lunes 18 de enero de 2021 - Edición Nº1082
Frente de Organizaciones en Lucha » Género » 30 dic 2020

Tras décadas de lucha

La Interrupción Voluntaria del Embarazo es Ley

Miles de personas festejaron el triunfo tan esperado. La batalla ahora será por la efectiva implementación.


Cerca de las 4 de la madrugada se dio a conocer el resultado de una de las votaciones más esperadas y peleadas de los últimos tiempos: con 38 votos a favor, 29 en contra y 1 abstención el Senado aprobó la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. La lucha durante décadas en las calles y las redes feministas que se construyeron hicieron que esta vez el Congreso no pudiera darle la espalda al reclamo.

Este es un paso adelante histórico en los derechos de las mujeres y las personas con capacidad de gestar, una ley que permitirá construir mayor autonomía para decidir sobre sus propios cuerpos y vidas, y para decidir cuándo y cómo maternar. Si bien el proyecto que se sancionó otorga diversas concesiones a la iglesia y no es el que elaboró la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Seguro, Legal y Gratuito durante décadas, significa un buen piso desde el cual partir para profundizar la batalla.

“Luego de que se apruebe la Ley, vamos a tener que seguir luchando primero por la implementación, por el presupuesto y para que se garanticen todos nuestros derechos plenamente. A su vez vamos a tener que seguir peleando por nuevas crianzas, nuevas formas de maternar y nuevas formas de familia que es lo que estamos construyendo hoy día. Que nos siga rigiendo el deseo, la libertad y quiénes elegimos ser y cómo elegimos ser” dijo ayer Denise, militante del FOL.

Gabriela, otra militante del FOL, dijo que “muchísimas mujeres van a dejar de morir por hacerse un aborto clandestino” y su compañera Analía agregó que “va a haber una lucha bastante grande por la implementación sobre todo en el resto de las provincias”. Esto último hace referencia a que en el proyecto se incluye la posibilidad de que el personal médico se declare objetor de conciencia, con lo cual en pueblos pequeños puede ser muy dificultoso encontrar profesionales que realicen la práctica y por tanto esto se transforma en un gran obstáculo para garantizar la IVE.

Por eso, las redes feministas tejidas por las consejerías, los movimientos sociales, la Campaña por el Aborto y diversos colectivos deberán seguir fortaleciéndose para que el cumplimiento de la normativa sea efectivo. Además este tipo de organizaciones cumplen un rol fundamental en el acompañamiento de las personas que deciden interrumpir su embarazo, desde un lugar amoroso y respetuoso. Sumado a que también es innegable su importante rol en la difusión de información correcta y en amplificar el debate a aquellos espacios que muestran mayores resistencias.

La Ley establece que la interrupción voluntaria del embarazo puede hacerse hasta la semana 14 de gestación sin necesidad de que medie ninguna causal más que la decisión de la persona. A su vez, debe hacerse sin costo alguno ya que la práctica se incorpora al Programa Médico Obligatorio del sistema de salud.

Además el personal médico deberá dar respuesta a la solicitud de la práctica en un plazo máximo de 10 días corridos. En el caso de entorpecer este procedimiento podrán ser penados con prisión de tres meses a un año e inhabilitación especial por el doble de la condena.

Luego de la semana 14 el aborto continuará siendo ilegal, salvo que el embarazo fuera producto de una violación, para lo cual no se requerirá una denuncia penal por parte de la víctima.

 

 

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS