jueves 25 de febrero de 2021 - Edición Nº1120
Frente de Organizaciones en Lucha » Regionales » 15 ene 2021

Chubut

Crece el rechazo a la megaminería en los barrios populares de Puerto Madryn

La Asamblea en Defensa del Territorio junto con el FOL realizaron actividades para concientizar sobre las consecuencias que acarrea este tipo de emprendimientos.


El mes de diciembre fue un momento álgido en la lucha contra la megaminería en Chubut debido a que el gobernador Mariano Arcioni impulsó nuevamente un proyecto para zonificar la provincia y llevar adelante la megaminería en algunas regiones. En dicho contexto, la asamblea del FOL en Puerto Madryn realizó una actividad junto con la Asamblea en Defensa del Territorio para concientizar a las y los vecinos acerca de las consecuencias que traen este tipo de emprendimientos.

La jornada tenía además el objetivo de recaudar fondos para los comedores populares, debido a que la crisis que golpea a Chubut se viene profundizando en los últimos años y cada vez es más la gente que se acerca por un plato de comida o en busca de un puesto de trabajo. Aproximadamente 250 personas circularon por el predio, participaron de las actividades informativas y disfrutaron de las bandas que tocaron desde las 11 de la mañana hasta las 22 hs.

“La idea es poder generar conciencia en el barrio, tratar de salir de la zona del centro” contó Marina, una de las referentes del FOL en Puerto Madryn. Mientras que Vanesa, otra de las delegadas contó que ya existen problemas de abastecimiento de agua en la ciudad y que a veces la gente no toma dimensión de cómo los emprendimientos mineros pueden afectar a este bien natural tan necesario para la vida. Por tal motivo, se realizaron charlas con adultos, chicos y chicas para explicar en qué consiste el proyecto que impulsa el gobernador Arcioni y como puede afectar a la región.

La provincia está sumida en una crisis sin precedentes desde hace 3 años, que ha implicado el incumplimiento de las paritarias con el sector estatal, el pago con tres meses de atraso de los salarios del sector público y la paralización de la obra social. Además, se ha visto un fuerte recorte en las políticas sociales, un deterioro en la infraestructura pública y la nula distribución de recursos y alimentos para los sectores más empobrecidos, quienes con la pandemia perdieron las pocas fuentes de ingresos que tenían.

En este contexto, el gobernador intenta plantear que la megaminería es la única alternativa para salir de la crisis lo que implica un profundo desconocimiento de la lucha que hace 18 años lleva adelante el pueblo chubutense para impedir este tipo de actividades.

 

 

¿Cuáles son las consecuencias de este tipo de emprendimientos?

Uno de los principales recursos que utilizan las explotaciones mineras es el agua potable. Por poner algunos ejemplos, según el Informe de Impacto Ambiental de la empresa Barrick Gold para el proyecto Veladero en San Juan se utilizarían 110 litros por segundo, en el proyecto San Jorge que es más pequeño que el de Veladero estipularon 141 litros por segundo. Estas son cifras descomunales si se tiene en cuenta que la Organización Mundial de la Salud estipula que el consumo de agua para una persona durante todo un día es de aproximadamente 80 litros.

Además esto va acompañado de la utilización de importantes cantidades de sustancias toxicas como cianuro, acido sulfúrico o xantato. Los residuos de estas operaciones son almacenados en depósitos que muchas veces terminan contaminando los cursos de agua o las aguas subterráneas. A su vez, la roca que se remueve y queda como escombro a la intemperie al entrar en contacto con el agua de lluvia y con el aire genera un drenaje acido que afecta los ecosistemas acuáticos dañando animales marinos, impide el crecimiento de vegetales, y contamina el agua para consumo.

Por otra parte, las empresas se escudan en que los emprendimientos mineros generan muchos puestos de trabajo, argumento que utilizan para compensar el desastre ambiental que generan. Pero en realidad la minería tiene una demanda intensiva de trabajo en las primeras etapas, pero no es algo permanente, ya que cuando finaliza la fase de construcción las empresas requieren de mano de obra altamente calificada, destinando los peores puestos para las y los vecinos del lugar.

Según datos de Minera La Alumbrera en Catamarca, cada 1 millón de dólares invertidos, se crean apenas entre 0,5 y 2 empleos directos. Además según la Organización Internacional del Trabajo entre 1995 y 2000 la tercera parte de los trabajadores mineros en los 25 países de mayor producción de minerales perdieron su trabajo a raíz de la introducción de nuevas tecnologías que reemplazan la mano de obra. Es de suponer que esta tendencia se ha profundizado desde aquel momento hasta la actualidad debido al avance constante de la innovación tecnológica.

Estos son solo algunos datos que exponen que la megaminería perpetua el saqueo de los bienes naturales y que no es una fuente de progreso y desarrollo para las comunidades. Por el contrario, ensancha la brecha entre ricos y pobres, destruye el medio ambiente, es incompatible con otras actividades económicas y genera la intromisión de empresas multinacionales que se enriquecerán a costa del sacrificio de las y los trabajadores y sus territorios.

 

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS