jueves 29 de octubre de 2020 - Edición Nº1001
Frente de Organizaciones en Lucha » Regionales » 1 oct 2020

TUCUMAN BARRIO JUAN XXIII #SOMOSESCENCIALES

Triplicación de la demanda, pobreza récord pero ni un kilo de aumento por parte del gobierno a comedores

Entre otras actividades de la asamblea del Barrio Juan XXIII, el FOL lleva adelante un merendero ya hace más de dos años y medio. Hoy sufre la suspensión de la olla, nacida en inicios de pandemia, por falta de insumos.


Por:
FOL Tucumán

En el contexto de crisis que vivimos actualmente, desde las bases seguimos luchando, antes y desde el inicio de la pandemia, para tratar de sostener los espacios comunitarios, organizarnos ante el hambre que aumenta día a día.

Según cifras oficiales el 41,5% de los y las tucumanas se encuentra bajo la línea de la pobreza y el 8,1% está bajo la línea de indigencia. Conforme crece el desempleo, las economías populares se ven reducidas y la suba de precios en los alimentos que forman parte de la canasta básica hace que las personas se vean restringidas en la posibilidad de llevar el pan a la mesa, lo que se reflejó en la multiplicación de asistencia en comedores, merenderos y ollas.

En el Barrio Juan XXIII (La Bombilla), que forma parte de San Miguel de Tucumán, el FOL viene sosteniendo el merendero hace más de dos años y medio. Y contó con el surgimiento, en pandemia, de la olla que actualmente se ve afectada.


Desde la asamblea nos cuentan “las meriendas vienen funcionando desde enero de 2018. Actualmente, cuatro veces a la semana repartiendo 50 porciones.” Sobre las ollas, agregan “las ollas funcionan desde el inicio de la pandemia, más o menos repartimos 150 porciones, pero se vieron afectadas por la falta de insumos así que dejaron de funcionar hace un mes aproximadamente”

“A pesar de que ya llevamos seis meses de pandemia, y que la cantidad de personas que asisten a los merenderos y ollas se triplicó (así como la cantidad de días que se realizan estas actividades) la ayuda por parte del estado provincial, no ha aumentado desde hace un año y medio. La mercadería no incluye leche desde hace tres/cuatro meses aproximadamente. Todos los pedidos de insumos sanitarios no fueron escuchados”, agregó Santiago vocero del FOL.

Esto demuestra lo esencial de los espacios comunitarios, las tareas de asistencia y contención en los territorios que menos tienen y deja en evidencia lo que escasa que es la ayuda estatal para mantener estos espacios.


“Con respecto a medidas de seguridad, seguimos el protocolo de distanciamiento, desinfección de utensilios, de piso. Uso de barbijos y alcohol en todo momento” comenta Melina, quien forma parte del FOL.

Sostenemos que es necesario el trabajo en conjunto entre vecinxs y las organizaciones para buscar una salida colectiva. Si querés donar a los merenderos elementos de cuidado sanitario o mercadería podés contactarte al teléfono 3813412875. La salida es colectiva

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS