sábado 12 de junio de 2021 - Edición Nº1227
Frente de Organizaciones en Lucha » Educación/Cultura » 29 ene 2021

Vuelta a clases

La canasta escolar viene con un aumentó del 48% respecto del 2020

Si además de útiles se tiene en cuenta la compra de mochila y guardapolvo el monto total asciende a 5.099$. La mitad de lo que cobran quienes están en el programa Potenciar Trabajo.  


La vuelta a clases presenciales todavía es una incertidumbre en algunos lugares, por ahora la Capital Federal es el distrito que con mayor firmeza confirmó un sistema que combina presencialidad con virtualidad. De lo que no cabe duda es de que los útiles aumentaron de manera considerable respecto al 2020: valen un 48% más. Si se tiene en cuenta además la compra de guardapolvo y mochila el monto de la canasta asciende a 5.099$ lo que equivale a la mitad de lo que perciben las y los beneficiarios del programa Potenciar Trabajo.

Según el análisis realizado por Focus Maket el año pasado el combo que incluye 23 productos entre los que se encuentran cuadernos, lápices, goma, sacapuntas, regla, voligoma, entre otros se conseguía a 2.282$ mientras que este año sale 3.399$. Además en el caso de artículos puntuales las subas son aún mayores, el lápiz negro tuvo un aumento del 128,5%, los resaltadores un 71,4%, y un compás de plástico un 125%.

Un gran problema durante el año pasado fue la brecha digital que obstaculizó que gran parte de los y las estudiantes no pudieran mantener una continuidad en las cursadas debido a una mala conexión de internet, falta de computadora o celular. En muchos casos, las y los más pequeños utilizaban el celular de las personas adultas del hogar, por lo cual dependían de sus horarios para poder realizar las tareas.

Por lo tanto si para este año las familias piensan en comprar nueva tecnología deberán considerar que los celulares de gama media arrancan desde 25 mil pesos hasta 40 mil; mientras que una notebook está entre 35 a 80 mil pesos como mínimo. Estos montos son imposibles para quienes perciben un programa de empleo del Estado, porque además de significar entre dos y ocho sueldos completos (en el caso de una computadora), tampoco tienen tarjeta de crédito como para abonarlo en cuotas.

La situación de las y los estudiantes es dramática desde el año pasado, la discontinuidad hace que muchos chicos y chicas que abandonan temporalmente sus clases luego ya no vuelvan a reincorporarse. Esto devela un sistema totalmente desigual y pone al descubierto la falta de políticas públicas educativas para acompañar las trayectorias escolares.

Por otro lado, genera una sobrecarga mayor en las y los docentes, sobre quienes recae toda la responsabilidad de garantizar la continuidad de los estudios de sus alumnos, pero sin los recursos necesarios para hacerlo.

La situación de crisis que atravesó la educación durante todo el 2020 desmanteló la falta de financiamiento y prioridad que los distintos gobiernos le han dado al área. La vuelta a clases durante este año continuará profundizando la precariedad de la vida de estudiantes y docentes, ya que no se ven transformaciones estructurales en el horizonte.   

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS