viernes 25 de septiembre de 2020 - Edición Nº967
Frente de Organizaciones en Lucha » Opinión » 26 ago 2020

¡COMUNICAR NO ES DELITO!

Pedido por el sobreseimiento definitivo de los comunicadores de la Red de Medios

Ayer, martes 25 de agosto, los integrantes de la Red Nacional de Medios Alternativos (RNMA) Juan Pablo Mourenza y Ezequiel Medone presentaron un escrito ante la justicia federal en pos de que se cumpla su sobreseimiento en una causa que lleva 3 años. Los comunicadores fueron detenidos el 1 de septiembre de 2017 cuando registraban la represión policial durante de la marcha para pedir la aparición con vida de Santiago Maldonado.


La criminalización de los trabajadores de prensa de la RNMA comenzó el viernes 1º de septiembre de 2017, cuando se desarrollaba en Plaza de Mayo la manifestación a un mes de la desaparición forzada de Santiago Maldonado. La marcha concluía y efectivos policiales de la Ciudad de Buenos Aires comenzaron a perseguir y detener personas. En la cacería, de las 31 personas que fueron detenidas, 7 se encontraban cubriendo periodísticamente la violencia policial.

Juan Pablo Mourenza y Ezequiel Medone estaban realizando una transmisión en vivo para el canal Antena Negra TV,  de la RNMA. Fueron detenidos en Avenida de Mayo y San José y hay registros audiovisuales que lo confirman, sin embargo en las actas policiales utilizadas por el fiscal, consta que fueron detenidos dos horas antes en Plaza de Mayo.

En dialogo con Ezequiel Medone, explicó la situación judicial que desde hace tres años vienen padeciendo, con sucesivos procesamientos y sobreseimientos en la causa.  

Esta es la segunda vez que estamos en esta instancia que es la Cámara de Casación de la justicia federal. Ya habíamos estado en esta instancia en diciembre de 2017 cuando el fiscal Germán Moldes apeló nuestro sobreseimiento, que habíamos conseguido en la Cámara Federal de Apelaciones.

La Cámara de Casación en su momento en 2018 decide que no había suficientes pruebas para sobreseernos pero tampoco para procesarnos. Vuelve todo a primera instancia. En esa época estaba el juez Martínez de Giorgi, después cambió y pasó a estar la jueza María Eugenia Capuchetti.

Capuchetti, en 2019 para esta fecha, definió procesarnos de nuevo y como prueba nueva pidieron que la policía científica defina si las personas que aparecíamos en las fotos y los videos éramos Juan y yo. O sea, nosotros presentamos esas fotos y esos videos,  así que no hay ninguna prueba nueva y sin embargo con eso se nos procesó.

Apelamos ese procesamiento una y otra vez y  nos sobreseyeron y para fin de año otra vez la fiscalía de Moldes volvió a apelar ese sobreseimiento y la Cámara de Apelaciones se la aceptó, pero ahora tiene que definir

Ayer presentamos un escrito, que viene a reemplazar la exposición en la cámara que iban a hacer nuestros abogados María del Carmen Verdu e Ismael Jalil,  en caso de haber una audiencia, pero como  estamos con la pandemia,  no hay audiencia directamente hay escritos. Así que la Cámara de Apelaciones tiene que definir que resuelve. Si deja firme nuestro sobreseimiento que es lo que estamos pidiendo y tenemos la expectativa de que suceda o si nos procesan y nos revocan nuestro sobreseimiento.”  

Para la RNMA y el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SIPREBA) al cual están afiliados ambos comunicadores, este es “otro intento más para criminalizar la comunicación y no podemos permitirlo. Comunicar no es delito.”

Como organización social, valoramos la importancia de la libertad de expresión y la labor de las y los trabajadores de prensa.  Nos sumamos al pedido de sobreseimiento de ambos comunicadores, que fueron criminalizados cuando demostraban la represión estatal en un contexto de protesta social.  

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS