miércoles 02 de diciembre de 2020 - Edición Nº1035
Frente de Organizaciones en Lucha » Género » 2 nov 2020

NI UNA MAS

"La Justicia no existe, menos para nosotras"

La reflexión es de una colega de Paola Estefanía Tacacho. Fue femicidio y podía haber sido evitado. Paola era una profesora de inglés, salteña que vivía en Tucumán. Hacía cinco años que vivía terribles ataques, hostigamiento, acoso y amenazas de muerte generadas por un ex alumno del terciario donde ella enseñaba.


Por:
FOL SALTA

El femicida, Mauricio Parada Parejas de 30 años, un amparado por el Estado y la justicia patriarcal que brega por la seguridad de los suyos y de todo hijo sano del patriarcado, nunca fue aprehendido por ser pariente de políticos en la provincia.

Paola denunció cinco años seguido a este hostigador (no siendo la única), pero un final doloroso tiñe esta vida, que sobrepasa una restricción dada de mala gana por efectivos policiales de prohibir el acercamiento de este salvaje femicida.
En pleno centro, el Viernes 30 de Octubre, por la noche tembló Tucumán mostrando la inoperancia del Estado, de la policía, de la justicia, puesto que Paola apuñalada seis veces por la espalda se desangraba en pleno centro a la vista de todos, y consecutivamente terminaba la escena con el suicidio del perpetrador al estilo más cobarde. Pero la cobardía fingida tiene sus más profundas explicaciones en una psiquis con pensamientos de poder y dominación absoluta, puesto que aquel que oprime por medio de la violencia al consumar su obra maestra, un femicidio, no puede llenar el vacío que deja la violentada, la hostigada, la oprimida, la muerta. Es así que en una gran mayoría autores de femicidios, poco les importa el asumir o no los hechos llevados a cabo, solo les preocupa la culminación de su acto de poder o dominio, y al no tener a quién violentar deciden terminar matándose.

Vidas de mujeres valiosas que se van en Argentina, una cada 23 hs. Son 223 femicidios de lo que va el año, de lo que va la pandemia.

Muchas Paolas se podrían haber evitado en esta Argentina. Paola lidiaba con 13 denuncias a un mismo agresor por acoso virtual, hostigamiento, mensajes y llamadas constantes, pintadas en su edificio, amenazas de muerte a ella y a sus familiares. Tuvo que cerrar sus redes, cambiar teléfonos, denunciar en destacamentos policiales donde recibía risas burlonas, desprecios y maltratos. Contaba con familiares que reforzaban las denuncias desde Salta pero que tampoco conseguían resolver que la justicia accionara en Tucumán.

Más de 30 mil llamadas al 144 reflejan el grado de violencia qué existe hacia la mujer; una de cada cinco mujeres antes de morir hicieron denuncias y contaban con medidas cautelares; el 66% de los femicidios ocurren por parejas y ex parejas; y más del 59% de los femicidios se dieron dentro de sus casas (Observatorio de la Mujer)

La verdadera PANDEMIA ya la vivíamos desde hace muchos años. Son los femicidios y travesticidios que marcan un destino para muchas por el solo hecho de ser mujeres o disidentes.

El Estado es responsable por lo que ocurre puesto que mujeres desfilan a denunciar a agresores y no son resguardadas, ayudadas ni comprendidas. Contradictoriamente son maltratadas, ridiculizadas. O imponen medidas a favor del agresor, inclusivemente, que la agredida deje el domicilio y no al reves. Donde causas y carátulas son violencia doméstica, homicidio, suicidio, sobreseimiento, inimputables, pero no femicidio, ni un juicio y condena ejemplar donde paguen con cárcel común, por años, el daño irreversible que causan. Nunca una política orientada hacia la mujer y la disidencia, nunca fondos cuantiosos para campañas en contra de la violencia aún habiendo aprobación de la Emergencia por Violencia hacia la Mujer en el 2016. Nunca políticas serías de implementación de ESI en escuelas y colegios para una educación integral e inclusiva para nuestros niñxs. No se trata de campañas para tareas hogareñas compartidas se trata de asesoramiento legal, Ministerio de la Mujer con las herramientas y fondos necesarios para defender los derechos de las mujeres y disidentes, en defensa al derecho a vivir sin miedo, a vivir libres, a tener un trabajo digno e igual remuneración que los varones, es el derecho a vivir con la posibilidad de un espacio para habitar y producir, es el derecho a vivir sabiendo que no nos persiguen por como vestimos, si no queremos ser obligadas a estar con quienes no queremos.

Por esto, por Paola y por todas las desaparecidas, las hostigadas, las que denuncian y no son resguardadas, por los innumerables femicidios el Lunes 2 de Noviembre salen a las calles a manifestar la bronca por la critica situación que viven las mujeres y la disidencia en el país.

Salta 18hs, Plaza 9 de Julio.

#BastaDeFemicidios
#NiUnaMenos
#NiUnaMás
Vivas, libres, sin miedo y sin justicia patriarcal nos queremos.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS