martes 29 de septiembre de 2020 - Edición Nº971
Frente de Organizaciones en Lucha » Regionales » 24 ago 2020

panorama

Chubut: Políticos de papel y ausencia del Estado

La proliferación del coronavirus en la provincia de Chubut ha puesto de relieve la falta de capacidad y de cintura política del gobernador Mariano Arcioni hasta el último funcionario para moverse en un terreno adverso. Las incapacidades y la ausencia del estado quedan de manifiesto en esta coyuntura.


Por:
FOL Chubut

La quebrada provincia se ha vuelto más dependiente del gobierno nacional que nunca, sus intentos de dibujar un gobierno presente gira entorno a la intervención de la fuerza pública sobre la pequeña delincuencia. Los abusos de autoridad y excesivo uso de la fuerza ya se han vuelto carne en denuncias concretas hacia la policía. El debilitado gobierno de Mariano Arcioni agoniza, y sus apariciones mediáticas o en el espacio publico solo generan rechazo.

Los empleados estatales hace dos meses no cobran, en tanto los trabajadores de salud que fueron declarados como prioritarios en sus funciones por el propio cuasigobernador Arcioni a través de un decreto de necesidad y urgencia tienen que llegar al límite y manifestarse con retención de servicios para percibir su sueldo.

El anuncio de un programa económico de recuperación de la economía a través del reintegro por Puertos Patagónicos y el anuncio de un tren transpatagonico fueron tan pocos serios como cada palabra que vomita el escuálido gobernador. Al parecer refritar discursos o reconfigurarlos al nuevo escenario que atraviesa la provincia continúan siendo la respuesta cuando la ecuación no cierra.

Al doble discurso y la demagogia de papel se la lleva puesta la realidad y eso es algo que parece no entender el mandatario provincial. La crisis económica y política que atraviesa la provincia pone de manifiesto que el modelo que han pregonado llegó a su fin, se agotó o necesita reconfigurarse en el nuevo esquema que se presenta.

Ante este contexto, Chubut solo espera que la pandemia pase y vengan tiempos mejores ya que nada hace para alentar inversiones o activar su aparato productivo. Con 575 casos positivos, las únicas acciones del ausente estado provincial orbitan sobre las intervenciones del aparato represivo y los posibles buenos comentarios que genera combatir el narcomenudeo y la pequeña delincuencia, parado sobre esa delgada y frágil línea pivotean los esbirros del gobernador Mariano Arcioni. 

 

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS