jueves 25 de febrero de 2021 - Edición Nº1120
Frente de Organizaciones en Lucha » Regionales » 3 feb 2021

Inundación en Tigre

Villa Garrote bajo el agua

Desde el último fin de semana las lluvias y tormentas afectan al conurbano bonaerense y la ciudad de Buenos Aires. En el partido de Tigre, con las intensas lluvias, las y los vecinos de Villa Garrote sufren otra vez las inundaciones. El municipio hasta el momento no ha dado ningún tipo de respuestas.


Por:
FOL Zona Norte

Vero, una integrante del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) en San Fernando, denunció a través de un video que cada vez que llueve, las calles de su barrio, Villa Garrote, se vuelven imposibles de transitar y el agua entra a las casas inundando todo, afectando a las 2.500 personas que habitan este lugar ubicado a solo 10 cuadras del centro de Tigre.

“Así estamos acá ves…. Esto se lo debo al municipio, y a todas las mierdas  que se ocupan de cada barrio. Mirá lo que es esto, un asco. Cada lluvia pasamos lo mismo, es un desastre esto - relata la vecina mientras muestra su casas y el barrio -  Así estamos acá, ni el municipio ni nadie se hace cargo de esto. Un asco de agua me entra todo. La verdad que horrible todo esto, no sé qué hacer, pero ya dejará de llover.”

El Barrio Almirante Brown, más conocido como Villa Garrote y por haberse filmado allí la serie “El Puntero”, no es la primera vez que atraviesa una inundación, al tiempo que tampoco es la primera vez que el intendente de Tigre, Julio Zamora, no brinda respuestas ante la situación. Desde 2013, cuando asumió su gestión en uno de los partidos más ricos del conurbano, las inundaciones fueron cada vez más frecuentes en Villa Garrote, Delta, Las Tunas, Los Troncos, Rincón de Milberg, entre otros, sin que Zamora atendiera los reclamos de vecinas y vecinos, algo que ya había pasado durante el mandato de Sergio Massa. Sin embargo, la planificación urbana de los barrios cerrados y countries construidos sobre humedales, crecieron por todo el partido de Tigre con el permiso de ambos funcionarios.

El desarrollo acelerado de los negociados inmobiliarios fue en detrimento de las soluciones concretas de obras públicas para las barriadas humildes que ante cada lluvia y sudestada siguen sufriendo las consecuencias de la crecida.

La escena se repite, las construcciones de los barrios privados sobre históricos humedales se realizaron en tierras elevadas o bien las elevaron sobre el nivel que tenían previamente, obstaculizando así  el escurrimiento del agua y por ende ésta desagota en los barrios aledaños, donde no hay cloacas ni agua potable corriente.

Déficit habitacional

En este mismo barrio en noviembre de 2020, 124 familias se instalaron en edificios sin terminar y abandonados del proyecto “Sueños Compartidos” como consecuencia de la grave crisis habitacional que se vive en el país desde hace mucho tiempo pero que se profundiza día a día.

Sin tierra para vivir, hacinados en precarias viviendas, con acceso a calefacción con leña o garrafa, sin baños para tantas personas, con el sueño de la casa propia cada vez más lejos, estas familias vieron la oportunidad de tener algo. Así como se organizaron en Guernica, también aquí surgió de parte de vecinxs la inquietud de luchar por un derecho básico y aglutinó voluntades.

Pero solo tuvieron represión y desalojo. Ninguna solución concreta a sus problemas habitacionales que no han querido resolver los distintos gobiernos municipal, provincial y nacional.

Mañana sale el sol

El pronóstico del clima augura que desde el jueves se despeja, se alejan las nubes y no lloverá.

Tarde o temprano, con organización, lucha y solidaridad, las y los vecinos  confirmarán que esa es la única manera viable para conseguir lo que tanto merecen.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS