lunes 18 de enero de 2021 - Edición Nº1082
Frente de Organizaciones en Lucha » Regionales » 28 dic 2020

Mendoza

La cooperativa La Terre continua la lucha en defensa de sus puestos de trabajo

La fábrica recuperada se ve amenazada por una orden de desalojo que dejaría en la calle a más de 80 familias.


La Terre es la fábrica recuperada de deshidratación de verduras y hortalizas más grandes del país. Hoy sus 80 trabajadoras y trabajadores ven amenazados sus puestos debido a que la justicia remató la empresa en el 2019, en favor del empresario del ajo Mariano Ruggeri, y dictaminó el desalojo de la misma desconociendo la ley 8874 de “Ocupación Temporaria” que ampara su funcionamiento hasta el 2022.

El recorrido de lucha de la cooperativa se remonta al año 2005, cuando el empresario Jacqes Matas declaró la quiebra de la ex industria Matas. En aquel momento quienes trabajaban allí comenzaron un proceso de nueve años hasta que se aprobó en el Congreso un proyecto que garantizó la recuperación del lugar y así se conformó la “Cooperativa La Terre” que actualmente produce aún más que cuando se encontraban en relación de dependencia.

Sin embargo, desde el año pasado existe una orden de desalojo emitida por la justicia quien autorizó, de manera irregular, el remate de la fábrica en favor del empresario Mariano Ruggeri. La mayoría de quienes sostienen la fábrica son mujeres, por lo que en un comunicado de la cooperativa instaron a que “el poder judicial actué con perspectiva de género en vez de seguir reproduciendo las violencias hacia las mujeres, la exclusión, la vulneración social y, en muchos casos, el retorno a vínculos violentos por necesidad económica”.

Distintas empresas recuperadas como Gotan del partido Almirante Brown y Ansabo de Quilmes se unieron al reclamo en contra del desalojo de La Terre y enviaron su solidaridad mediante un video. Ambas fabricas bonaerenses atravesaron también por el proceso volver a poner en funcionamiento su lugar de trabajo para no quedar en la calle en un contexto de crisis cada vez más cruda. 

También distintas organizaciones sociales, entre las que se encuentra el FOL Mendoza, acompañan la lucha de las y los trabajadores de La Terre y desde el año pasado vienen coordinando actividades. Referentes del FOL consideraron importante la articulación entre los distintos sectores de la clase trabajadora, ya que sus realidades en muchos aspectos son parecidas y la lucha contra la precarización de la vida y del trabajo es una sola. En ese sentido, el ejercicio de la solidaridad es fundamental para tejer lazos con otros sectores y para dar pelea a un sistema que cada vez deja a más gente en la calle y en la miseria. 

En medio de la pandemia que generó la pérdida de miles de empleos, las fábricas recuperadas luchan por mantenerse en pie y exigir al Estado el reconocimiento que merecen y la implementación de medidas que garanticen su funcionamiento. Contrario a eso, en el caso de La Terre, la justicia intenta beneficiar los intereses de un empresario que planea quedarse con el monopolio de la producción de estos alimentos en detrimento de el proceso que vienen dando cientos de familias por mantener en funcionamiento el lugar y garantizar así su fuente de ingresos. 

 

 

 

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS