto impulsado por el FOL junto con el Instituto Nacional del Agua, la UBA, y el municipio de Almirante Brown busca recuperar el área para mejorar las condiciones de vida del barrio, generar trabajo y reducir la contaminación.


 

El Proyecto Habitat se conformó en el año 2008 en la localidad de Claypole, Almirante Brown, con el objetivo de recuperar las condiciones ambientales del Arroyo San Francisco y mejorar la calidad de vida de quienes viven en sus alrededores. En los últimos meses se viene trabajando en la firma de un convenio entre el FOL, el municipio, el Instituto Nacional del Agua (INA) y la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA para reconstruir el humedal, su fauna y su flora, y además generar puestos de trabajo.

“Habíamos logrado que se ensanche una parte del arroyo para mitigar las inundaciones, pero lo que queremos hacer con el convenio es reconvertir la vegetación del humedal y cambiar su morfología para que justamente pueda seguir mejorando la absorción del agua y la calidad de depuración del arroyo” explico Martín Graziano, biólogo integrante del FOL y del proyecto Hábitat. De esta manera las cuadrillas trabajan en la construcción de un vivero con plantas nativas tales como cortaderas, juncos y totoras entre otras para luego plantar en la zona.

Además impulsan instancias de promoción ambiental a través de folletos para difundir los beneficios de los humedales y mediante instancias participativas para que las vecinas y vecinos puedan decidir cómo quieren que sea el lugar. En definitiva apuntan a “cambiar la relación que hay con la naturaleza, no verla como un problema sino valorarla, incluso estéticamente” dijo Martín.

La gestión de los arroyos urbanos es un problema en toda la provincia de Buenos Aires. Las cuadrillas que trabajan en la limpieza de los mismos podan toda la vegetación para liberar los márgenes, lo que genera una erosión acelerada, destruye el ecosistema y genera mayores dificultades para la absorción. “Hay una mentalidad que viene desde hace décadas, que ve a los arroyos como canales que tienen que estar lo más liberados posible, porque ahí es donde se tiran los desagües y se piensa que como eso va al rio se depura y ya está” explicó Martin, es decir que se los piensa como una cañería.

A este paradigma problemático se le agrega la fragmentación institucional de los entes que deberían regular, planificar y pensar su tratamiento. Esto imposibilita diseñar proyectos desde una perspectiva integral que valore la naturaleza en sintonía con la vida humana, fomentando el trabajo de forma sustentable, las posibilidades recreativas, alimentarias y de salud.

En ese sentido, la labor de las cuadrillas del FOL es fundamental para contrarrestar esas falencias. Nancy, una de las trabajadoras del espacio, contó que a partir de lo que vienen haciendo el arroyo está más limpio, hay aves que vienen de otras zonas, y esto genera que algunos vecinos y vecinas se interesen por lo que ella junto a sus compañeros hacen, debido a que lo ven como un beneficio para todo el barrio. “A mí me parece super importante, ya que de un lugar que era un basural estamos haciendo algo para la comunidad como polideportivos y plazas, y a futuro tenemos más proyectos” dijo Nancy.

El 2 de febrero fue el Día Mundial de los Humedales, en recuerdo a una convención internacional realizada en 1971 en Ramsar, Irán, en donde se establecieron lineamientos para la protección de estos ecosistemas. Por lo tanto, si bien algunos se encuentran protegidos por dicha convención, en Argentina hay muchos reservorios más que se encuentran expuestos a la contaminación por basurales o desechos cloacales, y también al avance de la frontera agropecuaria. El año pasado se incendiaron miles de hectáreas en el Delta del Paraná, de la mano de empresarios que especulan con estas aéreas para generar emprendimientos inmobiliarios, plantaciones de soja o cría de animales.

En ese contexto desde el FOL reclamaron por la Ley de Humedales y por la declaración del Arroyo San Francisco como reserva urbana para proteger los pocos espacios verdes que quedan en Claypole. Además también exigieron la creación de un parque ecológico- deportivo para el beneficio del barrio y para continuar cuidando el ambiente.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS